La ampliación de la depuradora de Muskiz contará con la tecnología Nereda para el proceso biológico

Para esta actuación, liderada por el Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia, se ha optado por un procedimiento de licitación pionero en el Estado bajo la fórmula de diálogo competitivo

Esta novedosa tecnología permitirá que la planta no detenga su operación durante la actuación


799

29/01/2020

El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia iniciará el próximo mes de noviembre las obras para la amplicación y renovación de la Estación de Depuración de Aguas Residuales (EDAR) de Muskiz que supondrán una inversión de casi 12,4 millones de euros. La aplicación de una novedosa tecnología para el proceso biológico permitirá que la depuradora esté operativa en todo momento, algo que se planteó como condición indispensable, ya que el efluente de la planta debe seguir cumpliendo los parámetros exigidos. La actuación tenía una segunda limitación importante dada la escasa disponibilidad de espacio.

La complejidad de la obra llevó al Consorcio de Aguas a optar por un procedimiento de licitación pionero en el Estado mediante la fórmula de diálogo competitivo, que permite consultar las alternativas al mercado, de forma que los licitadores a partir de los estudios realizados pueden presentar su oferta para la ampliación de la EDAR con la solución y tecnologías más innovadoras disponibles. De esta forma, tres empresas concurrieron al proceso de diálogo –que se inició en enero de 2019– y durante cinco meses han trabajado para dar con la mejor alternativa, que será finalmente la presentada por una UTE integrada por ACCIONA Agua y ACCIONA Construcción.

La EDAR de Muskiz es una de las más antiguas de Euskadi y la más antigua de Bizkaia, operativa desde el año 1998, antes incluso que la depuradora de Galindo (Sestao). En la actualidad trata un caudal en los límites de sus condiciones de diseño, especialmente en momentos de precipitaciones intensas, debido a la incorporación de aguas pluviales a las redes de alcantarillado municipales. Por ello, se consideró necesario acometer algún tipo de actuación para optimizar el sistema de saneamiento, incrementado los volúmenes tratados en la depuradora y minimizando el riesgo de que en momentos de fuertes lluvias lleguen al cauce de la Ría del Barbadun aguas sin el adecuado tratamiento.

La solución técnica adoptada estaba basada en una tecnología novedosa en cuanto al proceso biológico. Este proceso –comercialmente llamado Nereda– concebido por la Delft University of Technology (Países Bajos), está compuesto por tres reactores de biomasa granular que funcionan en ciclos de llenado/descarga, aireación y decantación. En el fango granular las tres zonas de reacción están presentes en distintas capas dentro de las partículas granulares, permitiendo condiciones anaerobias, aerobias y anóxicas en las que se eliminan simultáneamente el fósforo, la materia orgánica, el amonio y los nitratos. Todo esto permite un diseño de reactor compacto y al no ser necesaria la decantación secundaria, imprescindible en otras tecnologías, se reduce significativamente la superficie de la depuradora.

Aun siendo el tratamiento biológico el corazón de la depuradora, las otras partes de esta son igualmente interesantes. Así, merece la pena resaltar que, aunque el caudal de tratamiento medio en la línea del biológico es de 192 m3/h (4.600 m3/día), se podrá alcanzar un caudal máximo de 1.116 m3/h mediante un tratamiento físico-químico del influente en tiempo de lluvias, lo que eliminará prácticamente el riesgo de alivios al medio de aguas sin el adecuado tratamiento.

Todo ello permitirá que en el caso del caudal tratado en la línea del biológico se alcancen valores inferiores 15 mg/l de nitrógeno total y 2 mg/l de fosforo total, y 35 mg/l de solidos totales en el caso de la línea de tormentas. En ambas líneas el efluente se someterá a un tratamiento terciario mediante filtros y luces ultravioletas para obtener un agua con valores de coliformes totales por debajo de 500 UFC/100 ml y 200 UFC/100 ml de enterococos.

Los resultados de los análisis por simulación realizados para la validación de la solución propuesta por ACCIONA, indican que el proceso cumple con holgura los requisitos de calidad del efluente que retorna al medio ambiente, no sólo en la situación actual, sino también en las condiciones de máxima carga de la planta. En este sentido, la eliminación de amonio, nitratos y fósforo es muy estable. Además, la flexibilidad para adaptar el proceso a variaciones a corto-medio plazo es alta.

Por otro lado, la biomasa granular aerobia ofrece varias ventajas frente a los flóculos de fango activado convencional, al disponer de una buena capacidad de adaptación para soportar variaciones de carga importantes. Otros aspectos destacables de la alternativa seleccionada son el menor consumo energético y la menor producción de lodos que se traducen en una reducción de los costos de operación. Para mejorar la sostenibilidad del proceso de depuración de las aguas residuales se incorporan al diseño medidas de eficiencia energética, el empleo de agua regenerada para algunos usos internos de la planta, la reutilización de materiales de excavación y la recuperación de biopolímeros del lodo para su uso posterior.

Para la redacción del proyecto se empleará la metodología BIM (Building Information Modeling) que permite elaborar  un modelo digital del conjunto de la instalación en la fase de diseño que se amplía y completa durante la construcción y a lo largo de la vida útil de la EDAR.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.