Investigadores de la UB crean un novedoso sistema electroquímico para descontaminar y desinfectar aguas

La alternativa tecnológica propuesta es un reactor basado en la oxidación mediada electroquímicamente, un proceso muy efectivo, limpio y eficiente


686

El crecimiento de los entornos urbanos y de actividades como la agricultura, la ganadería o la industria ha hecho que la falta de agua y su contaminación sean unos de los grandes retos del siglo XXI a escala global. Investigadores de la UB han diseñado un nuevo sistema basado en procesos electroquímicos de oxidación avanzada para descontaminar y desinfectar aguas. El prototipo tiene un diseño innovador que le permite aumentar la capacidad de tratamiento y disminuir el consumo energético en comparación con los modelos actuales. El proyecto está liderado por el profesor Ignacio Sirés, del Laboratorio de Electroquímica de los Materiales y del Medio Ambiente (LEMMA) de la Facultad de Química, y cuenta con la colaboración del Laboratorio de Virus Contaminantes de Agua y Alimentos (VIRCONT) de la Facultad de Biología, liderado por la profesora Rosina Gironès.

La alternativa tecnológica propuesta es un reactor basado en la oxidación mediada electroquímicamente, un proceso muy efectivo, limpio y eficiente en el que a partir de diferentes reacciones químicas y electroquímicas se producen moléculas radicalarias que son fuertes oxidantes y reaccionan con los microorganismos y las moléculas orgánicas presentes en el agua. De esta manera, el agua contaminada entra en el sistema y sale descontaminada y desinfectada de manera continua.

El nuevo reactor presenta varias ventajas respecto a los modelos convencionales que están formados por placas, los cuales limitan el volumen de agua que se puede tratar en un solo paso. El innovador diseño en forma tubular permite aumentar el caudal de solución acuosa que se puede tratar en modo continuo y facilita una mejor distribución de la corriente y del potencial eléctricos para garantizar la mezcla adecuada de los líquidos durante todo el proceso de descontaminación. Además, al tratarse de un equipo relativamente pequeño, compacto y modular, es óptimo para tratamientos descentralizados.

La prueba de concepto realizada con esta nueva tecnología ha permitido verificar que los procesos electroquímicos de oxidación avanzada con el nuevo reactor destruyen completamente un contaminante orgánico modelo. Se trata, por tanto, de una innovación que con el tiempo podría ser muy útil para estaciones depuradoras de agua urbana, empresas que generan efluentes acuosos cargados con compuestos orgánicos tóxicos o poblaciones sin acceso a sistemas centralizados de tratamiento de agua.

Con el objetivo de escalar esta innovadora tecnología, la Fundación Bosch i Gimpera, oficina de transferencia de conocimiento y tecnología de la UB, ha otorgado 25.000 euros a este proyecto en el marco de la convocatoria de ayudas Fondo para el Impulso de la Innovación (F2I).

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA