La desalinización y la regeneración de agua aportan en Cataluña más de 720 hm3 de agua en 15 años

Desde 2005 hasta la actualidad, estos recursos de agua no convencionales han aportado una cantidad de agua superior al volumen de los embalses de las cuencas internas


730

La desalinización y las estaciones regeneradoras de agua han producido más de 720 hm3 en el periodo comprendido entre 2005 y 2020, según datos de la Agencia Catalana del Agua (ACA). De esta cantidad, 220 hm3 corresponden al agua producida por las desalinizadoras catalanas (Tordera, en Blanes, y Llobregat, El Prat de Llobregat), mientras que los 500 hm3 restantes provienen del agua producida en los terciarios (instalaciones que sirven para aplicar al agua depurada un tratamiento adicional y más avanzado para garantizar la calidad para otros usos).

Este volumen de agua ya supera a la capacidad total de los embalses de las cuencas internas, que disponen de espacio para almacenar un total de 694 hm3.

La desalinización existe en Cataluña desde el año 2002, con la puesta en servicio de la planta del Tordera, con una capacidad de producción inicial de 10 hm3/año, que fue duplicada en el 2011 hasta el 20 hm3/año. La otra planta de este tipo en nuestro territorio es la del Llobregat, inaugurada en 2009 y con una capacidad de producción de 60 hm3.

El funcionamiento de estas instalaciones se modula a partir del estado de los recursos naturales (agua de los embalses y acuíferos), incrementando su producción cuando éstos se reducen. Durante el último semestre de 2017 y primeros meses de 2018, la desalinización (junto con los pozos de sequía) aportaron cerca de 100 hm3 de agua cuando los embalses estaban al 43% de su capacidad. La aportación de este recurso permitió, por un lado, ralentizar el descenso de reservas naturales y, por la otra, alejar en el tiempo la posible entrada en escenarios que habrían comportado la aplicación de restricciones por sequía.

En el horizonte de los próximos 15 años y en el marco de la agenda verde de la ACA, se prevé un nuevo impulso al agua desalinizada, duplicando su capacidad de producción (de los 80 actuales a los 160). En este sentido, se triplicará la capacidad de la desalinizadora del Tordera hasta los 80 hm3/año y se construirá una nueva planta diseñada para producir 20 hm3/año en la cuenca del río Foix.

Con respecto al agua regenerada, anualmente y en promedio se producen más de 30 hm3 para usos que no requieren agua potable, como los industriales (refrigeración), los ambientales (caudal ambiental y recarga de acuíferos y humedales ), los agrícolas, los recreativos (riego de campos de golf) y los municipales (riego y baldeo de calles).

Se prevé que en un periodo de 5 años se pase de los 30 a los 100 hm3 en el uso del agua regenerada y ya durante el periodo 2020-2021 la ACA destinará 13,5 millones de euros para activar nuevos sistemas terciarios y mantener el funcionamiento los ya existentes. En el marco de la agenda verde, se prevé invertir más de 150 millones de euros entre 2020 y 2035 para potenciar el agua regenerada.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA