El alto potencial de producción de biogás a partir de aguas residuales industriales

Un nuevo documento publicado por la EBA pone de relieve las oportunidades de producir biogás a partir de aguas residuales industriales y ha cuantificado el potencial de producción de diferentes sectores industriales de la UE


1354

El nuevo documento publicado por la EBA ha mapeado las oportunidades de producir biogás a partir de aguas residuales industriales y cuantificado el potencial de producción de biogás de diferentes sectores industriales de la UE. Los resultados muestran que el biogás tiene un alto potencial para mitigar las emisiones de metano de las aguas residuales y, al mismo tiempo, proporciona una enorme fuente potencial de energía renovable. Esto reducirá el consumo de energía en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales, proporcionará una solución para la gestión de lodos y creará empleos verdes adicionales a nivel local. El documento incluye recomendaciones para aprovechar el potencial del biogás de las aguas residuales.

Los resultados de este trabajo muestran que es posible recuperar alrededor de 14 Mtep (142 TWh) de biogás por año mediante la valorización de las aguas residuales industriales de los sectores de bebidas espirituosas, biodiésel, pulpa y papel, cerveza, aceites vegetales, etanol, carne y quesoSin embargo, el gran potencial de producción de biogás a partir de aguas residuales industriales aún no se considera en la mayoría de los estudios que evalúan el potencial de producción de biogás en Europa en 2050 entre 87-114 Mtep (1.008-1.326 TWh). Por tanto, este potencial puede ser superior al estimado actualmente.  

El tratamiento de depuración de aguas residuales industriales que se aplica actualmente tiene una alta huella de GEI. Al producir gas renovable a partir de aguas residuales industriales, las emisiones de GEI se ahorran de diferentes formas. Primero, por el reducido consumo energético en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales. En segundo lugar, mediante la sustitución de fuentes de energía fósiles. Por último, al llevar las aguas residuales a un ambiente cerrado y controlado, evitando que las emisiones de metano se liberen a la atmósfera.

El tratamiento tradicional de las aguas residuales industriales conlleva también una alta proporción de consumo de energía. La producción de biogás a partir de aguas residuales puede reducir el consumo actual de electricidad para el tratamiento de aguas residuales en un 75%, lo que corresponde a aproximadamente 3 Mtep (32 TWh) anuales a nivel de la UE. Al implementar tecnologías de tratamiento anaeróbico, también es posible disminuir la producción de lodos en exceso hasta en un 70-80% en la mayoría de los casos, lo que significa un costo reducido para el procesamiento de lodos también.

La producción de gas renovable a partir de aguas residuales industriales puede resultar económicamente atractiva. Según estimaciones de la EBA, los puestos de trabajo locales atribuidos al tratamiento anaeróbico de aguas residuales pueden crecer de 1.000 puestos de trabajo directos en la actualidad a 20.000 puestos de trabajo directos repartidos entre 85.000 pymes al aprovechar todo su potencial. La vida útil de las plantas de tratamiento de aguas residuales suele ser de 20 a 25 años, lo que significa que hasta 2050 cada planta de tratamiento de aguas residuales se renovará, reconstruirá o reemplazará al menos una vez. Esto crea oportunidades para opciones más sostenibles en los próximos años.

El alto potencial de producción de biogás a partir de aguas residuales industriales debe tenerse en cuenta en la próxima legislación de la UE. Además, los objetivos de la Directiva sobre aguas residuales urbanas y la Estrategia del metano deben estar alineados con la agenda de energía limpia de la UE.

Según Vasilis Diamantis, presidente del grupo de trabajo Wastewater de la EBA, “se espera que la penetración de la DA en las pymes europeas impulse el mercado de la tecnología medioambiental, cree nuevos puestos de trabajo y reduzca significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero. Los incentivos económicos son más que necesarios combinados con legislación ambiental y medidas de sensibilización social. Los proveedores de tecnología deben desarrollar soluciones específicas para el sector y garantizar economías de escala para la producción de energía descentralizada. Estos son desafíos reales para el futuro”.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA