Joaquín Suescun: "España tiene un gran potencial para el aprovechamiento del biometano"

Joaquín Suescun, director de Economía Circular & Descarbonización AGBAR


1409

El director de Economía Circular & Descarbonización de AGBAR, Joaquín Suescun Cruces, asegura que “el biometano juega un papel importante no solo como solución para alcanzar la neutralidad climática en 2050. Además de contribuir a la reducción de emisiones de CO2, supone un impulso al desarrollo de la economía circular”. En una entrevista concedida a miciudadatodogas, este directivo señala que “España tiene un gran potencial para su aprovechamiento fundamentalmente por el gran tamaño de la industria agropecuaria y agroalimentaria”. Para ello, “requiere de un marco regulatorio estable, así como la implantación de incentivos económicos y fiscales además de priorizar determinadas líneas de acción definidas en la hoja de ruta del biogás”.

Los compromisos de Agbar se centran en preservar los recursos que garantizan el futuro sostenible del planeta, el desarrollo de las comunidades y el bienestar de la ciudadanía para hacer realidad una transición ecológica justa, sin dejar a nadie atrás. 

 

¿Cuáles son los principales compromisos estratégicos adquiridos por Agbar para hacer realidad un modelo más sostenible? 

Los compromisos de Agbar se centran en preservar los recursos que garantizan el futuro sostenible del planeta, el desarrollo de las comunidades y el bienestar de la ciudadanía para hacer realidad una transición ecológica justa, sin dejar a nadie atrás. Los ODS y la Agenda 2030 configuran la hoja de ruta de nuestra compañía, que tiene la sostenibilidad en su ADN. De estos ODS, se destaca la prioridad de garantizar el acceso universal al agua y al saneamiento (ODS 6), pero su servicio va más allá y busca profundizar en la consecución de todos los ODS. Para hacer realidad este modelo AGBAR ha trazado una completa y ambiciosa hoja de ruta que se materializa en 10 compromisos estratégicos, correspondientes cada uno de ellos con un Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones.

 

¿Cuál es la su visión sobre el biometano como gas renovable y cómo cree que podríamos acelerar el desarrollo de su potencial en España?

El biometano juega un papel importante no solo como solución para alcanzar la neutralidad climática en 2050. Además de contribuir a la reducción de emisiones de CO2, supone un impulso al desarrollo de la economía circular. España tiene un gran potencial para su aprovechamiento fundamentalmente por el gran tamaño de la industria agropecuaria y agroalimentaria en nuestro país. Aun existiendo un alto grado de madurez tecnológica para su producción y que permitiría un despliegue inmediato, requiere de un marco regulatorio estable así como la implantación de incentivos económicos y fiscales además de priorizar determinadas líneas de acción definidas en la hoja de ruta del biogás.

 

En relación con el modelo de economía circular y la producción de biometano a partir del tratamiento de aguas residuales, ¿cuál es la estrategia de Agbar para su desarrollo?

Agbar somos, a día de hoy, un productor relevante de biogás gracias a las plantas de digestión anaerobia que operamos, que son 40 con digestión anaerobia, generando más de 50NHm3/año de biogás, con una energía primaria equivalente de: 340 GWh/año. Nuestro principal aprovechamiento es el térmico o eléctrico, siendo un reto a futuro contar con la primera planta de upgrading de biogás a biometano para inyección a la red de gas natural. Como parte de la política y estratégica climática de la empresa apostamos por sustituir el modelo tradicional de las depuradoras convirtiéndolas biofactorías. Este modelo pone en el centro de nuestra gestión el argumento de la economía circular y el desarrollo sostenible transformándolas en verdaderos centros de recuperación y recursos. 

Nuestra ambición no solo pasa por la obtención de biometano a partir del tratamiento de aguas residuales, nuestro objetivo es contribuir a la descarbonización de nuestros clientes a través de la construcción y puesta en marcha de plantas de generación de biogás-biometano a través de la codigestión anaerobia de residuos agroindustriales e inyección a red.

 

¿Qué proyectos innovadores manejan actualmente en relación con la economía circular y el tratamiento de aguas?

Nuestro objetivo es abordar proyectos para dar respuesta a los retos que tienen en común la industria y las ciudades, basándose en las sinergias entre ambas, la economía circular, descarbonización y la digitalización. 

En este sentido destacar el proyecto de Ecoplanta Tarragona, proyecto pionero en economía circular que pretende maximizar la reutilización de residuos sólidos urbanos; y favorecer el reciclaje y la valorización material (Waste to Product). Procesará unas 400.000 toneladas de residuos sólidos urbanos no reciclables de los municipios cercanos y producirá alrededor de 220.000 toneladas de metanol anualmente. Este metanol se utilizará como materia prima para producir materiales circulares o biocombustibles avanzados. Gracias a ello se contribuirá a evitar la emisión de unas 200.000 toneladas de CO2 cada año y reducir los residuos que de otro modo acabarían en el vertedero

El proyecto, fruto de la alianza entre AGBAR, Repsol y la canadiense Enerkem, ha sido el único proyecto seleccionado en España por el Fondo de Innovacion de la Unión de la UE que apoya tecnologías altamente innovadoras y grandes proyectos emblemáticos en Europa para conseguir importantes reducciones de emisiones. 

En el ámbito de la descarbonización de la industria, estamos trabajando junto con Solvay en un proyecto para la transición energética de su planta de Torrelavega consistente en la sustitución de la actual caldera de carbón y gas natural por una que se alimentará de CDR y gas natural. Este proyecto permitirá a Solvay avanzar hacia la descarbonización de la planta, ya que se ahorrarán 184.920 t CO2 eq anualmente y se dejarán de utilizar 130.000 t de carbón cada año. El combustible derivado de los residuos provendrá de plantas de tratamiento de residuos cercanas a Torrelavega evitando así la deposición en vertedero de 280.000 t de residuos al año, lo que supone el ahorro de 221.800 t CO2 eq.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA