¿Cómo eliminar los malos olores y los gases contaminantes de una estación de tratamiento de aguas?

Para eliminar de manera eficaz estas emisiones, Salher diseña accesorios de desodorización específicos para depuradoras de aguas residuales


654

Los gases que producen los olores son generados en distintas etapas del tratamiento y su generación depende en gran medida de la composición de las aguas residuales y las condiciones ambientales del proceso depurativo. Uno de los principales problemas en la eliminación de olores en infraestructuras de este tipo es que las sustancias que los producen son diversas y requieren tratamientos diferentes.

Por ello, entre su catálogo de accesorios de desodorización, Salher cuenta con el equipo CARBO-VENT, que es un filtro que se encarga del tratamiento de gases contaminantes procedentes de la ventilación de depuradoras y fosas sépticas, como ácido sulfhídrico, metano y otros gases molestos.

Este filtro, que trabaja de forma continua con elevados tiempos de servicio, está relleno de distintos tipos de granulados con funciones específicas, dependiendo de cada necesidad, que cambian de coloración en función del grado de agotamiento.

El CARBO-VENT funciona desde -10ºC hasta 50ºC y su instalación se hace a la salida de la línea de ventilación en disposición vertical, horizontal o en ángulo. Además, permite conectar varios equipos en paralelo para neutralizar mayores volúmenes de sustancias contaminantes.

Recientemente, Salher ha puesto en marcha una planta de tratamiento de aguas de una industria agroalimentaria en la que se generaban altos volúmenes de gases tóxicos. Por este motivo, la instalación cuenta con el diseño e instalación de una línea de desodorización de la nave en la que se encuentra la EDAR. Esta línea cuenta con un equipo CARBO-VENT, relleno de una tonelada de carbón activado, para la adsorción química de olores.

 

Filtros CARBO-SAC

Otro de los equipos marca Salher que ofrecen mayores rendimientos en cuanto a la eliminación de olores es el CARBO-SAC. Este es un filtro para tratar gases contaminantes, como ácido sulfhídrico, mercaptanos o compuestos orgánicos volátiles (VOC´s), procedentes de depuradoras y estaciones de bombeo. Es un equipo ideal para ser instalado dentro de casetas de maquinaria.

Este filtro está diseñado para tratar de manera continua flujos de 328 hasta 768 m3/h. En su interior encontramos tres distintos tipos de granulados con funciones específicas dedicadas a obtener la más alta eficacia y duración de servicio, que pueden cambiarse en función de los gases que estén presentes.

Los ingenieros de Salher estudian en cada caso la solución más adecuada para tratar las aguas residuales urbanas e industriales y, también, los gases tóxicos y males olores generados en las plantas depuradoras, de manera que se reduzcan al máximo las posibilidades de contaminar el medioambiente.

 

Entidad
Salher

Salher

RRSS
Archivado en:
Agua, Tecnología, Internacional
Tags
Salher


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA