Saint-Gobain PAM investiga las mejores composiciones y dotaciones para revestimientos

El trabajo de innovación e investigación de diversas empresas concluye que una aleación de zinc y aluminio podrían aumentar la resistencia a la corrosión o la vida útil


360

A lo largo de los años las tuberías de fundición han experimentado una evolución de los distintos revestimientos, tanto externos como internos, que han ido abriendo el campo de aplicación de estas canalizaciones. En el escenario presente pueden realizarse instalaciones con dichas canalizaciones en cualquier ambiente y para transportar cualquier efluente.

El trabajo de innovación e investigación de diversas empresas, entre las que se sitúa Saint-Gobain PAM, ha permitido concluir las composiciones y dotaciones más favorables para tales revestimientos, concluyéndose que una aleación de zinc y aluminio, con dotaciones de un 85% de zinc y un 15% de aluminio, podrían aumentar la resistencia a la corrosión o la vida útil de los tubos en hasta tres veces frente a los valores alcanzados por las tuberías de zinc.

 

Revestimientos externos para las tuberías de fundición dúctil

La mayoría de revestimientos externos utilizados son de naturaleza metálica y con características activas, si bien existen otro tipo de soluciones especiales, y de naturaleza pasiva, que utilizan diversos materiales para realizar las labores de protección de la tubería.

 

Revestimiento de zinc

Conformada por una dotación de este metal sobre la superficie externa del tubo. El zinc como metal, posee una electronegatividad mayor que la de la fundición, por lo que la migración de iones del mismo hacia materiales en el entorno es más fácil que en este último. Lo que se consigue con su aplicación como revestimiento es forzar la oxidación del mismo, evitando la corrosión y degradación de las paredes de fundición que conforma el tubo. Este tipo de protección posee dos ventajas:

Capacidad de auto-cicatrización. El revestimiento de zinc, como revestimiento activo, interacciona no solo con el medio sino también con las partes del mismo en las que la aplicación del revestimiento haya podido ser dañada. Las sales de zinc, resultado de la oxidación de este producto, son un compuesto de una estabilidad muy elevada, difícilmente degradable y que adheridas a la superficie exterior del tubo generan una película a modo de revestimiento pasivo, retrasando, aún más, la interacción suelo terreno.

Si bien este revestimiento, es identificado por muchos como el revestimiento tradicional de las tuberías de fundición dúctil, cabe destacar que se trata del revestimiento que menores prestaciones ofrece a la tubería de fundición dúctil, siendo por ello el más limitante en cuanto a disposición de este tipo de canalizaciones en diferentes suelos o ambientes de instalación.

 

Revestimiento de zinc- aluminio

La norma UNE EN 545:2011 establece la posibilidad de disponer de revestimientos metálicos conformados por aleaciones de zinc junto a aluminio y otros metales, considerando que dichas aleaciones pueden suponer una mejora en el revestimiento.

Se trata de un punto que responde a las diferentes innovaciones que han desarrollado los distintos fabricantes de tubería de fundición dúctil, resultando las aleaciones de zinc con el aluminio como las que mayores prestaciones aportan frente a procesos corrosivos, lo que implica un aumento de la vida útil, para instalaciones bajo las mismas de condiciones de instalación que tuberías con revestimiento de zinc, o en un aumento de la tipología de suelos donde dichas tuberías podrían instalarse, sin mermar por ello su vida útil.

La existencia de este segundo metal, el aluminio, implica que el proceso de oxidación del zinc se vea retrasado en detrimento de la oxidación del propio aluminio, aumentando con ello la vida útil del revestimiento y por ende de la tubería.

Los revestimientos conformados por aleaciones de zinc aluminio mantienen las propiedades de auto-cicatrización sobre aquellas zonas que puedan presentar una disminución de la presencia de revestimiento. Las dotaciones utilizadas para estos revestimientos suelen ser superiores a las utilizadas para las dispuestas para el revestimiento de zinc y, requiriendo la norma de producto, UNE EN 545:2011, una dotación de 400gr/m2 que garantiza la totalidad de prestaciones del revestimiento.

