EJP SOIL, soluciones sostenibles para suelos agrícolas con enfoque climático inteligente

Una importante iniciativa internacional para crear una comunidad investigadora integrada para una gestión de suelos agrícolas con un enfoque climático inteligente


706

La iniciativa European Joint Programme on Soil —abreviado como EJP SOIL— se puso en marcha en febrero de 2020 y tiene una duración de 5 años. Ha conseguido reunir a 26 socios de 24 países europeos y tiene un presupuesto total de casi 80 millones de euros, de los que la Unión Europea (UE) aporta 40 millones de euros de manera directa. Su propósito es crear un entorno propiciatorio que mejore la contribución de los suelos agrícolas a los principales retos de la sociedad, como la adaptación al cambio climático y su mitigación, así como una producción agrícola sostenible.

Aunque oficialmente se puso en marcha como un proyecto de Horizonte 2020, EJP SOIL estará estrechamente alineado y conectado con los futuros trabajos que se van a desarrollar en el marco de Horizonte Europa, el programa de investigación e innovación más novedoso de la UE, que incluye la misión presentada por la UE en el ámbito de la salud del suelo y los alimentos: «Caring for soil is caring for life» («Cuidar el suelo es cuidar la vida»). Además, se espera que el trabajo del proyecto contribuya a los ambiciosos objetivos climáticos definidos en el Pacto Verde Europeo y a sus estrategias, como la Estrategia sobre Biodiversidad, la Estrategia «De la Granja a la Mesa», la Estrategia de Adaptación y el Pacto Europeo por el Clima.

Al equipo de investigación, coordinado por Instituto Nacional de Investigación Agronómica, Alimentaria y Ambiental (INRAE, por sus siglas en francés) de Francia, le esperan unos años repletos de trabajo.

 

Un cajón lleno de propósitos, ambiciones y objetivos

Uno de sus objetivos básicos es fortalecer la comunidad investigadora europea que se ocupa de la gestión de suelos agrícolas. Esto se logrará mediante la alineación y puesta en práctica de actividades de investigación, educación y formación y del desarrollo de las capacidades, así como de la creación de unos sistemas de información armonizados sobre suelos agrícolas y del fomento de su adopción a fin de conseguir una coherencia y una aplicabilidad globales de la información relativa a los suelos agrícolas. Esto incluiría cuestiones cruciales en torno al carbono edáfico, que resulta esencial para los esfuerzos de mitigación del cambio climático.

Desde una perspectiva científica, se espera obtener información nueva sobre la gestión de suelos agrícolas con un enfoque climático inteligente y cuantificar los compromisos y las sinergias que existen entre una producción agrícola sostenible, la adaptación al cambio climático y su mitigación, la degradación del suelo, la calidad del suelo y otros servicios ecosistémicos, como el control del suelo. Gracias a estos datos, se obtendrán nuevos conocimientos sobre la fijación de carbono en suelos agrícolas en diferentes condiciones en toda Europa y sobre su contribución a la mitigación del cambio climático.

Naturalmente, todos estos nuevos conocimientos también se utilizarán como fundamento para elaborar recomendaciones y consejos detallados basados en pruebas para establecer políticas a escala comunitaria, nacional, regional y local.

Por último, además de estas ambiciones políticas, EJP SOIL tiene por objeto sensibilizar a la población sobre cuestiones clave en torno a la salud de suelo y fomentar una mejor comprensión social de la gestión de los suelos agrícolas y de su contribución a la agricultura sostenible, a la lucha contra el cambio climático y a aspectos más generales de la protección ambiental.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA