La biorrefinería Clamber recibe 2,4 millones de euros para el desarrollo de nuevas investigaciones

El Gobierno de Castilla-La Mancha destina 2,4 millones de euros para la compra de maquinaria de la planta de escalado y biorrefinería Clamber


463

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha realizado un esfuerzo de inversión en I+D+i de 2,4 millones de euros este año para la compra de maquinaria de la planta de escalado y biorrefinería Clamber, en Puertollano, con el objetivo de que se sigan desarrollando nuevos procesos productivos. Apuesta decidida del Ejecutivo castellanomanchego por la investigación y la economía circular, en unas instalaciones que son referente a nivel nacional y que permiten la colaboración público-privada en unas instalaciones que cuentan con la última tecnología.  

Así lo ha explicado el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, que ha visitado estas instalaciones ubicadas en la ciudad de Puertollano junto a su alcaldesa Isabel Rodríguez y donde ha resaltado que “en Castilla-La Mancha estamos comprometidos en la dirección de la economía circular”.

Esta planta pública se construyó en 2015 gracias al Proyecto Clamber (Castilla-La Mancha Bio-Economy Region) que fue desarrollado por el Instituto Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario y Forestal (IRIAF), dependiente de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural. Desde el sector público se ofrece la capacidad de trabajo y unas instalaciones de última generación, calificadas por Arroyo como “la joya de la corona con lo que tiene que ver con la innovación”, para que se puedan realizar trabajos en dos líneas fundamentales.

Por un lado, la realización de experimentos de escalado y, por otro, el desarrollo de nuevos bioprocesos y bioproductos a partir del aprovechamiento de biomasa, que también proviene de la agricultura, como los restos de poda o los purines, subproductos, que “pocas veces hemos sido capaces de valorizar” y con esta planta se consigue.

 

Bioplásticos y combustible a partir de los restos sólidos urbanos

En esta línea, el consejero ha mencionado los dos proyectos de mayor relevancia de la planta. En el caso de URBIOFIN, se está consiguiendo producir, a escala semi-industrial, bioplásticos para uso agrícola y también para el sector cosmético a partir de la fracción orgánica de los residuos sólidos urbanos. Se trata de un bioplástico ‘bio’ por provenir de la biomasa y por ser biodegradable.

El otro es el que se desarrolla con la empresa ECONWARD, obteniendo biogás que posteriormente puede ser tratado para producir biometano, un gas natural verde que puede ser inyectado a la red y ser utilizado en cualquier hogar. Así, Arroyo ha explicado que “con el tratamiento de los residuos urbanos que genera una persona al año, se es capaz de generar biometano suficiente para suministrar la energía que consumen 18 personas durante un año”.

Es por ello que ha apostado por seguir avanzando en esta línea y conseguir más proyectos generando sinergias en esta plata púbica con el sector privado.

Por su parte, la alcaldesa de Puertollano, Isabel Rodríguez, ha agradecido la presencia del consejero y ha destacado el trabajo diario que se realiza en innovación por parte de los trabajadores del centro de Clamber, instalaciones que sirven como “mecanismo de tracción de nuevas inversiones y de generación de empleo”. En esta línea, ha resaltado “compromiso permanente del Gobierno de Castilla-La Mancha” con Puertollano.

Durante esta visita han estado acompañados por el director administrativo y el coordinador técnico de Clamber, Juan José González y Javier Mena, respectivamente, así como el director del IRIAF, Esteban García o la delegada de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural en Ciudad Real, Amparo Bremard.

 

Otro ejemplo de economía circular con el proyecto de Sandach

De manera previa a Clamber, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado las obras que se están acometiendo para la puesta en marcha del primer proyecto Sandach de la empresa ABP SL, en la comunidad autónoma.

Se trata de una planta de tratamiento de subproductos ganaderos, en las antiguas instalaciones de Encasur de la ciudad minera, y que va a generar sinergias y la reducción de costes para los propios ganaderos que van a poder gestionar sus residuos en Castilla-La Mancha, algo que hasta el momento “no era posible.”

Este proyecto, “verá la luz” en breve, ha dicho Martínez Arroyo, quien ha resaltado que se trata de un claro ejemplo de economía circular, situando a Puertollano, como “referente” en esta materia. Cuenta con una inversión cercana a los 9 millones de euros y generará 34 puestos de trabajo.

RRSS
Archivado en:
Sostenibilidad, Otros, España
Tags


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA