Canal de Isabel II pone a prueba su resiliencia frente a contingencias en un simulacro controlado

La empresa ha simulado un apagón total de su complejo de Majadahonda, una de sus instalaciones más importantes


660

Canal de Isabel II ha realizado en la mañana del 5 de abril un simulacro a gran escala en su complejo de Majadahonda para probar su capacidad de respuesta ante una hipotética situación de crisis y emergencia en una instalación clave para el suministro de agua potable a la región.

Más de medio centenar de profesionales de la empresa pública, además de bomberos, sanitarios o policías, han participado en este ensayo que ha comprobado sobre el terreno la presidenta de Canal de Isabel II y consejera de Medio Ambiente, Vivienda y Agricultura, Paloma Martín, acompañada por el viceconsejero de Interior y director de la Agencia de Seguridad y Emergencias Madrid ASEM 112, Carlos Novillo.

Las instalaciones de Majadahonda en las que se ha llevado a cabo la actividad son de especial importancia para el abastecimiento por su interoperatividad. Además de albergar una de las mayores potabilizadoras de la región, en este complejo se ubican el Centro de Control de la compañía, una instalación a la que llegan en tiempo real más de 200.000 datos sobre el ciclo del agua, y otros servicios complementarios como el laboratorio de aguas depuradas, el laboratorio de metrología y el almacén principal.

En este caso, se ha provocado de manera ficticia un apagón eléctrico masivo, al que además se ha añadido un simulacro de ataque de virus informático que obligaba a desconectar los equipos y un incendio en una galería de servicio de la instalación.

Así pues, a lo largo de la mañana, y coordinados por un Comité de Continuidad con miembros de distintas áreas de la compañía, Canal ha activado los trabajos que han permitido el correcto funcionamiento de las instalaciones y la recuperación de todos sus servicios. Entre ellos se han movilizado sistemas alternativos de suministro eléctrico para priorizar las principales actividades como la potabilización del agua y de abastecimiento con el objetivo de garantizar el funcionamiento de las infraestructuras.  

Posteriormente, en el entorno del mismo simulacro, Canal ha realizado un apagado total, también a nivel informático, para simular un virus y su aislamiento en equipos de la instalación. Esto ha obligado a poner en marcha sistemas alternativos que han permitido continuar monitorizando la actividad, al tiempo que se procedía a contener y eliminar dicho virus.

A la par, y con el objetivo de comprobar también la coordinación con agentes de emergencia en situaciones de peligro para los empleados o la población, se ha simulado un incendio en una galería de servicio de la instalación. La Agencia de Emergencias 112 ha instalado un Puesto de Mando Avanzado desde el que el Cuerpo de Bomberos y el SUMMA han intervenido para rescatar y atender médicamente a dos empleados de la compañía que teóricamente habían quedado atrapados en un espacio confinado. También han estado presentes efectivos de la Policía Local de Majadahonda.

Finalmente, Canal ha restablecido la alimentación energética total de la instalación y la normalidad en la operación de sus conducciones: en total, y bajo las indicaciones de un Comité de Continuidad que reporta directamente a la dirección de la compañía, catorce áreas pertenecientes a las direcciones de Operaciones, de Innovación e Ingeniería, de Recursos, de la Secretaría General Técnica y de Seguridad han participado en este simulacro. Al cabo del año, la compañía realiza más de 80 ejercicios de este tipo para poner a prueba a sus efectivos ante un posible episodio de gravedad.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA