Euskadi presenta su modelo en la COP26 de Glasgow como elemento vertebrador de la acción climática

La jornada ‘Urban Klima 2050: colaboración multiagente para financiar la adaptación en Euskadi’, organizada por el Gobierno Vasco, mostrará como ejemplo de gobernanza multiagente el proyecto LIFE


551

Glasgow será la capital del cambio climático en noviembre, y hoy, 30 de setiembre, Milán acoge la pre-COP, con citas presenciales y telemáticas preparatorias de la cumbre de Glasgow. Hoy se da el pistoletazo de salida de un evento mundial que provocará debates de máximo interés entre gobiernos de Estados y Regiones, y la ciudadanía. 

Euskadi es una región comprometida con el cambio climático. El Gobierno Vasco, con el impulso del Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, ha fijado el reto climático y energético como una prioridad fundamental. Como muestra, Euskadi es una de las 22 regiones de todo el mundo que forman la “Alianza por la Ambición Climática’ impulsada por las Naciones Unidas, lo que supone un reconocimiento internacional al compromiso del País Vasco para lograr la neutralidad en carbono para el año 2050 o antes, y para ser un territorio resiliente a los efectos del cambio climático.

Euskadi estará en Glasgow, y la consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha avanzado que “llevaremos nuestra experiencia y nuestro compromiso a diversas mesas de alto nivel” con el objetivo de “dar a conocer nuestra experiencia y apuesta por la acción climática desde nuestro modelo social, económico e industrial”. La agenda de la consejera incluye los siguientes eventos:

  • Euskadi asumirá el compromiso para trabajar hacia una industria descarbonizada en el contexto del World Economic Forum.

  • En el ámbito de la energía, se expondrá el caso vasco en las estrategias de energía offshore y del hidrógeno limpio en el encuentro oficial organizado por la DG Energía de la Comisión Europea.

  • Se dará una oportunidad inmejorable para reunir a las redes internacionales en las que Euskadi participa:

Under 2 Coalition: la coalición de gobiernos subnacionales que tiene como objetivo lograr la mitigación de las emisiones de gases de efecto invernadero, que celebrará su asamblea

La alianza de regiones Regions 4: una red global que representa únicamente a gobiernos regionales ante las agendas de la ONU, iniciativas de la Unión Europea y debates globales sobre cambio climático, biodiversidad y desarrollo sostenible.

Euskadi ostenta la presidencia de esta Red de Regiones y la COP de Glasgow puede convertirse en una excelente oportunidad para reivindicar el papel de las regiones en la acción contra el cambio climático y la sostenibilidad.

Tapia ha avanzado que “se espera que Glasgow sea un punto de inflexión” y ha admitido que existe mucha expectación “sobre el acuerdo que pueda salir de esta cumbre”. Por ello, ha fijado 3 aspectos que para Euskadi resultan fundamentales:

  • Acelerar la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.

  • Acelerar los cambios en nuestro territorio para adaptarnos lo mejor posible a los inevitables impactos del cambio climático.

  • Incrementar la financiación climática.

Sobre esta última cuestión, ha subrayado que el Programa Euskadi Next 2021-26, Programa de inversiones diseñado por el Gobierno Vasco, en coordinación con las tres Diputaciones Forales y los Ayuntamientos de las tres capitales, contempla inversiones para la recuperación, la transformación y la resiliencia de Euskadi, con un 63% de sus medidas orientadas a la transición energética y climática y con un catálogo de actuaciones que podrían suponer un impacto total de inversión de más de 18.000 millones de euros, entre fondos europeos y recursos propios públicos y privados.

Se trata de actuaciones con las que además de contribuir a la sostenibilidad, desde el plano energético y climático, se vaya a poder generar economía y empleo, abriendo numerosas oportunidades para la industria vasca. Este es el espíritu del Green Deal -Pacto Verde Europeo. Aunar crecimiento económico, empleo y protección del medio ambiente, impulsando una economía competitiva.

Tapia ha avanzado que “estamos ultimando nuestro propio Plan de inversiones públicas de acción contra el cambio climático que asumiremos, inicialmente, con recursos propios: actuaciones en puertos y zonas del litoral; obras de resiliencia frente a inundaciones, descontaminación de suelos, generación de energías renovables, etc. El presupuesto de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente de 2022 priorizará la reactivación y la mejora competitiva de la industria con la apuesta sostenible y de acción climática.

La consejera ha advertido que “la acción contra el cambio climático no puede someterse a la incertidumbre de los fondos NEXT”. El Gobierno Vasco avanzará con su planificación, y si los fondos llegan se acelerarán las inversiones “pero no vamos a permanecer quietos a la espera”. Ha lamentado que “lo visto hasta el momento, no nos invita a pensar que la verdadera transformación vaya a llegar de los recursos NEXT, no al menos, tal y como vienen distribuyéndose hasta el momento”.

 

La jornada ‘Urban Klima 2050

El Palacio Euskalduna de Bilbao acoge este jueves 30 de septiembre la jornada internacional ‘Urban Klima 2050: colaboración multiagente para financiar la adaptación en Euskadi’, que dará a conocer los principales avances del proyecto europeo LIFE Urban Klima 2050, la mayor iniciativa de acción climática de Euskadi para los próximos años, hasta 2025.

El evento es una de las actividades principales de la segunda edición de ASTEKLIMA, la Semana del Clima y la Energía de Euskadi, que se celebra en todo el territorio vasco del 24 de septiembre al 3 de octubre.

La jornada también forma parte del programa oficial de la PreCOP26 All4Climate-Italy 2021, antesala de la Cumbre del Clima, que este año se celebrará en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre y donde el Gobierno Vasco reafirmará sus compromisos de mitigación y adaptación al cambio climático recogidos en su hoja de ruta, el Basque Green Deal, que supone un modelo para un desarrollo económico justo y sostenible, con la industria y la tecnología como principales palancas.

El encuentro, que también podrá seguirse telemáticamente, se divide en cuatro sesiones en las que representantes institucionales y personas expertas en cambio climático hablarán sobre la necesidad de colaborar para impulsar la adaptación, buenas prácticas, y la importancia de la gobernanza y la cooperación multiagente.

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, será la encargada de inaugurar la jornada junto al presidente de Eudel y alcalde de Vitoria-Gasteiz, Gorka Urtaran; y Christian Strasser, representante del Programa LIFE de la Comisión Europea.

En la primera mesa redonda Alexander Boto, director de Ihobe; María José Sanz, directora científica del BC3; y Carlos Garbisu, director científico de Neiker; y Ana Juaristi, del área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Donostia/San Sebastián expondrán el modelo del proyecto Urban Klima 2050 como un ejemplo de colaboración multiagente.

A continuación, se conocerán casos de adaptación sobre el terreno de la mano de Antonio Aiz, director general de URA–Agencia Vasca del Agua; Amets Jauregizar, Alcadesa de Bakio; Luis Pedrosa, director de Energía y Medio Ambiente de Tecnalia; y Guillem Chust, coordinador del área de cambio climático de AZTI.

La jornada finalizará con la mesa redonda ‘Juntos por nuestro planeta: gobernanza y cooperación multinivel para liderar la agenda de acción de adaptación para un impacto global’, en la que tomarán parte representantes internacionales como Gonzalo Muñoz, embajador de Alto Nivel del Clima para la COP26; Saleemul Huq, director del Centro Internacional de Cambio Climático y Desarrollo–ICCCAD; Héloïse Chicou, responsable de Incidencia y Acción Climática de Regions4-Red de gobiernos regionales para el desarrollo sostenible; y Holger Robrecht, director europeo adjunto de ICLEI-Gobiernos locales por la sostenibilidad. 

 

40 acciones para garantizar la resiliencia del territorio

El proyecto europeo LIFE Urban Klima 2050 es la iniciativa más ambiciosa liderada por el País Vasco que tiene como objetivo garantizar la resiliencia del territorio desde un enfoque de gobernanza multinivel, de múltiples partes interesadas y acción climática sobre el terreno. Este ambicioso proyecto se puso en marcha en 2019 gracias a un gran consorcio formado por 20 organizaciones y con una inversión de 19,8 millones de euros (10,2 millones de euros -52%- financiados por la Unión Europea). Las entidades socias del proyecto se han fijado el ambicioso objetivo de llevar a cabo 40 acciones en tres áreas específicas –la costa, las cuencas fluviales y las zonas periurbanas–, a lo largo de 6 años.

El proyecto LIFE Urban Klima 2050 desarrolla actuaciones piloto en las tres capitales vascas (Bilbao, Donostia y Vitoria-Gasteiz), además de en otros cuatro municipios: Bakio, Bermeo, Gernika-Lumo y Zarautz. Estos 7 ayuntamientos vascos forman parte del consorcio impulsor de Urban Klima 2050, liderado por la sociedad pública Ihobe como entidad coordinadora, junto a varios departamentos de Gobierno Vasco, URA-Agencia Vasca del Agua, EVE-Ente Vasco de la Energía, las tres diputaciones forales, cinco centros tecnológicos y científicos: AZTI, BC3, Tecnalia, Neiker y Tecnun; y la Fundación Naturklima.

 

Principales avances hasta 2021

El proyecto LIFE Urban Klima 2050 tiene el propósito de que su modelo colaborativo y de implantación pueda replicarse en otras regiones. En estos casi dos años de ejecución del proyecto, se han realizado avances significativos en las diferentes áreas que abarca el proyecto con el fin de adaptar el territorio a los efectos del cambio climático. Los más destacados son:

  • Informe de diagnóstico y evaluación para identificar alternativas que minimicen los daños que el efecto combinado de olas y mareas genera en el frente marítimo de Zarautz. Además, se ha desarrollado una propuesta para el paseo marítimo de este mismo municipio.

  • Instalación de un sistema de videometría costera en el monte Igeldo (Donostia/San Sebastián) para monitorizar las playas de La Concha y Ondarreta.

  • Estudio para la posterior creación de un bosque de inundación y marisma en el río Estepona en Bakio.

  • Diagnóstico e identificación de actuaciones de restauración en algunos espacios protegidos de la Red Natura 2000 en Araba, en concreto en Lantarón y Labastida.

  • Intervenciones para la mejora de las riberas de la regata de Errekatxulo (Donostia/San Sebastián).

  • A escala urbana y periurbana, la mayoría de las actuaciones relacionadas con la infraestructura verde ya se han iniciado, y algunas están en fase avanzada como la naturalización del embalse de Artikutza y la recuperación de una plantación con especies autóctonas que sustituirá una anterior de cipreses de Lawson, en Donostia/San Sebastián; así como un catálogo de soluciones basadas en la naturaleza para la ciudad de Vitoria-Gasteiz, entre otras.

  • Instalación de paneles fotovoltaicos en 4 puntos diferentes de la ciudad de Donostia/San Sebastián para el autoconsumo.

  • Habilitación de una senda peatonal y ciclable en la Reserva de la Biosfera de Urdaibai.

  • Estudio de movilidad eléctrica para la periferia de Vitoria-Gasteiz.

  • Instalación en Lekeitio de un equipo ARMS (Estructuras Autónomas de Vigilancia de Arrecifes) para vigilar el bentos -la comunidad de organismos que habitan en el fondo de los ecosistemas acuáticos- y estudiar los cambios que se generan a causa del cambio climático.

  • Desarrollo de instrumentos de gestión para apoyar a las entidades locales, como la herramienta para el cálculo de las emisiones de gases de efecto invernadero en el ámbito comarcal y la guía para la elaboración de planes de clima y energía locales.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA