Global Omnium, líderes en innovación y compromiso medio ambiental

La compañía intensifica sus acciones para proteger el medio ambiente, avanza en sus objetivos de economía circular e incorpora a su gestión y estrategia los ODS de la Agenda 2030 de Naciones Unidas


512

Global Omnium mantiene desde su fundación como Aguas de Valencia un fuerte compromiso con el medio ambiente. La compañía impulsa acciones clave destinadas a conservar y proteger el recurso agua destinado a los abastecimientos y depura,  responsablemente y con el máximo respeto a los ecosistemas hídricos, millones de litros de agua a los que proporciona otro uso, ya sea medioambiental o en forma de caudales reutilizables en la agricultura.

En este contexto, el Consejo de Administración de Global Omnium ha aprobado un plan estratégico que incluye, entre otras propuestas, el desarrollo de nuevas soluciones innovadoras en la gestión del agua y un compromiso reforzado con la protección del recurso agua y el medio ambiente.

Global Omnium ha formalizado su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, integrando sus principales propuestas de actuación en su estrategia corporativa. Mediante la adhesión a la Red española del Pacto Mundial a través de la firma del compromiso el 6 de septiembre 2019, la compañía  se integra como “participant” en United Nations Global Compact. Se trata de la mayor iniciativa de responsabilidad social y desarrollo sostenible del mundo protagonizada por organizaciones y empresas. Un compromiso firme con la sostenibilidad que Global Omnium mantiene desde hace años en todas sus vertientes, especialmente en la medioambiental y que ahora encuentra un encaje reconocible en los ODS.

 

La investigación al rescate del medio ambiente

En el último año, Global Omnium ha gestionado 368 instalaciones de tratamiento de aguas y 28 plantas de potabilización con las que presta servicio  a más de cinco millones de personas distribuidas en 13 comunidades autónomas y seis países.

El agua depurada por la compañía ascendió a 280,3 hectómetros cúbicos y se generaron 107.393 toneladas de abono con aplicación agrícola.

Un 45% del agua tratada fue entregada a agricultores con concesión mientras que una parte significativa del resto del agua reciclada en las depuradoras contribuía a paliar los efectos de la sequía, recurrente en el litoral mediterráneo y agravada ya por los efectos del cambio climático. Toda el agua devuelta al ciclo hidráulico reúne los requisitos ambientales exigidos por la legislación y la compañía extrema sus controles cuando se trata de vertidos a “Zonas Sensibles” amenazadas por procesos de eutrofización.

Así por ejemplo, los investigadores de Global Omnium han trabajado, entre otros, en proyectos como MICROPLAST destinado a evitar la llegada de microplásticos a la naturaleza. Los microplásticos, aseguran los responsables del proyecto, “representan uno de los mayores problemas medioambientales de nuestro tiempo, ya que su presencia en los oceános tiene consecuencias ambientales, económicas y sobre la salud. Creemos que las  Estaciones de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) son una herramienta muy útil para la reducción de los microplásticos en el medio”.

En colaboración con Aimplas, instituto tecnológico y la Universitat de Valencia, la investigación analiza la entrada de plásticos en las depuradoras, los procesos en los que pueden ser retenidos y determinará la eficacia en la eliminación de microplásticos mediante distintos sistemas de filtración y a diferentes escalas. El objetivo, dicen, es liderar el conocimiento sobre los microplásticos y aportar soluciones para evitar que acaben provocando problemas en los ecosistemas marinos e introduciéndose en la cadena alimentaria.

 

Proyectos pioneros: SARS- GOAnalytics y Oribital EOS “los detectives del mar”

Global Omnium tiene como misión corporativa preservar nuestro entorno desde una perspectiva transversal e implementa esta vocación en todos los ámbitos y divisiones de la compañía. Por ejemplo, en el laboratorio de calidad de agua se viene trabajando desde hace algo más de 3 años en la investigación de virus en el agua. Gracias a ese trabajo y a raíz de la crisis del COVID 19 ha sido la primera empresa en desarrollar un método pionero en la detección de restos génicos del virus en aguas de alcantarilla. En pocas semanas, esta desarrollando labores de muestreo y control en muchas ciudades de España.

Otro ejemplo muy significativo es la intensa labor que se está desarrollando desde GOHub. Si hablamos de las startups vale la pena destacar la labor desarrollada por Orbital EOS recientemente premiada por los premios GO! ODS de la FUNDACION Rafel del Pino. Los llamamos los ‘detectives del mar’ son capaces de detectar la contaminación marina en todo el mundo gracias a sus algoritmos e imágenes de satélites. También están especializados en alerta temprana de incendios forestales, ahora que empieza la campaña.

 

Fundación Oceanogràfic y Fundación Aguas de Valencia

Por otra parte, el Oceanogràfic de València, gestionado por Avanqua, del grupo Global  Omnium, mantiene abiertas 22 líneas de investigación y tiene programados 57 proyectos relacionados con la conservación y el bienestar animal.

En el ámbito de la conservación destaca la labor de “El Arca del MAR”, conocido popularmente como el “hospital de tortugas” y que desde su creación por a Fundación Oceanográfic ha procurado ya la recuperación y devolución a su medio natural de más de 900 tortugas marinas.

El pasado noviembre, la Dirección General de Medio Natural introdujo, por primera vez, en la “albufereta” del Oceanogràfic unos mil ejemplares de samaruc, criados en cautividad en el Centro de Conservación de Especies Dulceacuícolas de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica en El Palmar (PN de L´Albufera). Tras un periodo de adaptación, estos ejemplares iniciales se han reproducido con éxito consolidando un nuevo reservorio a partir del cual pueden iniciarse programas de reintroducción en espacios naturales donde la especie haya desaparecido o se encuentra amenazada.

Entre las actividades de la Fundación Aguas de Valencia cabe incluir también la experiencia pionera de biorremediación realizada en el tramo final de la desembocadura del Tùria. En colaboración con el Ayuntamiento de Valencia, Global Omnium ha probado con éxito la utilización de bacterias para le mejora medioambiental de cauces degradados. Además, y con la Fundación LIMNE trabajan para recuperar las nutrias en los ríos valencianos.

El objetivo del proyecto, fruto también de la colaboración con la Generalitat Valenciana (Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica) es certificar la situación real de la nutria en los ríos valencianos y proponer las medidas más adecuadas para la conservación de esta especie amenazada.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA