2.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable

Fundación Aquae radiografía la actualidad del agua con motivo del Día Mundial del Agua 2018


1161

21/03/2018

Mañana se celebra el Día Mundial del Agua 2018 bajo el lema ‘Naturaleza para el Agua’, una efeméride que Fundación Aquae aprovecha para poner el foco en unas cifras que constatan que todavía queda mucho trabajo por hacer para conseguir cumplir el Objetivo 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU: agua potable universal, equitativa y a un precio asequible en 2030.

«Actualmente, nos enfrentamos a un doble reto que tiene que ver, por un lado, con la sequía y el estrés hídrico y, por otro lado, con la falta de agua potable en otras regiones del mundo, donde el agua no siempre escasea, pero las condiciones para su consumo no son óptimas», explica Mariola Urrea, presidenta del Consejo de Estrategia y Supervisión de Fundación Aquae.

Mientras que en países como España consumimos una media de 132 litros diarios por habitante, más de 3,4 millones de personas mueren cada año por enfermedades relacionadas con el agua, como el cólera, el paludismo, la disentería o enfermedades diarreicas. Como subraya, Mariola Urrea, «Si nos fijamos en los más pequeños, el dato es dramático: alrededor de mil niños, menores de 5 años, mueren diariamente por algo tan intrascendente para nosotros como la diarrea».

En todo el mundo, alrededor de 2.100 millones de personas (3 de cada 10) carecen de acceso a agua potable y disponible en el hogar y 4.500 millones de personas (6 de cada 10) no disponen de un saneamiento seguro, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF.

De los 2.100 millones de personas que no disponen de agua gestionada de forma segura, 844 millones no tienen ni siquiera un servicio básico de agua potable. Esto incluye a 159 millones que todavía beben agua no tratada procedente de fuentes de agua de superficie, como arroyos o lagos; y a 263 millones de personas que tienen que emplear más de 30 minutos por viaje para recoger agua de fuentes que se encuentran lejos de su hogar, lo que implica que muchos menores no puedan ir a la escuela.

El hecho de desplazarse varios kilómetros para conseguir agua potable supone cargas adicionales para las mujeres y niñas de muchos países, que sufren acoso e incluso violaciones en el camino o cuando hacen sus necesidades al aire libre. «Muchas contraen infecciones de vejiga y riñones por retener la orina durante horas al no disponer de una infraestructura de saneamiento adecuada y por utilizar agua contaminada para su higiene personal», nos recuerda la presidenta del Consejo de Estrategia y Supervisión de Fundación Aquae.

Nuestro reto: contribuir al Objetivo 6 de los ODS

«Todos nuestros proyectos y actividades están alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), establecidos por Naciones Unidas en 2015, y que marcan la Agenda de Desarrollo para 2015-2030, y, desde luego, estamos 100% comprometidos con el cumplimiento del Objetivo número 6», subraya Urrea.

La contribución de Fundación Aquae a la consecución del Objetivo 6 (garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y saneamiento para todos) se materializa en proyectos como ‘Agua para la Amazonía peruana’, la Cátedra Aquae Economía del Agua o las Becas Aquae de Máster y Posgrado de la Escuela del Agua.

Tras cuatro años de colaboración entre Fundación Aquae y UNICEF, un millar de niños y medio centenar de familias disponen, por primera vez, de letrinas (ecológicas y en altura para asegurar su resistencia durante la época de lluvias y de crecida de los ríos). ‘Agua para la Amazonía peruana’ ya ha contribuido a mejorar considerablemente las condiciones de vida de 5.000 familias de 15 comunidades rurales en un país como Perú, donde solo el 65% de la población rural tiene acceso a agua potable; el 37%, a instalaciones de saneamiento mejoradas y únicamente el 10% de los niños y niñas indígenas de 3 a 5 años dispone de servicios de saneamiento adecuados.

La respuesta está en la Naturaleza

El lema de la ONU para el Día Mundial del Agua 2018 es ‘Naturaleza para el Agua’, que pretende llamar la atención en torno a la necesidad de buscar y aplicar soluciones basadas en la Naturaleza que ayuden, de forma sostenible y rentable, a reequilibrar el ciclo del agua, mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la salud humana y los medios de subsistencia. La restauración de bosques, praderas y humedales naturales, la reconexión de los ríos con las llanuras inundables o la creación de franjas de protección vegetal a lo largo de los cursos de agua son ejemplos de soluciones basadas en la Naturaleza que facilitan la gestión de la disponibilidad y la calidad del agua.

Fundación Aquae apoya diferentes iniciativas en este sentido. Un ejemplo: ‘Sembrando O2’, un proyecto que se basa en la plantación de árboles en zonas que han sufrido un incendio o que sufren pérdida de masa forestal y la consecuente sequía. ‘Sembrando O2’ ya ha realizado actuaciones de restauración y repoblación en diferentes municipios de Valladolid, Alicante y Zamora. «22 árboles suplen la demanda de oxígeno de una persona al día pero, además, restaurar zonas forestales incendiadas es ganarle la lucha a la desertización y al cambio climático», explica Mariola Urrea.

El Día Mundial del Agua, que se celebra desde 1993, está coordinado por UN-Water, mecanismo de colaboración de la ONU para temas relacionados con el agua potable en el que participan gobiernos y otras entidades. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA