"El sector del agua es uno de los más significativos y donde WEG está apostando fuerte"

Entrevistamos a Javier de la Morena, responsable de grandes cuentas y Marketing de WEG Iberia Industrial

Fotografías: Marta Ruiz - RETEMA


671

16/12/2019
Fuente:

Pregunta. WEG es una empresa con décadas de historia en el sector de los motores eléctricos, ¿cuál es el papel de la compañía en el sector del agua y por qué decidió apostar por él? 

Respuesta. Creemos que es conocido a nivel general que WEG es una de las empresas más importantes en el suministro de equipos eléctricos para muchos sectores, y en concreto el del agua. Este sector es quizás uno de los más significativos y donde WEG está apostando fuerte creando estructuras internas para trabajar desde el desarrollo de negocio hasta el suministro.

No descubro nada si indico que todo esto es tanto por el nivel de proyectos como por la importancia de los mismos, lo cual hace que nos enfoquemos especialmente en este sector. 

WEG, dependiendo de la zona geográfica, puede ser suministrador de equipos “sueltos”, o incluso participar en el suministro de soluciones casi “llave en mano”.

P. ¿Qué soluciones específicas ofrecéis a este sector?

R. WEG puede suministrar desde la turbina o el generador de una central hidráulica, los motores de accionamiento de las bombas, los cuadros de control y variación de velocidad, o los transformadores de subestación o conexión a red. El abanico es tan extenso que sería muy prolijo enumerarlos todos.

Nosotros intentamos adaptarnos a las necesidades que tenga el cliente, las cuales son muchas y muy diversas, y de esta forma colaborar en que la planta o instalación sea lo más eficiente posible, cumpliendo obviamente con los requerimientos técnicos.
Por ejemplo, es muy habitual el poder indicar soluciones alternativas en cuanto a tipos y eficiencias de motores, los cuales como sabes suelen ser el mayor origen del coste de explotación de una planta de tratamiento de aguas o de desalación.

Por otro lado y por ejemplo, el empleo de los variadores de velocidad consiguen principalmente dos cosas, una de ellas es el adecuamiento de los equipos a lo solicitado por el proceso en tiempo real, y por otro, el posibilitar poder bajar la velocidad de los motores al máximo, con el fin de ahorrar energía. 

“Intentamos adaptarnos a las necesidades que tenga el cliente, las cuales son muchas y muy diversas, y de esta forma colaborar en que la planta o instalación sea lo más eficiente posible”

 

 

P. ¿En qué casos prácticos habéis implementado ya vuestra tecnología en plantas de tratamiento de aguas? 

R. WEG lleva tiempo suministrando motores y variadores para diversas plantas de tratamiento de aguas y desalación a nivel mundial, quizás las más importantes a nivel mundial en Europa, América, Norte de África y Oriente próximo.

Como ejemplo de proyectos ejecutados podríamos hablar de Shuaibah o Atacama, pero también estamos en ejecución de proyectos como Rabigh III o Shuqaiq.

Por otro lado, en generación y PCH, por ejemplo La CH Salto Góes, o la de Morro Azul, con el suministro de la casi totalidad de los equipos eléctricos (y turbina) así como el sistema de supervisión.

P. ¿Cuál es la importancia de vuestra tecnología en el sector y en que áreas tiene mayor impacto?

R. Estos aspectos son muy trascendentes, y por ejemplo, el impacto normalmente se puede medir de dos formas; la primera es por el ahorro económico que podemos aportar a las explotaciones, así como en la posible reducción del coste del litro producido. Si la planta “gasta” menos, el litro es más barato, y la explotadora tendrá mayor beneficio.

Por otro lado, aparecen los gastos ocasionados por la parada de un proceso o de la planta, según se trate de un equipo u otro. Esto es muy interesante porque en este sector es crucial el garantizar el suministro, con la calidad contratada, con lo que una parada no programada o un problema en alguna de las etapas ocasionará importantes problemas.

Entendemos que es importante que se tenga en mente el impacto a la cuenta de resultados. Es por ello que, muchas veces lo más barato no es lo más económico.

“Entendemos que es muy importante que se tenga en mente el impacto a la cuenta de resultados a la hora de elegir una tecnología, muchas veces lo más barato no es lo más económico”

 

P. El futuro pasa por la digitalización y la sostenibilidad, ¿cómo se está adaptando WEG y sus equipos en esta dirección?

R. WEG lleva mucho tiempo trabajando con sistemas comunicables con los sistemas de supervisión, con el fin de obtener una respuesta en tiempo real, y que el operador pueda tener la información adecuada para tomar decisiones. Obviamente esto no impide que sigamos explorando nuevas áreas, como el internet de las cosas (IdC).

 

 

P. ¿Qué soluciones tenéis ya disponibles, y qué impacto y beneficios ofrecen?

R. En lo que respecta a los equipos de potencia como los arrancadores y variadores, ya sabes que normalmente se trata de máquinas robustas y pensadas para trabajar en condiciones, vamos a decir que poco parecidas a un laboratorio.

Lo que hace mucho está conseguido es que los equipos electrónicos se comuniquen con los sistemas de supervisión por medio del protocolo de comunicación establecido en esa planta o proceso.

Esto estaba listo antes de la famosa Industria 4.0, pero ahora se hace cada vez más necesaria la gestión de los datos. Pero, no solamente los “drives” posibilitan esta comunicación. Hay relés “inteligentes” que aportan mucha información de los parámetros de funcionamiento de un motor, cuando este arranca en directo.

