"La sociedad en su conjunto y los individuos se beneficiarán de una economía circular"

Entrevista con Juan Espadas Cejas, Alcalde de Sevilla, ciudad que acoge la "Conferencia Internacional, Ahora la Economía Circular"

Juan Espadas Cejas, Alcalde de Sevilla (Foto: Twitter)


1050


¿Sevilla y la Economía Circular son una buena conjugación?

Me encantaría decir que no es solo buena, sino magnífica. Pero el de la economía circular es un modelo que aún hay que trabajar muchísimo y sobre el que concienciar a la ciudadanía sevillana, y por supuesto al conjunto de las administraciones públicas, sobre su importancia, su necesidad e incluso urgencia. El modelo económico actual está basado en una producción que nace para morir y en un consumismo puro y duro que no podrá sostenerse en el tiempo. Es insostenible. En Sevilla, su Pleno municipal aprobó y mandató hacer todo lo posible para impulsar la economía circular al adherirse Sevilla al ‘Llamamiento a las Ciudades a favor de la Economía Circular’, junto con ciudades como Ámsterdam, Bruselas, Lisboa, Londres, Milán o Roma.

Al adherirse a la Red de Ciudades a favor de la Economía Circular ¿qué iniciativas van llevar a cabo para fomentar e impulsar este nuevo concepto económico en su ciudad?

Como usted comenta, en efecto, implica un desarrollo económico. La economía circular es más respeto al medio ambiente y más sostenibilidad, por supuesto, pero también es una oportunidad económica y laboral. La sociedad en su conjunto y los individuos se beneficiarán de una economía circular. Se ofrecerán nuevas oportunidades para comprar servicios en lugar de productos y poner a los consumidores sevillanos en condiciones de tomar decisiones relacionadas con el consumo informado y responsable, entre otras muchas iniciativas. Por lo pronto, Sevilla quiere situarse en este debate europeo sobre la economía circular. Los próximos 16 y 17 de marzo celebraremos unas jornadas en la capital sobre ese tema para analizar experiencias en otras ciudades europeas y con técnicos de la Comisión Europea. Y son las primeras jornadas de este tipo que se celebran en España. Después, trataremos de impregnar el concepto de la economía circular en todas las áreas del Ayuntamiento hispalense y en el diseño de la estrategia RIS3 de la capital y su área metropolitana. En las distintas convocatorias de fondos europeos a las que nos estamos presentando, la economía circular comienza a ser una seña de identidad, y dentro del pliego de cláusulas sociales, que condicionará la contratación pública del Ayuntamiento y de sus empresas y organismos autónomos, será un elemento al evaluar las ofertas presentadas, contribuyendo al respeto al medio ambiente puesto que se valorará la minimización de residuos y la valoración de los mismos.

En la Conferencia de Sevilla se tomará el pulso a Europa y España sobre el grado de cumplimiento de la economía circular. Las conclusiones de la Conferencia Internacional Ahora la Economía Circular ¿será la herramienta imprescindible para ponerse al día en este proceso?

Sinceramente, creo que sí. Los patrones económicos y de consumo en la Unión Europea se basan actualmente en un modelo que, reitero, no es ambientalmente sostenible, y tenemos que tomar conciencia ya. Una transición industrial hacia un sistema económico que funcione bien donde los materiales son de origen sostenible, reutilizados y reciclados con el fin de limitar la cantidad de entrada de materias primas vírgenes del ciclo y alargar la vida de los productos es esencial. Ésta es una cuestión que implica a las administraciones públicas, por supuesto, pero también a las empresas, que tendrán que responder a una creciente escasez de recursos naturales. E, insisto, Sevilla quiere ser una referencia.

Usted hoy es alcalde de Sevilla pero ha desarrollado una buena parte de su carrera tocando de alguna forma las políticas ambientales. ¿Se necesita una sensibilización especial para que los temas ambientales tengan el protagonismo que se merecen dentro de las corporaciones municipales?

Qué duda cabe de que uno traslada a la acción política su experiencia y, como usted dice, la sensibilidad, y en mi caso la medioambiental forma parte de mi propio ser y, además, creo firmemente en ella. Pero ante todo, lo que hay es que tener conciencia colectiva del problema que se nos viene y de las oportunidades que surgen si lo afrontamos desde ya. ¿Cómo? Con la suma de conductas individuales y de estrategias políticas de las administraciones públicas a nivel de Estado, de comunidades, de provincias y de municipios que, ahora sí y definitivamente, fuercen al mercado a ofrecer productos y servicios más respetuosos con el medio ambiente. Y sí, la revolución ha de partir de las corporaciones locales, desde lo local.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.