Innovación tecnológica y revolución circular van de la mano

Por Joan Manel Casamitjana, CEO de PICVISA y Maryam Yuli, directora de innovación de PICVISA


522

Bienvenidos al nuevo mundo. Estamos delante de la mayor transformación tecnológica en velocidad, agilidad y simplicidad vista por nuestra generación y de bien seguro por toda la historia de la humanidad. Ha habido 4 revoluciones y esta última tiene un inmenso componente tecnológico con grandes cambios en el aspecto económico pero también en el aspecto humano.

Todos los negocios se están viendo afectados por estos cambios y la SOSTENIBILIDAD ha cogido especial relevancia. Dentro de la sostenibilidad sobresale la economía circular aplicada a las empresas, a nuestro día a día como nunca antes habíamos sido capaces de visualizar. Esa economía circular tiene como objetivo la eliminación de los residuos y la reducción de la contaminación pero sin tener que salir de nuestras casas de nuestras empresas o de nuestras cotidianidades.

¿Qué sería la antítesis de la economía circular?  Pues es la economía lineal tradicional: tomar, producir, desechar y todo en un período lo más corto posible para volver a empezar y CONSUMIR al máximo, generar un círculo vicioso y virtuoso de máximo consumo. Ese ha sido uno de los grandes aceleradores de la economía del siglo XX. Este 2021 y esta pandemia han hecho que visualicemos de una forma MAYÚSCULA que este no debe ser nuestro formato social, de business ni de futuro de nuestra sociedad.

Legisladores, empresas y consumidores en general están adoptando de manera creciente un enfoque centrado en la economía circular para combatir la situación de emergencia climática actual y poner a las personas en el centro de la solución.

La tecnología ha venido para ayudarnos a impulsar la transformación empresarial hacia una economía circular proporcionando tecnologías innovadoras que están transformando los modelos de negocio.

La tecnología ha venido para ayudarnos a impulsar esta transformación empresarial hacia una economía circular proporcionando tecnologías innovadoras que están transformando los modelos de negocio y que impulsan hacia economías basadas en los servicios (servitización) y el uso compartido de recursos en el instante preciso. Esta tecnología se ha convertido en la esencia de la economía circular. Innovación tecnológica y revolución circular van de la mano.

Hablando de residuos, a nivel mundial crecerán alrededor de un 70% en 2050 (según el informe del Banco Mundial: "Los desechos 2.0: Un panorama mundial de la gestión de desechos sólidos hasta 2050") debido a la creciente urbanización de los terrenos y el crecimiento de la población.

Uno de los puntos clave para la construcción de una economía circular es la implantación de un buen sistema de gestión de residuos, en eso PICVISA está ayudando a todos los stakeholders del sector validando sistemas, probando soluciones desde nuestro test-center y aportando todo el conocimiento tanto a los clientes finales como a nuestros clientes integradores. Se está generando un ecosistema donde la línea de separación cliente y proveedor desaparece y ambos suman esfuerzos para evolucionar o revolucionar aportando cada uno todo su potencial para acercarnos hasta límites insospechados a la teoría del residuo Zero en cualquier aplicación o industria.

La IA, la robótica, la visión artificial, el IoT, el análisis del big data y la realidad aumentada, la realidad mixta y la realidad virtual son cruciales para llevar a cabo la transformación de los procesos, la optimización de la recuperación/reciclaje de los residuos valorizables con el fin de mejorar la cantidad y la calidad de los procesos de recuperación.

Hablando de esas tecnologías innovadoras, ofrecemos soluciones donde la IA, la robótica, la visión artificial, el IoT, el análisis del big data y la realidad aumentada, la realidad mixta y la realidad virtual son cruciales para llevar a cabo la transformación de los procesos de fabricación, la optimización de las cadenas de suministro o la recuperación/reciclaje de los residuos valorizables con el fin de mejorar la cantidad y la calidad de los procesos de recuperación. Lo que nos viene será aplicar la trazabilidad de estos materiales dentro de un proceso de múltiples equipos, con distintos puntos de entrada y varios flujos de salida con tecnología blockchain. Toda esta tecnología ayudará a reducir los costes ambientales y en definitiva los costes de la transición hacia la economía circular.


Artículo publicado en el número 229 de RETEMA.

Entidad
Picvisa

Picvisa

RRSS
Archivado en:
Sostenibilidad, Opinión, España
Tags
PICVISA


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA