Día Mundial del Ahorro Energético: cómo ayudar a las comunidades de propietarios a reducir su factura energética


726

La gestión eficiente de los suministros comunitarios de luz, calefacción y agua caliente reduce la factura energética, logra un mayor confort y promueve una relación de los vecinos más limpia y respetuosa con su entorno. Veolia, referente mundial en la gestión optimizada de los recursos, trabaja con más de 800 comunidades de propietarios en toda España, ofreciendo soluciones sostenibles para la optimización de la energía y la gestión global de edificios residenciales.

 

Energías renovables para un suministro más económico y ecológico

Sistemas fotovoltaicos que aprovechan la energía solar, microgeneración, redes de calor con biomasa... Optar por estas formas de energía limpia permite reducir costes, alargar la vida de los edificios, mejorar el confort de los usuarios y respetar el medio ambiente. De hecho, cada vez son más las comunidades las que apuestan por este tipo de energías, especialmente por las redes de calor.

Una red de calor es un sistema que permite producir y distribuir, a gran escala y de manera centralizada, calor para el suministro de calefacción y agua caliente sanitaria a los usuarios conectados a la red. El calor producido en la central mediante la combustión de biomasa o gas natural se transporta a través de canalizaciones enterradas y se suministra en las subestaciones instaladas en el cuarto de calefacción de los edificios. Este tipo de sistemas suponen un importante ahorro económico en calefacción y agua caliente, hasta un 25% del coste de la factura.

 

Calefacción central: cada vecino es único

En el caso de las instalaciones de calefacción central es recomendable que cada vecino pueda decidir de manera individual, y en cada momento del día o de la noche, la temperatura que quiere para su hogar. Así, se evita el derroche, maximizando el confort y consiguiendo que cada usuario pague por lo que realmente consume.

Los contadores individuales y los repartidores de coste que se instalan en los radiadores de las viviendas permiten dividir la factura global de energía que paga la comunidad entre los distintos usuarios.

 

Gestión inteligente y transparente de los edificios

Los sistemas de medida y monitorización de Veolia permiten cuantificar el consumo de energía, incluso a nivel individual, para conseguir una mayor calidad y aprovechamiento de la misma. Todas las instalaciones energéticas de las comunidades de propietarios permanecen conectadas con el Hubgrade, el centro de control energético de la compañía, desde el que se realiza un control y seguimiento de 24 horas al día los 365 días al año. Así, la comunidad cuenta con un gestor experto en eficiencia energética que informa y asesora a los vecinos sobre el uso responsable de la misma.

El sistema desarrollado por Veolia en el Hubgrade ofrece mejoras en ámbitos como la transparencia, al generar de forma automática toda la información referida al funcionamiento y estado de cada instalación, por lo que garantiza a los usuarios un acceso total y transparente a los datos de su edificio en tiempo real. 

 

Pequeños consejos para reducir aún más la factura energética

  1. Mantener en invierno la temperatura en la vivienda entre 21º y 23º, salvo en los dormitorios, donde debe oscilar entre 19º y 21º.

  2. Mejorar el aislamiento mediante burletes en puertas y ventanas, para evitar pérdidas de calor.

  3. No cubrir los radiadores o ponerles obstáculos para permitir la buena distribución de calor en la casa y no perder energía y confort.

  4. Abrir las ventanas para ventilar no más de 10 minutos, tiempo suficiente para que circule y se renueve el aire sin que se escape demasiado calor.

  5. Cerrar el grifo mientras se enjabona en la ducha o se lava los dientes.

Puedes encontrar más consejos para ahorrar en tu factura energética y reducir tus emisiones en este video:

Entidad
Veolia

Veolia

RRSS
Archivado en:
Energía, Entidades, España
Tags
Veolia


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA