"En Ferrovial Servicios estamos dispuestos a ser uno de los actores clave en la transición ecológica"

Entrevista a Fidel López Soria, CEO de Ferrovial Servicios


2386

La transición hacia una economía circular y sostenible se erige como uno de los grandes desafíos de las sociedades actuales a todos los niveles. Un cambio sistémico profundo que se hace necesario para redefinir el crecimiento y disociarlo del consumo de materias primas, transformando el concepto de residuo a recurso, manteniendo los materiales en uso y permitiendo la regeneración de los ecosistemas y los recursos naturales.

Ahora más que nunca se hace necesario el trabajo conjunto y decidido entre todas las partes implicadas, la colaboración entre la administración pública y la empresa será clave para materializar esta transición y repensar la manera en que gestionamos los residuos.

En este sentido, Ferrovial Servicios, una de las mayores compañías del sector medioambiental en todo el mundo, ha puesto la economía circular en el centro de su hoja de ruta vertebrando toda su actividad. Capitaneando la compañía se encuentra Fidel López Soria, Ingeniero de Minas por la Universidad Politécnica de Madrid y la École Nationale Superieure des Mines de París, y trabajando en Ferrovial desde 2007 desarrollando sus funciones en las divisiones de Servicios y Aeropuertos. En esta entrevista conocemos de primera mano su visión y la de Ferrovial Servicios sobre economía circular y el presente y futuro de los residuos.

 

¿Qué significa para Ferrovial Servicios la economía circular?

Para nosotros es uno de los ejes fundamentales de nuestra estrategia. La economía circular está integrada en todas las actividades que realizamos y en todos los países donde tenemos presencia.

Por un lado, la parte de recogida de residuos urbanos se está transformando tecnológicamente con sensorización y digitalización. En Granada estamos llevando acabo un piloto muy importante en este sentido.

Por otro lado, en toda la parte de tratamiento de residuos, se están aplicando nuevas tecnologías y sofisticando más la gestión, las plantas de tratamiento se están transformando e incorporando soluciones de Industria 4.0 con la integración de sensores, robotización e inteligencia artificial.

Y el tercer eje más importante para nosotros es avanzar en la cadena de reciclado de los materiales, es decir, aumentar el valor añadido que puedan ofrecer esos tratamientos de residuos.

"La economía circular está integrada en todas las actividades que realizamos y en todos los países donde tenemos presencia".

 

¿Cómo valoráis el panorama actual?

Somos optimistas y lo valoramos positivamente, pero vemos que España tiene un gran reto para adecuarse a los objetivos en materia de gestión de residuos y sostenibilidad. Para nosotros estos retos son una oportunidad, queda mucho por hacer y será necesario un importante impulso político y canalizar inversiones.

Las nuevas normativas en materia de cambio climático son para nosotros un hito muy importante. Desde Ferrovial y Ferrovial Servicios lo estamos abordando con acciones en todos nuestros negocios. Concretamente, en el ámbito de los residuos, lo más importante será clausurar y sellar los vertederos, de esta manera reduciremos drásticamente las emisiones difusas.

Por otro lado, la nueva Ley de Residuos cuenta con dos medidas que consideramos clave, una es la aplicación de una tasa de vertederos homogénea que incentive el reciclaje y otra la tasa para los plásticos de un solo uso.

 

¿Qué palancas entendéis necesarias para un cambio de paradigma en materia de gestión de residuos y economía circular?

El elemento crítico es la inversión. Hace falta tanto en recogida como en tratamiento por la parte pública y privada. El compromiso tiene que ser completo.

El segundo elemento, también crítico, es una colaboración público-privada eficaz y constructiva para movilizar y rentabilizar la inversión de manera que cumpla con los objetivos ambientales y de servicio público.

"Aumentar la inversión es crítico. Hace falta tanto en recogida como en tratamiento por la parte pública y privada, el compromiso tiene que ser completo".

La digitalización será otra de las claves para modernizar y asegurar que sacamos el máximo rendimiento a los activos que tenemos actualmente, nosotros lo estamos aplicando de forma exhaustiva.

Y por último, avanzar en la concienciación ciudadana. Alcanzar altas tasas de reciclaje solo es posible si incrementamos la recogida selectiva.

 

Hablando de inversión, imposible no pensar en los fondos de recuperación. ¿Cree que es una oportunidad perdida para haber metido financiación a un tema tan importante?

Da la impresión, sí. Espero que la oportunidad no esté perdida, en los presupuestos del estado había unos 500 millones para residuos y las comunidades autónomas ya han diseñado, junto con el gobierno central, como repartirlos y como utilizar esa inversión para impulsar la economía circular. Ya se está hablando de un aumento de hasta unos 1500 millones para el Plan de Acción de Economía Circular para el trienio 2021-2023.

De acuerdo a lo que he podido ver en el plan de resiliencia, hay como unos 3.800 millones que se podrían enfocar fundamentalmente a la implantación de la economía circular, creemos que sería una pena no invertir al menos esa cantidad en la transformación del sector de gestión de residuos, porque hay pocos sectores que tengan una necesidad tan clara de transformación, que haya tantas empresas preparadas para invertir y para transformar muy rápidamente estos fondos en proyectos concretos y empleo de calidad.

