El negocio de las tecnologías limpias, una oportunidad para el crecimiento, el empleo y la innovación

El comercio mundial de las tecnologías limpias aumentó 60% de 2006 a 2016 y el valor de los servicios relacionados se quintuplicó en la última década


413


El comercio de las tecnología ecológicamente racionales puede fomentar nuevas industrias, empleos y el aumento de los ingresos en los países en desarrollo, sugiere un nuevo estudio global.

Las tecnologías ecológicamente racionales, a menudo también denominadas "tecnologías limpias", son un subconjunto de bienes que contribuyen directamente a la protección ambiental y la mitigación del cambio climático.

La investigación, presentada como parte del informe "Comercio de tecnologías ecológicamente racionales: perspectivas de los países en desarrollo", destaca la importancia de los países en desarrollo para el futuro del comercio de este segmento de bienes y la necesidad de aumentar su participación.

El informe identifica a los países en desarrollo que han transitado de importadores netos a exportadores netos de tecnologías limpias mediante la aceptación del comercio y la inversión internacionales, lo que les ha permitido desarrollar el sector y capacidad de producción. Como resultado, han surgido nuevas industrias verdes, así como han aumentado los ingresos y la creación de empleo, una evidencia de que el comercio de tecnologías ecológicamente racionales puede ofrecer una triple ganancia: para el medio ambiente, la economía y la sociedad.

La investigación sugiere que otros países en desarrollo tienen el potencial de lograr resultados similares con las políticas internas y el esfuerzo tecnológico necesarios. A este respecto, el informe recomienda que las iniciativas para apoyar el comercio de tecnologías limpias a nivel internacional sean apoyadas por medidas a nivel nacional, como la creación de capacidades y la asistencia técnica.

"Los hallazgos de este estudio ofrecen información importante que puede respaldar y permitir que los países en desarrollo evalúen y entiendan objetivamente las oportunidades, los beneficios y los desafíos de la apertura del comercio de tecnologías limpias", dijo Anja von Moltke, de  ONU Medio Ambiente.

“Invertir en el comercio, la innovación y el uso de tecnologías limpias puede impulsar el desarrollo sostenible al enfrentar el cambio climático, aumentar la resiliencia y apoyar el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y el Acuerdo de París”, añadió.

El informe sugiere que la creación de conocimientos y capacidades es fundamental para apoyar a los países en desarrollo a evaluar las oportunidades y desafíos del comercio de tecnologías limpias. Esto puede ayudar a informar a los tomadores de decisiones sobre los beneficios potenciales de participar en negociaciones comerciales específicas.

El análisis también señala la importancia de reducir o eliminar las barreras arancelarias y no arancelarias para catalizar una mayor participación de los países en desarrollo en las cadenas de valor, reforzando así la resiliencia económica y ambiental e impulsando el desarrollo sostenible.

El informe fue publicado por el Centro de Medio Ambiente y Comercio de ONU Medio Ambiente, el Centro de Tecnología y Gestión para el Desarrollo de la Universidad de Oxford y el Departamento de Economía Industrial y Gestión de la Tecnología de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

"A través del comercio de tecnologías limpias, los países en desarrollo también tienen acceso a esos bienes a capitales intelectuales intangibles que se integran y transfieren a través del intercambio. Esto es de crucial importancia para el desarrollo de capacidades y la mejora de la industria en los países en desarrollo", explicó el profesor Xiaolan Fu, de la Universidad de Oxford.

“Para obtener una visión completa de las oportunidades y los desafíos para los países en desarrollo relacionados con la liberalización del comercio de tecnologías ecológicamente racionales, es necesario tener en cuenta los aspectos macroeconómicos del comercio mundial, pero también examinar más de cerca el nivel micro y evaluar la implementación y el nivel de impacto ambiental y social de las tecnologías identificadas", dijo Haley Knudson, candidata de doctorado en el Departamento de Negocios Internacionales de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología.

El proyecto fue apoyado por la Comisión Europea a través del programa Bienes públicos y retos mundiales.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.