Incatema estudiará la rehabilitación de los sistemas de riego en Santo Tomé y Príncipe

El estudio consistirá en el diagnóstico de la infraestructura de riego actual en la región y de su grado de operación


287

Incatema Consulting & Engineering ha sido adjudicataria del concurso para la elaboración de un estudio para la rehabilitación de los sistemas de riego de las comunidades de Canavial Baixo, Canavial Cima y Agua Casada, en la República Democrática de Santo Tomé y Príncipe, la segunda nación más pequeña de África, con apenas 200.000 habitantes. El proyecto promovido por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Social del país africano, cuenta con un presupuesto de 98.438,78 euros y tendrá una duración estimada de 6 meses.

El estudio consiste en el diagnóstico de la infraestructura de riego actual en estas dos regiones y de su grado de operación, determinando su posible reutilización, así como el levantamiento topográfico de las redes de distribución de agua y sus parcelas agrícolas de riego. Además, también se contempla el diseño y el cálculo para llevar a cabo la rehabilitación de ambos sistemas de riego y la construcción de nuevas infraestructuras necesarias para garantizar su óptimo funcionamiento.

Dicho estudio resulta muy necesario dado que conseguir infraestructuras de abastecimiento de agua y sistemas de gestión más eficaces contribuirán muy positivamente al desempeño de la agricultura familiar en regiones desfavorecidas como la de Santo Tomé y Príncipe.

 

La rehabilitación del regadío existente, prioridad en los países en vías de desarrollo

Sergio De Román, Director de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural en Incatema Consulting & Engineering explica que “nos enfrentamos a un proyecto ilusionante, ya que deberemos saber adaptar las soluciones de ingeniería a las condiciones agrícolas y socioeconómicas locales, proponiendo sistemas de riego acordes a la intensidad del cultivo. Todo ello teniendo muy presente que la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y los organismos internacionales en materia de desarrollo aconsejan siempre que, ante el bajo desempeño de muchos sistemas de riego en países en vía de desarrollo, se otorgue prioridad a la rehabilitación de las infraestructuras existente antes que la puesta en riego de nuevas áreas”.

“A menudo estos pequeños países insulares están a merced de la economía de sus vecinos más grandes y viven en primera línea los efectos del cambio climático. Aunque estén rodeados por mares y océanos, en muchas islas el agua para beber, la agricultura y la industria es un recurso precioso y, a menudo, escaso. Con unos patrones climáticos cambiantes y una urbanización en aumento, la gestión sostenible del recurso hídrico es cada vez más una prioridad”, tal como señala Naciones Unidas en el informe Asuntos Emergentes para los Pequeños Estados Insulares en Desarrollo de 2014.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.