Antes, estos motores estaban trabajando como islas, sin supervisión, y ahora esto es solventable.

 

P. ¿Es la digitalización clave para alcanzar la eficiencia energética?

R. Pues que quieres que te diga, como decía aquel, depende. En el caso de los equipos en sí, la digitalización, tal y como la vemos hoy, no aporta mucho, ya que la eficiencia de un motor, de un variador, o de cualquier otro equipo como un transformador, depende únicamente de la calidad de los materiales utilizados y de los procesos productivos empleados.

Por eso no todos los motores son iguales, al contrario de lo que mucha gente piensa. Ello nos lleva a seleccionar adecuadamente el equipo y la empresa con quien trabajas, ya que el soporte es transcendental, sobre todo ahora que se construyen plantas a miles de kilómetros. 

Sería interesante el poder argumentar financieramente los beneficios que conlleva el empleo de materiales de calidad en una planta.

En lo referente al proceso en sí, no cabe duda que la digitalización es muy importante, ya que, basándose en los datos, un sistema informático o un operario puede llevar la planta al punto óptimo de trabajo, ahorrando gran cantidad de dinero. Para esto sí que es importante manejar datos, analizarlos, etc.

“El aumento de la eficiencia energética es para lo que trabajamos, para lo que diseñamos los equipos, o lo que es lo mismo, nuestro objetivo"

 

 

P. ¿Qué puede aportar WEG en materia de eficiencia energética en los proyectos de agua?

R. Pues creo que esto es para lo que trabajamos, para lo que diseñamos los equipos, o lo que es lo mismo, nuestro objetivo.
Empleamos muchos recursos para generar numerosos prototipos, y habitualmente van enfocados al aumento de eficiencia.

Por ejemplo, nuestros motores asíncronos IE4 llevan en el mercado desde que la normativa sólo exigía el IE2, el IE3 es nuestro estándar, disponemos de motores IE5, etc.

En cuanto a los variadores, incorporan de serie filtros y reactancias para bajar el nivel de armónicos, los generadores y turbinas están pensados para aumentar en lo posible la eficiencia del conjunto, y así podríamos seguir.

"La digitalización y en concreto la Industria 4.0 es un claro objetivo para WEG"

 

P. ¿Hacia dónde mira WEG, qué estrategia tenéis pensada de ahora en adelante? 

R. La estrategia de WEG está establecida desde hace mucho tiempo, y es ser referencia en el suministro de equipos eléctricos para la industria, sea cual sea el sector.

Esto conlleva estar continuamente viendo cuales son las tendencias, y estar preparados ante estos movimientos.

En este momento, la digitalización y en concreto la Industria 4.0 es un claro objetivo. Como ejemplo, hemos adquirido una empresa informática con el fin de ir más deprisa en este campo. La línea está trazada.

P. Has comentado que teníais una organización preparada para el sector, ¿puedes indicarnos algo sobre la misma? 

R. WEG dispone de una estructura a nivel mundial la cual tiene su dirección en nuestra central corporativa.

En este equipo hay varios responsables de desarrollo de negocio, cubriendo áreas geográficas, como por ejemplo el caso de Europa, coincidiendo que esta persona está ubicada en España. Su nombre es Jesus Rivas, el cual tiene muchos años de experiencia en el sector.

Obviamente, el equipo se completa con especialistas de producto, ingenieros de aplicaciones, gestores de proyecto, etc. Esto permite afianzar nuestra posición en el mercado.

“La aparición del 5G y el Internet de las cosas van a ocasionar otra revolución en cuanto a comunicaciones, instrumentación, gestión, etc., y ya veremos lo que seremos capaces de concebir”

 

 

P. ¿Qué veremos pronto? ¿Qué nuevos equipos lanzaréis próximamente y en que centraréis vuestros desarrollos?  

R. En este campo, creo que nadie puede saberlo. Si te fijas, hace 5 años nadie o casi nadie hablaba de fábricas informatizadas, de ciberseguridad, de producción de prototipos con impresoras 3D, etc. De aquí a otros 5 años, quien sabe dónde estaremos, y cuál será el requerimiento del mercado.

Lo que está claro es que la aparición del 5G y el Internet de las cosas van a ocasionar otra “revolución” en cuanto a comunicaciones, instrumentación, gestión, etc., y ya veremos lo que seremos capaces de concebir.

Hoy lo que podemos decir es que trabajamos por fabricar productos adaptados a los más exigentes estándares del mercado, no importando si son NEMA o IEC, y colaborando tanto con OEM o EPC en el desarrollo de las mejores soluciones.

Pero como me preguntas por lo que va a venir, hay algo que estamos seguros que va a suceder con los motores eléctricos. Puedes decir, ¿los motores van a evolucionar?, pues si habláramos hace 5 años, lo que te voy a contar podría sonar a algo irrealizable. Los motores van a pasar de ser equipos “obedientes” a equipos “inteligentes”. Si, si, inteligentes.

Para ello, obviamente, hemos de incluirles una electrónica que les haga “pensar”. Estos equipos podrán comunicar directamente con el sistema de supervisión, informar de su situación, estado general, parámetros de funcionamiento, y a su vez, cumplir con los requerimientos en tiempo real que se le pueda solicitar desde el control del proceso.
¿Magia? No, tecnología.


Entrevista publicada en el nº218 Septiembre/Octubre 2019

Tags: WEG.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.