Investigadores validan un nuevo método para medir la concentración de hormonas en efluentes

Científicos de la Universidad de Jaén han desarrollado una nueva metodología que integra distintas técnicas y herramientas con las que es posible detectar estas sustancias en valores de nanogramos


282

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén ha validado un nuevo sistema con el que se logran resultados más exactos y en menos tiempo sobre la concentración de hormonas en efluentes. Los expertos han demostrado la eficacia del método en muestras de España y Marruecos incluyendo agua potable, mineral, de pozo, de piscina, de pantano, de río y residuales. En todos los casos, las concentraciones fueron inferiores o similares a las encontradas por otros investigadores en distintas zonas del mundo, y por debajo de los límites máximos permitidos por la legislación.

Las hormonas se producen de forma natural en el cuerpo de los mamíferos o se sintetizan para su uso en píldoras anticonceptivas, promotores del crecimiento para el ganado o los cultivos y aplicaciones médicas, fundamentalmente. Estos contaminantes llegan al ciclo del agua mediante los vertidos directos, la eliminación incompleta en las plantas de tratamiento de residuales o la escorrentía agrícola.

 

Elevada sensibilidad

El nuevo método integra distintas técnicas y herramientas con las que es posible detectar estas sustancias en valores de nanogramos, mil veces menor que el peso de un grano de azúcar. Así, en el artículo "A sensitive, robust method for determining natural and synthetic hormones in surface and wastewaters by continuous solid-phase extraction–gas chromatography–mass spectrometry’" publicado en la revista Environmental Science and Pollution Research confirman que algunas de las hormonas que pasaban inadvertidas en otros sistemas de análisis son detectadas con total claridad con el que proponen debido a la elevada sensibilidad que presenta.

Por otro lado, el tiempo se reduce considerablemente obteniendo los perfiles de las muestras en tan solo 20 minutos. “Además, con el sistema continuo empleado para el tratamiento de muestra, se reduce notablemente el consumo de reactivos. Con lo cual la metodología desarrollada es más amigable con el medio ambiente que en otros procedimientos analíticos basados en el uso de volúmenes elevados de disolventes orgánicos, que en muchos casos son contaminantes”, indica a la Fundación Descubre el catedrático de la Universidad de Jaén Evaristo Ballesteros, autor del artículo y coordinador del trabajo de investigación.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA