El Plan de Gasificación 2016-2020 de Castilla-La Mancha contempla inversiones por valor de 140 millones de euros

El Plan generará en torno a 1.000 puestos de trabajo


1480

19/10/2016

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha presentado este lunes el Plan de Gasificación 2016-2020; un programa que generará en torno a 1.000 puestos de trabajo y permitirá que unos 132.000 ciudadanos y más de 344.000 hogares de la región tengan acceso a este tipo de energía en 2020, gracias a una inversión superior a los 140 millones de euros.

Así lo ha subrayado el presidente del Ejecutivo autonómico durante el acto de inauguración de las I Jornadas sobre gas natural que se han celebrado este lunes en la Escuela de Administración Regional de Toledo y en donde ha estado acompañado, entre otras personalidades, por la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco; el presidente de la Sociedad Española del Gas (SEDIGAS), Antonio Peris; y el delegado de la Junta en la provincia, Javier Nicolás.

Un plan que, ha explicado García-Page, “nos permite estar más preparados y mejorar nuestras condiciones económicas” para “superar la crisis” definitivamente y situar a la región “en posición de ventaja de cara al futuro”. “Siempre es bueno apostar por aquello que le viene bien a todo el mundo y este plan ha mostrado ser útil”, ha recalcado el presidente regional quien ha asegurado que gracias a este plan Castilla-La Mancha será “una de las Comunidades Autónomas que mejor preparada esté” para asumir con éxito las condiciones de competitividad en el medio y largo plazo. 

Tal y como ha detallado la titular regional de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, el Plan de Gasificación 2016-2020 contempla la incorporación de alrededor de 170 nuevos municipios al uso del gas natural en los próximos cinco años, la mayoría de ellos de más de 2.000 habitantes.

Como ha detallado Patricia Franco gracias a este Plan triplicaríamos el número de municipios gasificados en la región, además de establecerse 1.900 kilómetros de nuevas redes de distribución, “lo que significa llegar al 40% de las viviendas de estas poblaciones”.

Patricia Franco ha puesto en valor que “el Gobierno regional tenía un especial interés en estas Jornadas por la importancia del sector energético en todo lo que tienen que ver con el avance socioeconómico de la región, pero también por hacer una región sostenible donde el desarrollo llegue a todos los municipios por igual”. 

Durante su intervención, la consejera ha hecho referencia al reciente Congreso Mundial de la Energía, que se ha celebrado en Estambul, donde ha quedado claro, como ha reseñado, “que la transición energética no va a esperar” y es en este punto “donde hay que reivindicar el papel del gas natural, una energía fósil con un poder contaminante un 40-50% menor que el carbón y un 30% menos que el fueloil”, además de recordar la importancia de un sector en la región, donde hay 140 empresas que dan empleo a 1.700 personas”.

“Una región muy potente en energías renovables”

Patricia Franco ha asegurado que “es verdad que vamos a hacer una fuerte apuesta por el gas”, pero también ha recordado que “la región es muy potente en energías renovables, pues el 68% de la potencia instalada en Castilla-La Mancha procede de fuentes renovables, frente al 41% nacional y creo que debemos poner en valor el desarrollo que hemos tenido en este ámbito: producimos el doble de lo que consumimos de renovables y vamos a seguir trabajando por su desarrollo”.

En esta línea ha detallado que “estanos tramitando la certificación energética de los edificios públicos; hemos concedido 600 ayudas a particulares y empresas, gracias a distintas medidas relacionadas con la eficiencia energética, por importe de 2,25 millones de euros; hemos planteado otras iniciativas como la sustitución de calderas y ventanas por importe de 2,3 millones de euros, y hemos desarrollado 30 acciones de formación dirigidas a 500 profesionales del sector por importe cercano al millón de euros”.

Asimismo, y dentro de las iniciativas desarrolladas por el Gobierno en favor de la eficiencia energética, se han sustituido calderas de gasóleo por calderas de gas natural en edificios del SESCAM,  lo que supone una reducción de 1.700 toneladas de emisiones de CO2, algo que también se ha hecho en edificios de la Universidad de Castilla-La Mancha, donde se han sustituido 24 salas de calderas antiguas por calderas de gas natural, lo que implica una reducción de emisiones de 1.400 toneladas de CO2”.

Además, ha indicado que, con el Plan contra la Pobreza Energética, se han concedido 6.000 ayudas, evitado 183 cortes de suministro, además de facilitar la llegada de la energía a 20.000 personas en la región, mayoritariamente familias con hijos y necesidades múltiples.

Por último, Patricia Franco ha adquirido el compromiso de ser lo más ágiles posibles, desde la Consejería,  en la tramitación administrativa necesaria para que este Plan de Gasificación se complete con éxito.

Estrategia energética nacional

Por otro lado, el presidente de Castilla-La Mancha ha defendido la necesidad de contar con modelo energético a largo plazo en el que los conceptos “competitividad, sostenibilidad y cohesión” vayan de la mano para que, consecuentemente, su desarrollo sea “rentable” tanto económica como socialmente.

Por ello, García-Page ha urgido al Gobierno de España a elaborar “cuanto antes un planteamiento de consenso con el que presentarnos a negociar” en torno al modelo energético que plantea la Unión Europea en el horizonte 2020.

En este sentido, ha defendido la necesidad de contar con autoridades nacionales competentes en la materia para “poner orden en el ámbito energético” y que la Unión Europea proteja los intereses de España, “sobre todo porque nos podemos quedar descolgados” del marco comunitario, del que dependen en buena medida tanto “nuestras posibilidades de desarrollo económico”, como la normativa y la legislación en materia “medioambiental, energética e industrial” y que “terminen condicionándonos el día a día”.

“España necesita soldar una base sólida en un factor como el energético que compromete el futuro casi más que las condiciones laborales”, ha subrayado García-Page para quien lo importante no son las políticas de partido o sectoriales sino los acuerdos que beneficien al conjunto de la ciudadanía con medidas de consenso troncales que vayan a favor de la competitividad de nuestra economía.

“La responsabilidad económica en España depende de todos; de los empresarios, de los sindicatos, de la política nacional más que de las autonomías, pero en la parte que nos toque a todos, tenemos que arrimar el hombro”, ha terminado el presidente regional.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.