La gestión eficiente del agua, reto y factor clave en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible

En la celebración del Día Mundial del Agua, Aqualia defiende una gestión eficiente del agua para garantizar un futuro sostenible para todos, en cualquier circunstancia y en cualquier punto


360

21/03/2019

Aqualia celebra el Día Mundial del Agua insistiendo  en la importancia de una gestión eficiente del agua para garantizar un futuro sostenible para todos, en cualquier circunstancia y en cualquier punto, sin dejar a nadie atrás.

Este es el espíritu con el Naciones Unidas quiere conmemorar en Día Mundial del Agua, llamando la atención sobre la promesa central de la Agenda 2030: todo el mundo debe beneficiarse del progreso que supone el desarrollo sostenible. Una de las metas del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) número 6 consiste en garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todos de aquí a 2030.

Aqualia trabaja para garantizar el suministro y saneamiento de 22,5 millones de personas, en 22 países de todo el mundo, en 1.100 municipios. Y, en este día, debe destacarse que la prestación de un servicio eficiente pasa por alcanzar la triple sostenibilidad (social, medioambiental y económica), conocer las necesidades de cada territorio y sus ciudadanos y, en consecuencia, aplicar las mejores soluciones adaptadas para alcanzar tales objetivos.

Soluciones adaptadas, para todos

En algunos casos la clave está en el desarrollo de tecnologías innovadoras y soluciones responsables en el ciclo integral del agua, que supongan reducción del consumo, generación de energías limpias y/o la reducción del impacto ambiental, con especial interés en la lucha contra el cambio climático. Proyectos como el CIEN Smart Green Gas, enfocado a la obtención de biocombustible a partir de las aguas residuales, están obteniendo resultados muy notables.

En otros, el foco se encuentra en asesorar a países en vía de desarrollo en el diseño y planificación de infraestructuras hidráulicas que propicien su crecimiento. Un ejemplo es el proyecto de la depuradora de aguas residuales de New Cairo, llevado a cabo por Aqualia en Egipto. De él se ha derivado un impacto socioecónomico muy notable, que en términos de PIB Nacional ha generado un aumento del 0,12% en el periodo de construcción de la obra,

En la gestión del agua en municipios y territorios Aqualia tiene en cuenta el beneficio social de su actividad. En esta línea se sitúa, por ejemplo, el acuerdo de colaboración con Cáritas para donar el importe de las facturas del agua de los centros donde la ONG presta servicio. Hasta la fecha, se han beneficiado 93 centros, lo que ha supuesto la donación por parte de Aqualia de cerca de 110.000 euros correspondientes a recibos de los tres últimos años. O también las medidas adoptadas para garantizar el suministro a familias sin recursos, a través de la creación de Fondos Sociales en colaboración con los ayuntamientos o el establecimiento de aplazamientos en el pago de recibos. En este sentido, a cierre de 2018, Aqualia había aplazado el pago de recibos por valor de 3,8 millones de euros a usuarios en dificultades económicas.

En definitiva, gestionar el agua de forma integral e integradora, para que nadie se quede atrás en el uso y disfrute de este recurso. 



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.