Con la ampliación de sus instalaciones, Sogama sólo destinará a vertedero los residuos no reciclables ni valorizables


389


Así lo afirmaba el presidente de Sogama, Javier Domínguez Lino, durante su participación el pasado viernes, 5 de junio, en un foro sobre “Medio ambiente y uso eficiente de los recursos”, celebrado en Santiago de Compostela y promovido por el Grupo El Correo Gallego con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.

 

Inaugurado por la Conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Infraestruturas de la Xunta de Galicia, Ethel Vázquez, la jornada, que contó con la intervención de expertos medioambientales de alto nivel, abordó temáticas de interés tales como la eficiencia de los residuos y la economía circular, la gestión del ciclo urbano del agua y el uso eficiente de los recursos, deteniéndose especialmente en la producción y consumo sostenibles.

 

 

Sogama: un antes y un después en la gestión de los residuos urbanos en Galicia

 

Antes de dar comienzo a su ponencia “El modelo Sogama y su contribución al reciclaje”, el máximo responsable de esta entidad pública quiso recordar a “aquéllos que, de forma silenciosa trabajan cada día para que todos nosotros podamos disfrutar de un entorno mejor”, considerando al respecto que era de justicia “ensalzar la labor de los ciudadanos que colaboran cada día en la mejor gestión de los residuos urbanos, el trabajo de las compañías que centran su actividad en la recogida y tratamiento de los mismos, y, por supuesto, el papel que desempeñan los ayuntamientos, proporcionando los medios necesarios a los vecinos para que éstos puedan participar activamente en el sistema”.

 

Si bien reconoció que el complejo medioambiental de Cerceda tiene un problema de capacidad, aseguró que en los últimos años se habían realizado importantes avances gracias a los programas de eficiencia diseñados y materializados por la entidad. “Ello ha permitido incrementar en un 13 por ciento los desechos tratados en el complejo, superando incluso su capacidad nominal y llegando a tratar 600.000 toneladas anuales, lo que derivó en la reducción, a casi la mitad, de la cantidad de basura desviada al vertedero de Areosa”.

 

En este sentido apuntó que la ampliación de las instalaciones de la empresa será en breve una realidad, aludiendo a la construcción de una planta para la recuperación de los envases contenidos en la basura convencional, así como una planta de compostaje, suponiendo ambas infraestructuras una inversión estimada en 32 millones de euros. “La pretensión es que, con estas mejoras, sólo se lleve a vertedero lo que no se pueda reciclar ni valorizar energéticamente”, sostuvo Domínguez.

 

Analizando la trayectoria de Sogama desde su creación, en 1992, aludió a dos hechos que, a su juicio, son incontestables e inapelables: la desaparición de los vertederos incontrolados, posible gracias a la actividad de la empresa, y el apoyo incondicional que siempre ha recibido por parte de la Unión Europea: primero, mediante la concesión de 72 millones de euros procedentes del Fondo de Cohesión para la puesta en marcha del proyecto y, hace tres años, a través de la elaboración de un informe de evaluación ex post en el que la Comisión Europea subrayaba los beneficios ambientales, económicos y sociales que la compañía tenía para la comunidad gallega.

 

Se detuvo igualmente en poner de relieve el esfuerzo realizado por la entidad en el ámbito de la transparencia informativa y la educación ambiental de la población, y concluyó su alocución haciendo un guiño a la economía circular, de la que dijo ser el horizonte de Sogama, toda vez que apuesta por convertir los desperdicios en recursos, así como al plan gallego de gestión de residuos urbanos 2020-2020, al que calificó como hoja de ruta.

 

 

El éxito de la gestión de los residuos viene marcado por las 4R

 

En el transcurso de su intervención, el máximo responsable de Sogama mostró el actual escenario europeo en la gestión y tratamiento de los residuos urbanos, posiblemente una de las mayores amenazas para el medio ambiente, al tiempo que trasladó los pormenores del modelo por el que ha apostado esta empresa pública; un modelo, insistió, “de referencia en Europa que ha conseguido dar un tratamiento adecuado a la mayor parte de la basura producida en Galicia”.

 

Y como ejemplo, el máximo responsable de Sogama puso a los países europeos más avanzados y respetuosos con el entorno, que han conseguido alcanzar altas cuotas de reciclado y de valorización energética, relegando a vertido menos del 5 por ciento. Un porcentaje que contrasta con el 60 por ciento alcanzado a nivel nacional, según datos hechos públicos por Eurostat en relación al año 2013.

 

 

“Reutilizar y aprovechar” frente a “usar y tirar”

 

Superar la cultura de “usar y tirar”, apostar por el máximo aprovechamiento de los productos, alargar su vida útil y colaborar activamente en el sistema de recogida selectiva constituyen los conceptos principales de la fórmula que, según Javier Domínguez Lino, solventará en gran parte el problema que representan los residuos a día de hoy, siendo la recuperación energética de la parte no reciclable el complemento que permitirá a Galicia seguir la senda de los países más avanzados, que han hecho de la protección del medio ambiente una de las máximas que guía su forma de vida, además de constituir una fuente de empleo y prosperidad.

 

La economía circular constituye un magnífico recurso para el desarrollo sostenible porque, tal y como manifiestan los grandes expertos en la materia, “el desarrollo, o es sostenible o no es verdadero desarrollo”.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.