El revestimiento exterior conformado por aleación de zinc aluminio es de por si un revestimiento completo y no requiere de complementos para realizar su acción, tan solo deben, según la norma de producto, aplicarse con una capa de acabado.

 

Revestimiento de zinc- aluminio - cobre

El metal que más aplicación ha tenido en su unión a la aleación zinc-aluminio es el cobre. El cobre pose propiedades bactericidas lo que ha hecho que haya sido un material ampliamente utilizado para conformar conducciones de aguas sanitarias y domésticas.

Las capacidades bactericidas que el cobre aporta al revestimiento externo dotan a las tuberías que utilicen tal revestimiento de hacer frente a procesos corrosivos bacterianos que puede producirse en suelos contaminados o turbosos.

Este es el revestimiento metálico seleccionado por Saint-Gobain PAM España para aplicar a todos sus productos, optando así por el revestimiento de esta naturaleza que aporta mayores prestaciones de todos los existentes.

 

Capas de acabado

La capa de acabado tiene por finalidad preservar al propio revestimiento metálico durante las labores de transporte, instalación y manipulación de la tubería. Además, mediante la aplicación de color, la capa de acabado sirve también para identificar los usos de las tuberías, siendo el más común de los códigos el siguiente: Azul o negro para agua potable o bruta, Morado para aguas reutilizadas, Verde para aguas de riego y Rojo para aguas residuales

La naturaleza de tales capas de acabado viene definida por la norma de producto UNE EN 545:2011. De esta forma, la norma establece que dicha capa debe ser de un producto bituminoso o resina sintética, que presente una uniformidad y un espesor medio no inferior a 70micras y mínimo local no inferior a 50micras.

En los últimos años y motivados por un afán de mejora de aspectos sanitarios y medioambientales, se han desarrollado capas de acabados que están libres de compuestos orgánicos volátiles (COVs) y el Bisphenol

Es el caso de Saint-Gobain PAM, que solo utiliza una capa de acabado monocomponente en fase acuosa (AQUACOAT) sobre todos sus tubos, eliminando así la presencia de estos elementos. Esta capa de acabado, unida al revestimiento de aleación zinc-aluminio-cobre, supone el conjunto completo de revestimiento externo denominado BioZinalium por Saint-Gobain PAM España y aplicado en todos sus productos.

Revestimientos especiales

Revestimientos pasivos cuya función será aislar a la pared de fundición de cualquier contacto con el entorno. Con estas premisas existen en la actualidad tres tipos de revestimientos:

Revestimientos exteriores mediante capa de poliuretano. Este revestimiento está sujeto a lo dispuesto en la norma EN 15189 y basa su funcionamiento en la aplicación de una capa de poliuretano con espesores que varían entre las 700 micras y las 900 micras en función del diámetro.
Revestimientos exteriores conformados por una capa de polietileno.

El polietileno extruido sobre la superficie exterior del tubo se presenta también como una capa aislante que evita los efectos corrosivos de los suelos, se redobla con ella la protección de la tubería, dado que dicha capa de revestimiento se aplica sobre una capa de revestimiento tradicional de zinc. Este revestimiento debe aplicarse y ensayarse según lo dispuesto en la norma EN 15189, con unos espesores que varían entre los 1,8 y 2,8mm según el diámetro.

La naturaleza polimérica de estos revestimientos especiales hace que ambos puedan utilizarse también como protección frente a las corrientes eléctricas vagabundas.

 

Revestimiento exterior a base de mortero de cemento

Este tipo de revestimiento se aplica también sobre revestimientos metálicos, utilizando para garantizar la adherencia del mortero una capa de imprimación sobre el tubo que tiene además la función de capa de acabado para el revestimiento metálico y de humectación para el mortero. Dicho revestimiento posee las mayores capacidades frente a procesos de abrasión por lo que tiene una aplicación muy extendida en instalaciones sin zanja.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA