La Agencia Catalana del Agua estudia los efectos de la implantación de caudales ambientales

La iniciativa, dirigida por la empresa BAC Engineering Consultancy Group, junto con las empresas EngiSiC y jurel, estudiarán durante 15 meses diferentes ríos catalanes de las cuencas internas


637

La Agencia Catalana del Agua (ACA) está impulsando un proyecto de investigación destinado a estudiar los efectos de la implantación de los caudales ambientales en varios ríos catalanes de las cuencas internas, con una inversión de 517.490 euros. El estudio, dirigido por la empresa BAC Engineering Consultancy Group, junto con las empresas EngiSiC y jurel, tendrá una duración de 15 meses. Mediante trabajos de campo, la aplicación de modelos y el análisis de datos, biólogos / as e ingenieros / se determinarán cuál es el efecto de la implantación de caudales ambientales en los ríos catalanes y propondrán mejoras de cara a su futuro.

Con este proyecto se dispondrá de un diagnóstico de alteración hidrológica que permitirá saber qué masas de agua tienen más riesgo de sufrir problemas ecológicos relacionados con los caudales circulantes. La investigación también hará una propuesta de una red operativa de seguimiento ambiental para verificar los efectos de la implantación de caudales ambientales, y en algunos tramos, se generará un modelo que ayudará a modelizar el estado de la vegetación de ribera y de diferentes organismos bajo los efectos de cambio climático y de diferentes escenarios de gestión del agua. Todo esto servirá para mejorar la calidad ecológica de nuestros ríos y responder a las amenazas futuras dentro de un escenario de cambio global.

 

Una experiencia de más de 20 años

A inicios de los 2000, la ACA ya financió varios estudios para el diseño de caudales ambientales para todos los ríos de la red fluvial de Cataluña. Los caudales ambientales, también llamados caudales de mantenimiento o ecológicos, tienen el objetivo de garantizar un mínimo de agua que permita asegurar esta diversidad de hábitats y organismos, así como hacer compatible las necesidades del ecosistema con los diferentes usos del agua.

La ACA estableció la obligatoriedad de implementar caudales ambientales en aquellos ríos con especies y hábitats protegidos desde 2018, y desde el 2020 para el resto de cursos de agua de las cuencas internas de Cataluña. El Plan de gestión obliga, a personas jurídicas o físicas que hagan uso de los recursos hídricos, a liberar agua suficiente para garantizar un régimen de caudales ambientales en condiciones de normalidad hidrológica.

Los ríos catalanes sufren diferentes problemáticas y una de las que identifica la ACA es la alteración de los caudales circulantes. La actividad humana, y en concreto la presencia en los ríos catalanes de infraestructuras para almacenar o extraer agua para diferentes usos, es la principal causa. Estos usos del agua, también indispensables para garantizar las diferentes demandas de la ciudadanía, son el regadío, el abastecimiento de agua potable, la industria y la producción hidroeléctrica. El cambio climático, además, agrava la situación.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA