¿Son culpables los supermercados del engaño sobre la crisis del plástico?

El primer ranking europeo de supermercados revela la falta de acción ante la crisis de la contaminación plástica


464

Los gigantes del comercio minorista en toda Europa son culpables de promover soluciones falsas a la crisis de la contaminación plástica y de perpetuar el doble rasero, según un nuevo informe. El primer análisis del papel que juegan los supermercados europeos en el tratamiento de la contaminación por plásticos, “¿Under wraps? Lo que los supermercados europeos no nos dicen sobre el plástico” es el resultado de la colaboración de más de 20 ONG, miembros del movimiento Break Free from Plastic, de toda Europa.

El ranking especialmente diseñado desarrollado por The Changing Markets Foundation reveló una falta de ambición casi total en tres categorías de preguntas sobre los temas de: Transparencia y desempeño, Compromisos y Apoyo a la política gubernamental. 

El puntaje promedio general logrado por los minoristas fue solo 13.1 de 100. De 130 minoristas contactados, solo 39 minoristas (30%) proporcionaron una respuesta por escrito al cuestionario de la coalición, pero muchas de estas respuestas no proporcionaron respuestas significativas a las preguntas.

Un análisis más detallado de 74 minoristas en 13 países reveló una preocupante falta de acciones para abordar la crisis del plástico.

Incluso dentro de los supermercados que funcionan bien en el Reino Unido, el informe descubrió un doble rasero para las marcas con operaciones internacionales que se extienden por toda Europa. Por ejemplo, LIDL, una marca del mayor grupo minorista europeo, Schwarz, con una facturación de 125.300 millones de euros en 2020, logró un 44,7 % en el Reino Unido, mientras que solo logró entre un 13 % y un 23,7 % en otros países como Alemania y la República Checa.

Del mismo modo, ALDI Süd fue el mejor en Reino Unido e Irlanda, con un 65,3 % y un 61 % respectivamente, pero solo logró un 11 % en Austria, donde opera bajo el nombre de Hofer, y un 25,7 % en Alemania. Aldi es el segundo minorista más grande de Europa con una facturación de 106.300 millones de euros.

En general, los minoristas del Reino Unido y Francia obtuvieron un 39,6 % y un 23,3 %, respectivamente. Ningún otro país logró un promedio total de más del 20%. La puntuación media alcanzada por los minoristas en España, República Checa y Estonia estuvo por debajo del 10%.

Nusa Urbancic, directora de campañas de Changing Markets Foundation, comentó: “Nuestro informe muestra que incluso los mejores, como ALDI y LIDL, tienen un doble rasero cuando se trata de abordar la crisis del plástico. Tuvieron un buen desempeño en el Reino Unido e Irlanda, pero muestran resultados abismales en España, Alemania y otros países donde operan.

“Tales diferencias no pueden explicarse a través de diferentes legislaciones nacionales y muestran que ningún minorista está respondiendo a la crisis del plástico con la urgencia que esta situación exige. En lugar de invertir en soluciones sistémicas, como sistemas de reducción y reutilización de plásticos, se descubrió que los minoristas estaban haciendo un lavado verde y retrasando la legislación”.

WRAP ha informado recientemente que más de un tercio de los envases de plástico del Reino Unido no son reciclables y solo el 5 % son reutilizables. En lugar de invertir en soluciones sistémicas, el informe Under wraps revela que los supermercados están promoviendo soluciones falsas, como envases de plástico flexible en la tienda. Además de esto, los residuos de envases de plástico que se comercializaban como "reciclados", a menudo se exportaban a países que tienen muchos menos recursos para hacer frente a este problema, e investigaciones previas han revelado que los residuos exportados se vertían en la naturaleza.

La líder de la campaña oceánica de la Agencia de Investigación Ambiental (EIA), Christina Dixon, dijo: "La EIA y sus socios han estado encuestando a los minoristas del Reino Unido sobre su uso de plástico desde 2018 y en ese tiempo hemos visto una mejora notable en la transparencia, la calidad de los datos que proporcionan y los objetivos que se están fijando.

“Dicho esto, ser líderes europeos cuando el listón está tan bajo no es motivo de celebración. En última instancia, las reducciones tangibles en el uso de plástico y el ritmo hacia un futuro sin envases basado en los conceptos de reutilización y recarga aún son demasiado lentos para hacer frente a la escala de la crisis que enfrenta el planeta”.

Aunque el desempeño general de los minoristas actuales es decepcionante, el análisis también muestra que estos resultados abismales no tienen por qué seguir siendo la realidad. La combinación de las mejores respuestas a cada pregunta creó un minorista ficticio "mejor en su clase" con una puntuación total del 82,7 %.

Rosa Pritchard de ClientEarth comentó: “Varios de los supermercados incluidos en este informe son empresas públicas y, como tales, tienen la obligación legal de ser transparentes sobre su desempeño con los plásticos. Pero, lo que es más importante, las obligaciones de divulgación se volverán mucho más estrictas para todas las empresas en los próximos años. Es por eso que los que se encuentran en la parte inferior de la clasificación deben comenzar a prepararse ahora para poder adaptarse al entorno legal del mañana".

A pesar de la urgencia de actuar, la cantidad de plástico que la industria está colocando en el mercado está creciendo e incluso se prevé que se dispare. Los supermercados son actores muy importantes en lo que respecta a la contaminación plástica, pero no han tomado medidas significativas.

Con una facturación de 2,4 billones de euros, el sector minorista tiene los recursos para actuar, y las encuestas de opinión pública muestran constantemente que los ciudadanos creen firmemente que los minoristas tienen la responsabilidad de abordar la contaminación plástica.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA