Cómo implementar un sistema de gestión ambiental y su beneficio para las empresas

La adopción de un Sistema de Gestión Ambiental implica comprometerse con el Medio Ambiente, identificando y minimizando cualquier impacto que las actividades empresariales puedan generar sobre el mismo


529


En febrero de 1982 se colocó en Barcelona el primer contenedor verde para reciclaje de vidrio, aunque la Ley de Envases y Residuos de Envases no se aprobó hasta abril de 1997. Actualmente, estamos más que acostumbrados a ver los contenedores de reciclaje en nuestras calles, según Ecoembes, están presentes en el 99% de los municipios españoles.

La preocupación por el medioambiente se abre paso gracias a la amplitud de información, y cada día tomamos más conciencia de que debemos cuidar nuestros ecosistemas, reducir los sistemas de contaminación y ser más sostenibles.

Las empresas y entidades no se quedan fuera de esta realidad y, desde hace un tiempo, han puesto en marcha acciones para lograr que su crecimiento y gestión sea más sostenible. De ahí que, prácticamente la totalidad de los responsables, decidan implementar Sistemas de Gestión Ambiental (SGA).

Según la RAE, podemos definir un SGA como “parte del sistema general de gestión de una organización que incluye la estructura organizativa, las actividades de planificación, las responsabilidades, las prácticas, los procedimientos, los procesos y los recursos para desarrollar, aplicar, alcanzar, revisar y mantener la política ambiental y gestionar los aspectos ambientales”. En otras palabras, son sistemas organizados de gestión en los que se incluyen una serie de modelos para incorporar la protección del Medio Ambiente a la rutina de nuestra empresa. Es una opción voluntaria, cada día más aceptada por las empresas, que se basan, casi en su mayoría, en la norma ISO 14001 para su implementación.

La Organización Internacional de Normalización (ISO) centra su tarea en conseguir estándares internacionales. Con la norma 14001 lo que se pretende es que las empresas alcancen un compromiso con el Medio Ambiente basándose en sus procedimientos.

Aunque la norma puede requerir que se modifiquen algunos de los procesos habituales de la empresa, su implantación es muy sencilla y aporta grandes beneficios, que permitirán a las entidades reforzar su imagen corporativa de responsabilidad medioambiental, reducir costes, aumentar su producción y optimizar procesos, entre otros.

De todas formas, para que un SGA sea eficaz debe trabajarse en equipo, implicándose todas las áreas de la empresa. Además es prioritario que exista un proceso unificado para conseguir las metas propuestas y que todos los miembros de la plantilla estén formados en materia medioambiental.

Los Sistemas de Gestión Ambiental que tiene sus bases en la norma ISO 14001, se compone de cinco secciones:

  • El primer paso es definir una política ambiental donde la empresa y sus empleados reafirman su implicación con el sistema y su compromiso con el Medio Ambiente.

  • Una vez se es consciente de la realizad de la empresa, se deben concretar los principios y compromisos que se van a adquirir.

  • A continuación, se pondrá en marcha el SGA, determinando las formación que se necesita y fijando responsabilidades de los diferentes encargados.

  • Pasado el tiempo prudencial que haya definido la empresa, es de suma importancia verificar los avances que se han conseguido, controlando si las pautas establecidas son las correctas.

  • El último paso es la revisión, que determinará que el proceso se realiza correctamente y que los cambios están funcionando como deben. Aunque esta revisión puede hacerla la dirección mediante una Auditoria Medioambiental, por norma general se suele encargar una empresa externa. Este último análisis concretará si es necesaria alguna otra mejora.

El éxito de un Sistema de Gestión Ambiental reside en la capacidad organizativa de la empresa y en el compromiso de toda la organización. Recuerda que la mejora del Medio Ambiente depende de todos y acciones tan simples como mantener una temperatura correcta en la oficina, apagar las luces de las zonas que no se usen y abrir los grifos solo cuando sean necesario, son pequeños pasos que nos llevan hacia la sostenibilidad medioambiental.

Si quieres aprender todas las características técnicas y legales que tienen una Auditoria Medioambiental, en Cursos Femxa tienen disponible el curso online gratuito que necesitas para ser un experto en Sistemas de Gestión Ambiental.

Puedes ampliar información en el teléfono gratuito 900 100 957 o en la web www.cursosfemxa.es/retema

Tags: Grupo Femxa.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.