"Sería una pena no invertir en la transformación del sector de gestión de residuos, hay pocos sectores que tengan una necesidad tan clara de transformación".

 

¿Qué papel juega la colaboración público-privada ante los desafíos que tenemos por delante? ¿Cómo trabajáis desde Ferrovial Servicios en este ámbito?

Para nosotros es esencial, las empresas tenemos una capacidad de innovación altísima y las administraciones son quienes tienen la capacidad de detectar las necesidades, por ello debemos estar en constante diálogo.

Uno de los retos que mencionaba anteriormente es la inversión y con una colaboración público-privada ágil deberíamos poder asegurarnos la posibilidad de crear formas contractuales que permitan esa gran inversión. Un ejemplo son los modelos concesionales que tenemos en varias zonas de España. Tanto en Murcia como en Toledo, tenemos este tipo de modelos que nos han permitido usar project finance para llevar acabo grandes proyectos sin que los gobiernos se endeuden abriendo un diálogo fluido entre la administración y la empresa privada.

"La colaboración público-privada es esencial, las empresas tenemos una capacidad de innovación altísima y las administraciones son quienes tienen la capacidad de detectar las necesidades, debemos estar en constante diálogo".

 

¿Dónde habría que poner el foco para avanzar en esas tasas de reciclaje y de gestión de residuos? ¿Dónde veis que hay más margen de mejora?

En el corto plazo tenemos que mejorar en recogida selectiva de orgánica. Tenemos que implantarla a corto plazo en todos los municipios de más de 5000 habitantes antes de que acabe el año, para ello estamos trabajando con nuestros clientes para conseguirlo.

Y más a largo plazo, la única fórmula de alcanzar volúmenes y porcentajes de vertederos inferiores al 10 % es con valorización energética. La tecnología ha avanzado muchísimo y es la única forma que tenemos de conseguirlo, así se hace en Europa.

 

Dentro del ciclo de gestión de los residuos, ¿en qué fases detectáis más potencial de mejora? ¿Dónde están los grandes desafíos? ¿Estamos haciendo suficiente?

Tanto en la recogida como en el tratamiento. Consideramos que ahí hay mucho recorrido para aplicar técnicas digitales para su optimización.

Tenemos ejemplos propios que están funcionando a este respecto como son REMAD y DUGUD, en Madrid y Getxo respectivamente, que incentivan a la ciudadanía a reciclar.

Donde sí que hay que invertir más dinero es en la parte de tratamiento, debemos adecuar las instalaciones de reciclaje, hay que crear nuevas y hay que construir más plantas de valorización energética. Ahí va a haber más inversión necesariamente.

"Hay mucho recorrido para aplicar técnicas digitales para optimizar la gestión y el tratamiento de residuos".

 

Tecnología, digitalización; las soluciones están disponibles, ¿se están aplicando? ¿Qué potencial ofrecen? ¿Tienen capacidad de provocar cambios disruptivos en la gestión y tratamiento de residuos?

Desde luego, es uno de nuestros ejes estratégicos. Ya monitorizamos nuestros vehículos y contenedores y optimizamos las rutas en función de los datos. Aun así, la digitalización tiene sus retos, por ejemplo en ciudades históricas como Granada, hemos tenido que hacer una modelización total de las calles para conocer por qué lugares podía pasar el camión.

En tratamiento lo estamos haciendo también, estamos sensorizando las plantas de residuos para poder pasar de un mantenimiento correctivo a uno predictivo gracias al big data. En plantas de nueva construcción estamos creando dual twins o gemelos digitales, una modelización total de la planta para poder hacer en paralelo innovaciones en los procesos antes de aplicarlo a la planta real.

Por supuesto contamos con robots de selección en plantas de plástico y de RSU, utilizamos inteligencia artificial para analizar los flujos de residuos para predecir las posibles tasas que deberíamos tener y lo aplicamos para optimizar nuestros recursos.

"En plantas de nueva construcción estamos creando dual twins o gemelos digitales, una modelización total de la planta para poder hacer en paralelo innovaciones en los procesos antes de aplicarlo a la planta real".

 

Nuevas opciones de valorización de biorresiduos como el biometano o la conversión en bioproductos de alto valor, o el reciclaje químico de plástico, se están abriendo camino y se ven como una gran oportunidad, ¿cómo lo veis desde Ferrovial Servicios? ¿En qué estáis trabajando?

Para nosotros es uno de los vectores claros de crecimiento. Supone una oportunidad y ofrece una alternativa para los residuos. Hasta ahora, se podía producir biogás, pero nosotros hemos ido un paso más allá en Valdemingómez, purificando ese biogás hasta conseguir biometano verde. Por ahora esta planta es la única que hay en España. Como pioneros, queremos extender estas prácticas. Tenemos más proyectos de este tipo, por ejemplo estamos haciendo algo similar con un proyecto muy ambicioso en el vertedero de Can Mata

"Vemos el biometano como uno de los vectores claros de crecimiento en el futuro".

Otra parte importante es hacer una biorefinería que haga productos interesantes para la industria. Tenemos un proyecto en el que utilizando larvas de insectos conseguimos degradar la materia orgánica hasta conseguir moléculas y compuestos de alto valor para la industria. La planta piloto que tenemos está en Cañada Hermosa, Murcia, pero nuestra intención es aplicarlo en todas las plantas en un futuro próximo.

En cuanto a los residuos plásticos, es muy importante alcanzar altas calidades en el material reciclado. En Ferrovial Servicios queremos seguir avanzando y desarrollar tecnologías de reciclaje tanto físico como químico y que sean capaces de adaptarse a la demanda. Ya estamos colaborando con tecnólogos y tenemos incluso alguna localización para hacer este tipo de plantas más complejas.

 

¿Dónde podemos o debemos mirar para encontrar ejemplos a seguir en materia de gestión de residuos?

Yo creo que todo lo que es reciclaje, tenemos que mirar a países como Alemania, Países bajos o Bélgica. Alemania es la que desde luego es un ejemplo, no solo en reciclaje, sino en cómo se integra con la cadena productiva.

En temas de incineración y de hacer un cambio radical de paradigma, Inglaterra es un buen ejemplo.

 

¿Es más difícil gestionar residuos en España que en países avanzados del norte de Europa?

No es más difícil per se. En España tenemos una situación peculiar, todas las comunidades autónomas tienen legislación propia, esto complica mucho las cosas a la hora de planificar.

Sin embargo, por otro lado, tenemos una colaboración público-privada para sacar adelante servicios y avances que es mucho mayor que en otros países. En Inglaterra esa relación es mucho más rígida, aquí hay un sentido del bien común que te permite tener un diálogo y buscar soluciones conjuntas mediante modificaciones o rediseños. Creemos que el diálogo con la administración está mucho más abierto que en otros países.

"En España, el diálogo con la administración está mucho más abierto que en otros países".

 

¿En qué proyectos bandera está trabajando Ferrovial Servicios?

Los ejes fundamentales son la recogida, donde tenemos toda la sofisticación del servicio a través de la digitalización y la inversión en flota para que sea más sostenible. Por ejemplo en Madrid prestamos el servicio de recogida con una flota impulsada por gas natural.

Tenemos planes en prácticamente todas las plantas para adecuarlas tecnológicamente y previsión de nuevas plantas.

"En tratamiento es donde más inversión va a haber, tenemos actualmente varios proyectos punteros".

En tratamiento es donde más inversión va a haber, tenemos actualmente varios proyectos punteros. Estamos desarrollando uno de los ecoparques más modernos de Europa, el Ecoparque 4 de Barcelona. En cuanto a PET, contamos con una de las plantas más grandes de producción de rPET.

Además, tenemos la única planta que hay en España de reciclaje de medicinas y envases médicos, en Valladolid, donde aplicamos robótica y buscamos las mejores tecnologías para permitir que haya un residuo cero a vertedero.

 

¿Cuáles serán los pilares de crecimiento de la compañía? ¿Qué veremos en el futuro?

Una apuesta aún más decidida por el sector. Se necesitan más inversiones y nosotros estamos dispuestos a ser uno de los actores fundamentales en la transformación del sector en España. Esa es nuestra vocación.

"Se necesitan más inversiones y nosotros estamos dispuestos a ser uno de los actores fundamentales en la transformación del sector en España".

 

Hagamos un ejercicio de imaginación, ¿Cómo veis la industria en la próxima década? ¿Cumpliremos los objetivos establecidos?

Es posible que cumplamos los objetivos que tenemos o que nos quedemos cerca, pero hace falta conciencia de la sociedad e institucional, tenemos que invertir mucho. Solo vamos a poder llegar a los objetivos a través de nuevas instalaciones de tratamiento y a través de una colaboración estrecha entre gestores de residuos y productores involucrados en la generación y tratamiento de residuo.

 

Administración pública, empresas, ciudadanos, ¿qué le pediría a cada uno de ellos para hacer posible una transición a una economía circular?

Sin duda, a la administración, que se destinen los fondos que se necesitan y que se agilicen los permisos para las nuevas instalaciones, tanto urbanísticos como medioambientales. 

A los productores, apostar por modelos colectivos de responsabilidad ampliada. Va a haber más figuras de este tipo y tendrán que anticiparse a la regulación de forma proactiva.

Como ciudadanos tenemos un doble rol: el de asegurar una separación y un uso apropiado de los servicios de recogida y el segundo, demandar productos sostenibles, debemos remar todos en la misma dirección.

Sin duda, las empresas que gestionamos residuos lo vamos a dar todo desde el punto de vista de dedicación, capacidad de innovación, recursos humanos y desde todos los medios de los que disponemos.


En el número 230 de RETEMA estará disponible la entrevista completa a Fidel López Soria, CEO de Ferrovial Servicios.

 

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA