Los 5 beneficios de la transformación digital para las empresas gestoras de agua

La pandemia ha puesto de relieve que la digitalización no es una opción


976

La pandemia actual ha demostrado que las soluciones digitales no son algo opcional, sino que resultan imprescindibles para los servicios de agua en todo el mundo.

Ahora más que nunca es necesario controlar y gestionar los activos de forma remota, optimizar los costes operativos frente a sucesos inesperados, enfrentarse con éxito a situaciones de emergencia, racionalizar los recursos y administrar eficientemente los trabajos en campo. Para que todo esto suceda, la ciberseguridad debe ser un componente inherente del proceso de cambio.

A medida que crezca la necesidad de conectividad, y las empresas gestoras de agua se sientan más cómodas con la tecnología, se alcanzarán mayores niveles de digitalización. El siguiente listado incluye los principales beneficios de la transformación digital que ya estamos viendo en la actualidad, y que seguirán afianzándose en el futuro.

 

1- Los datos se transforman en información procesable

La evolución de los contadores de agua, en relación a sus capacidades de adquisición de datos y sistemas de comunicación, ha dado lugar a flujos de información sin precedentes, que los gestores de las empresas de agua pueden utilizar para tomar decisiones críticas de manera proactiva. Sin embargo, hoy en día estas organizaciones solo analizan, de media, alrededor del 10 por ciento de los datos que recogen (Foro CIO 2015).

Cuando se utilizan adecuadamente, las infraestructuras de tipo AMI pueden ayudar a las empresas a acelerar su transformación digital. La adquisición de datos es solo el primer paso, ya que después es necesario que los flujos de datos se transformen en información accionable a través de potentes motores analíticos, permitiendo a los usuarios finales entender y actuar rápidamente. Esto significa que es imprescindible romper los silos de información para construir organizaciones centradas en los datos y caracterizadas por su transparencia e interoperabilidad. Según Jaime Barba, CEO Idrica y experto mundial en smart water, "los datos no significan nada si no es posible convertirlos en información".

 

2- Es posible tomar mejores decisiones para construir un futuro resiliente

A medida que los comportamientos de los consumidores cambian y el cambio climático se acelera existe una creciente necesidad de planificación a largo plazo, pero también de tomar decisiones acertadas y orientadas en el corto plazo.

Los servicios de agua deben ser cada vez más resilientes, anticipándose a los impactos y desarrollando planes de adaptación. Para construir un futuro sostenible es necesario no solo tener la infraestructura adecuada, sino también controlar de antemano lo que va a suceder y por qué.

En este contexto, los gemelos digitales abren un nuevo paradigma para la gestión de las redes de suministro y distribución de agua. Al combinar los modelos de simulación con métodos de inteligencia artificial, facilitan el trabajo a distancia y mejoran la capacidad de anticipación frente a los problemas, incluso en situaciones de emergencia, así como la adopción de medidas para evitar o reducir al mínimo sus consecuencias.

Los gemelos digitales son un instrumento valioso para los planes de contingencia y sirven también como sistema de formación para operadores, quienes pueden enfrentarse a escenarios simulados en la sala de control utilizando datos históricos. Todas estas funcionalidades son vitales en un momento en el que los desplazamientos están restringidos, ya que ayudan a evitar averías o interrupciones del servicio.

 

3- Las empresas pueden avanzar hacia un enfoque centrado en el cliente

El logro del sexto Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU, relativo al acceso universal al agua potable y el saneamiento para el 2030, exige que los recursos hídricos se suministren de manera sostenible, conectando con los clientes y respondiendo a sus necesidades.

Gracias a las innovaciones tecnológicas relacionadas con los contadores de agua, las empresas gestoras de agua pueden ser proactivas en la gestión de los clientes. Las tecnologías IoT, como habilitadoras de la transformación en numerosas empresas, proporcionan una información granular sobre los clientes y abren la puerta a ofrecer servicios de valor añadido, al mismo tiempo que se reducen las quejas y se ayuda a los clientes industriales a optimizar el consumo de agua en sus procesos.

Los beneficios de la transformación digital incluyen una mayor transparencia en la relación con los ciudadanos, las empresas y las instituciones. Estos son ya agentes clave para la gestión de un recurso cada vez más escaso, requiriendo su participación directa.

 

4- Beneficios de la transformación digital: un mayor ROI

La digitalización de la gestión de los recursos hídricos supone un ahorro tanto a nivel operativo como de inversión. Al automatizar procesos previamente manuales, el nuevo enfoque genera mayores eficiencias a un menor coste en las organizaciones.

Cualquier empresa de servicios de agua, independientemente de la fase de transformación digital en la que se encuentre, puede incrementar el rendimiento de su inversión y aprovechar al máximo las estructuras tecnológicas existentes, gracias a la aplicación de soluciones tecnológicas.

Los ahorros logrados pueden ser la base de nuevas inversiones en digitalización, haciendo sostenible el proceso.

 

5- La transformación digital puede ayudar en la lucha contra el Covid-19

Además de asegurar el suministro de agua, es también fundamental que el sector contribuya a la resolución de esta pandemia.

La detección temprana del coronavirus en las aguas residuales facilita la toma de decisiones, cruzando la concentración en tiempo real del virus SARS-CoV-2 en las aguas residuales con datos sanitarios, demográficos y socioeconómicos. De esta manera, las autoridades sanitarias pueden tomar decisiones para prevenir brotes en las ciudades.

 

El primer paso: vencer la resistencia al cambio

En el camino hacia los beneficios de la transformación digital, uno de los principales desafíos es superar la resistencia al cambio en las organizaciones. Para que este proceso tenga éxito es fundamental que los ejecutivos tengan una visión clara, o bien que se incorporen embajadores con un claro compromiso de cambiar el sistema.

Las personas son uno de los elementos más importantes para lograr el éxito. El cambio generacional dentro del sector del agua significa que nuevos talentos se están incorporando a las compañías. Combinando lo mejor de todas las generaciones es posible avanzar hacia formas de trabajo colaborativas e interdisciplinarias, y acelerar el cambio que ya ha comenzado.

La actual pandemia mundial ha hecho que la transformación digital sea una necesidad para el sector del agua. Construyamos juntos un futuro basado en la resiliencia.

RRSS
Archivado en:
Agua, Entidades, España
Tags
Idrica


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA