La Universidad de Sevilla apuesta por los biocombustibles del futuro

El proyecto NICER BIOFUELS recibe 900.000 euros para el desarrollo de tecnologías pioneras en la conversión de residuos en biocombustibles para el transporte pesado


976

Investigadores de la Universidad de Sevilla participan, junto con representantes de la Universidad de Zaragoza y la multinacional Urbaser, en el proyecto NICER-BIOFUELS, que pretende dar un paso más en el uso de los biocombustibles. En concreto, este proyecto aborda la producción de biocombustibles sostenibles para el transporte.

El objetivo es desarrollar biocombustibles a través de la intensificación de los procesos involucrados en la producción de los mismos.  Se busca generar escenarios flexibles con el doble objetivo de disminuir los costes de producción y a su vez permitir la utilización de materias primas lo más variadas posible.

El proyecto ha sido financiado por el programa RETOS-COLABORACION PUBLICO-PRIVADA del Ministerio de Ciencia e Innovación con fondos europeos bajo el marco Next Generation Europe. Los profesores Jose Antonio Odriozola y Tomas Ramírez Reina, del departamento de Química Inorgánica de la US, lideran las tareas del equipo sevillano que se centran en el diseño de catalizadores heterogéneos avanzados con alta selectividad a hidrocarburos de alta densidad energética para el transporte.

Su trabajo se enmarca en el contexto de la economía circular y el desarrollo de combustibles sostenibles que permitan descarbonizar el transporte y avanzar hacia una sociedad libre de emisiones. Según sus responsables, “NICER-BIOFUELS representa un paso adelante para combatir el cambio climático combinando ciencia fundamental e ingeniería aplicada”.

Jose Antonio Odriozola es catedrático en el departamento de Química Inorgánica. Por su parte, Tomas Ramírez Reina es investigador del mismo departamento a través de una ayuda Ramón y Cajal, concedida por el Ministerio de Ciencia e Innovación.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA