ACCIONA aplica una innovadora técnica para reparar tuberías minimizando los cortes de agua y tráfico

El sistema se ha aplicado en un tramo de la red de agua y saneamiento de la Comunidad de Madrid


276


ACCIONA, dentro de las actuaciones de rehabilitación y renovación en la red de abastecimiento y saneamiento del Canal de Isabel II en Madrid, ha llevado a cabo la reparación de la Arteria Principal del Este -una de las principales tuberías de distribución de agua para el abastecimiento de la ciudad- con un innovador sistema que consiste en la construcción in situ de una nueva tubería de fibra de carbono dentro de la antigua canalización.

Esta técnica permite acometer la renovación del sistema de abastecimiento de agua sin necesidad de ningún tipo de obras civiles como la  apertura de zanjas, con la consiguiente reducción de las interferencias en la circulación viaria y de otras molestias como ruidos o vapores de los trabajos convencionales de corte y soldadura.

Además este sistema también reduce los cortes en el suministro de agua, ya que el tiempo de ejecución de las labores de renovación de las tuberías se reduce un 50%. El impacto medioambiental de esta solución es igualmente menor, puesto que se evita el uso de maquinaria pesada.

Desde el punto de vista técnico y funcional, la tubería de fibra de carbono posee mejores propiedades mecánicas que las tradicionales (resistencia a la presión, durabilidad…) y su vida útil se estima en más de 40 años.

Mantenimiento preventivo

ACCIONA se ocupa del de la rehabilitación y reparación de la red de abastecimiento y aguas regeneradas de Canal de Isabel segunda en las localidades de Alcobendas, San Sebastian de los Reyes, Tres Cantos, San Agustín de Guadalix y Madrid capital en el área comprendida entre la A2 (Carretera de Barcelona) y la A6 (Carretera de La Coruña).

En concreto esta actuación forma parte de las tareas de mantenimiento preventivo que lleva a cabo la compañía. Así, como resultado de la inspección interior de la Arteria Principal Este se detectaron una serie de anomalías que afectaban a su estado estructural y que –aunque aún no habían generado problema en su funcionamiento- debían ser subsanadas para evitar posibles fallos o roturas.

En total, se seleccionaron 9 tramos discontinuos en los que el estado de las armaduras indicaba que podían ser susceptibles de rotura. En total se han renovado 76 metros. La tubería resultante tiene las características necesarias para aguantar las presiones de servicio y cargas a las que va a ser sometida por sí sola, ya que la antigua canalización, aunque no se retirará, solo se utilizará como encofrado perdido, sin aportar capacidades resistentes.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.