Transformación digital: datos y personas en el centro del cambio

Alejandro Beivide, director de Automatización & Control de ACCIONA Agua


1070

13/03/2019
Fuente:

Por Alejandro Beivide, director de Automatización & Control de ACCIONA Agua


 

En la actualidad las compañías de servicios y gestión de recursos e infraestructuras hídricas están sometidas a un conjunto de vientos de cambio. Estas tendencias, están asociadas a la demanda empresarial de convertir las empresas en Industrias 4.0. No es una moda asociada al sector, sino que toda la industria, y la sociedad en general, esta teniendo una deriva progresiva hacia la aceptación de las nuevas tecnologías en su día a día y en sus operaciones. Esto genera un cambio en la metodología y organización del trabajo dentro de las corporaciones empresariales, ya que los nuevos avances tecnológicos tendrán que formar parte de nuestra vida laboral y operativa.

Es por tanto la digitalización una acción de cambio continua. No es algo radical, es simplemente algo que ocurre. Empezó hace mucho tiempo, pero quizás por el avance exponencial de algunos de los principales detonantes tecnológicos haya cobrado más importancia ahora. Lo que es impactante en nuestras vidas es que ahora si que nos atañe directamente en la actividad y desempeño laboral. Hasta hace nada de tiempo, los avances tecnológicos, principalmente habían afectado a nuestra vida como individuos en la sociedad del día a día, pero ahora eso incluye nuestro puesto laboral.

En el sector del Agua coge fuerza la idea de poner en el centro el valor del dato. Generar información de valor a través de datos operativos y de trabajo. Ahí radica un modelo transformador de entendimiento y gestión del trabajo. La creación de información a través de los datos, hace que evolucionen los modelos de gestión y explotación de servicios, el diseño y ejecución de proyectos y la innovación sobre los diseños y procesos productivos.

Ser más productivos, optimizar los recursos, conectividad de sistemas y personas son algunos de los objetivos finales en toda propuesta de transformación digital. Pero para alcanzar estas mejoras son necesarios adoptar nuevas políticas y conceptos tecnológicos que facilitarán alcanzar las metas propuestas. Estamos entonces ante un camino que deberá sortear unos retos digitales o tecnológicos. 

Transformación de las personas

El mayor reto al que se puede enfrentar el sector, es la transformación digital de las personas. Transformar un individuo laboral en un miembro más de la comunidad digital supone superar barreras de edad, formativas, de comprensión abstracta y sobretodo de interés para salvar el miedo al cambio. La zona de confort de desempeño laboral se estrecha ante la necesidad de adoptar nuevas tecnologías y metodologías basadas en el uso intensivo de nuevas herramientas de software y entornos de trabajo colaborativo. 

Atracción o creación de talento digital

El talento digital existe, pero quizás el sector no haya sido demandante de este tipo de capacidades y conocimientos. Es ahora, cuando su necesidad se hace imperiosa dada la cantidad de herramientas y soluciones de software basadas directamente en la programación de sistemas y conocimiento en materias de ciencias no arraigadas en el sector como las matemáticas, telecomunicaciones, electrónica y programación. La nueva figura del Analista o Científico de datos se hace muy necesaria en la creación de equipos basados en la explotación de informaciones y creación de valor desde la experiencia almacenada en bases de datos y sistemas que deberán converger en sistemas de gestión de información y análisis combinados.

Gestión de las infraestructuras de datos y creación de información de valor

El BIG DATA como gran almacén de datos a transformar en informaciones de valor se hace vital para la transformación digital. Si hace unos años se hablaba de almacenar, juntar, agregar, ahora es cuando toda esa información se puede tratar de manera conjunta y sacar el máximo provecho de todas las capacidades de computación, análisis y almacenaje de los sistemas actuales. Junto al reto de enfrentarse a los datos desde su almacenamiento existe la posibilidad de la gestión en la Nube. Todas las capacidades y posibilidades aumentan de manera exponencial con su uso, y es aquí donde el cambio es sustancial. Enfrentarse a los retos digitales de la nube, supone un aumento progresivo del rendimiento en parámetro de cambio. 

Ciberseguridad

Es uno de los retos más preocupantes para cualquier compañía en términos de seguridad de las infraestructuras informáticas y de operaciones. Es sin duda básico para cualquier intento de desarrollo tecnológico tener bien planteadas las políticas internas de ciberseguridad a la vez que el planteamiento y diseño de las infraestructuras de control y seguridad cibernética. Si la era de la tecnología es la de la conectividad total, se incrementan los riesgos de accesos o ataques a las corporaciones. Por esto, es por lo que la ciberseguridad ha de ser fundamental y prioritario en cualquier planteamiento de mejora digital.

Apoyo vertical desde las estructuras jerárquicas de las compañías

El apoyo vertical desde la dirección general y los ámbitos de decisión se hace muy necesario en la búsqueda de una transformación del personal y de la propia metodología de operaciones internas. Es la demanda imperiosa la que, ya sea vía motivación de equipos o vía imposición operativa creará una nueva dinámica de actividades, procedimientos o de objetivos en el personal y estructura laboral. Si los vientos de cambio digitales vienen avalados por una apuesta firme de la dirección general y los responsables jerárquicos, esta tendencia irá calando en los equipos de trabajo y hará más sencilla y menos traumática la adaptación a las nuevas metodologías y necesidades.

Si estos pueden ser algunos de los principales retos a los que se enfrenta el sector hay muchos más que surgen, surgirán y que adoptaremos como normales en breve espacio de tiempo. El sector evoluciona y con él algunos de los modelos de negocio. Quizás estemos cambiando el sector de manera radical simplemente con la aceptación de los retos tecnológicos. Si el sector cambia, y las personas también, puede que el futuro cercano sea un cúmulo de nuevos retos, que esta vez seguro, afrontaremos de manera más cercana, amigable y con confianza.


Artículo publicado en el número 212 Enero/Febrero 2019 de RETEMA

Tags: ACCIONA Agua.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.