Baleares reduce un 24% la generación de residuos durante el año 2020

Los principales retos en materia de gestión de residuos se localizan en la recogida del textil, la preparación para reutilización de residuos y el desperdicio alimentario


167

El consejero de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir y el director general de Residuos y Educación Ambiental, Sebastià Sansó, han presentado, este martes, la segunda edición del informe "Análisis del sistema de gestión de los residuos municipales en las Islas Baleares" , correspondiente al año 2020. La presentación del documento se enmarca en las actividades organizadas por la Consejería de Medio Ambiente y Territorio con motivo de la Semana europea de Prevención de Residuos.

El autor del informe, Pau Villallonga, ha destacado, entre las principales conclusiones, que el volumen de residuos generados en las Islas Baleares en 2020 fue de 595.392 toneladas, un 24% menos que en 2019. Esta cifra equivale a una media de 463 kilos por habitante, un 11% menos que el año anterior.

Por islas, Mallorca, con una producción de 437.735 toneladas anuales y 445 Kg per cápita, en 2020 generó el 73% de los RM de las Islas Baleares y disminuyó su generación en un 24% respecto al año anterior. Le siguieron Ibiza, con una producción de 104.680 toneladas anuales y 600 Kg per cápita (18% de los RM y una reducción del 27%), Menorca con una producción de 45.415 toneladas anuales y 407 Kg per cápita (7% de los RM y una reducción del 20%) y Formentera con una producción de 7.559 toneladas anuales y 430 Kg per cápita (1% de los RM y una reducción del 21%)

De esta forma, el archipiélago alcanza los objetivos de reducción de residuos generados que establece la Ley 8/2019 de Residuos y Suelos Contaminados aunque, como ha señalado Mir, «hay que tener en cuenta que en 2020 estuvo marcado por los efectos de la COVID». Con todo, el conseller destacó que las cifras de 2020 consolidan la tendencia reduccionista que inició en 2019.

La distribución en la generación per cápita fue bastante homogénea en los municipios de las Islas Baleares, salvo algunos municipios costeros que sobrepasaron los 600 Kg por persona y año mientras que en algunos municipios del interior de Mallorca la generación fue inferior a los 300 Kg por persona y año. «Queda patente la influencia de los efectos derivados de una mayor presión humana, causada principalmente por el turismo que recibimos. Como instituciones y agentes sociales, debemos impulsar las medidas necesarias para que esta generación siga la línea marcada en 2020 y lo que se produzca se recicle», ha añadido Mir.

Por otro lado, el estudio señala que se han alcanzado otros objetivos de la Ley 8/2019, como llegar a un mínimo del 50% en la valorización material de las fracciones de vidrio, papel-cartón y metales. En cambio, todavía está lejos de alcanzar el objetivo en las fracciones plástico, materia orgánica, textil y madera.

Sansó ha destacado, en este sentido, que el estudio señala que sólo se recoge de forma selectiva el 6 por ciento del textil. Un reto que, tal y como ha expuesto, «tenemos que afrontar para darle la vuelta a las cifras, junto con las de reutilización, si queremos ir hacia un cambio de modelo en la gestión de residuos». El director general ha explicado que la Eurorregión ha puesto en marcha un proyecto para impulsar la reutilización de este tipo de residuos.

El director general ha incidido en que el estudio señala los principales retos a alcanzar en materia de gestión de residuos. Así, ha destacado que hay que aumentar un 2,7% la preparación para la reutilización antes de 2025 y un 4,7% antes de 2030. Además, debe reducirse a la mitad el desperdicio alimentario en los hogares, comercios y restauración antes de 2030. Esto implica un ahorro de 31.858 kg de comida aprovechable o una reducción de 23 kg por persona y año.

Sansó ha señalado también que en el informe de 2021 ya se deberían notar los efectos de la construcción de la nueva planta de tratamiento mecánico biológico en el Área de Gestión de residuos de Milá (Menorca) y de las nuevas plantas de selección de residuos y de tratamiento de la materia orgánica en Ibiza, que suponen un cambio en el modelo de gestión de los residuos generados en las Islas Baleares. También ha destacado que, durante 2021, se ha dado un impulso significativo a la recogida selectiva de la materia orgánica, especialmente en la isla de Ibiza y en Palma.

RRSS
Archivado en:
Residuos, Publicaciones, Baleares
Tags


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA