La Xunta y operadores de agua trabajan en implementar sistemas de control del Covid-19 en aguas residuales

El Gobierno de Galicia participa en tres proyectos de investigación con universidades y seis empresas con el objetivo de detectar posibles brotes y monitorear la evolución de la pandemia


706

La Xunta y los principales operadores del sector del agua en Galicia están colaborando en la implementación de sistemas para la detección y control de la evolución de covid-19 en aguas residuales.

Este fue uno de los temas abordados en la reunión que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, sostuvo por videoconferencia, con representantes de las entidades que prestan servicios de agua en Galicia, a la que también asistió la Conselleira de Infraestructura y Movilidad, Ethel Vázquez

Por un lado, a través de Aguas de Galicia, y en colaboración con cinco empresas del sector y las universidades de Vigo y Santiago de Compostela, respectivamente, la Xunta está trabajando en dos proyectos de investigación en ocho plantas de tratamiento, que pueden ampliarse. Además, con la toma de muestras que permiten la detección y control de la evolución de la pandemia a través de las aguas residuales.

Uno de estos proyectos de investigación en el que participan Aguas de Galicia, la Universidad de Santiago y el hospital Álvaro Cunqueiro tiene como objetivo estudiar el impacto de covid-19 en las aguas residuales y el medio ambiente receptor. Para ello, se tomarán muestras en diferentes puntos de la red de los sistemas de purificación de Vigo, Ourense, Sanxenxo, Ribeira y Viveiro, con la colaboración de las empresas concesionarias. El análisis de estas muestras permitirá seguir la evolución epidemiológica y actuar como un sistema de alerta temprana contra el virus.

El segundo de los programas de detección y modelado se llevará a cabo entre Aguas de Galicia, las empresas que prestan el servicio, la Universidad de Vigo y el CSIC en tres plantas de tratamiento gestionadas directamente por Xunta: las plantas de tratamiento de Baiona, Nigrán y Cambados. En este caso, el muestreo se centrará principalmente en el punto de descarga en el dominio hidráulico público.

A estos estudios se debe agregar un tercero que se está llevando a cabo en la planta de tratamiento de agua de A Coruña, en la EDAR de Bens, en la que Xunta colabora a través del Complejo Hospitalario de A Coruña y la Universidad Hérculeana.

Estos estudios serán una herramienta muy valiosa y útil para monitorear la evolución de covid-19 y también para la detección temprana de posibles recrecimientos.

En la reunión con los operadores de servicios de agua en Galicia, el jefe del Gobierno gallego destacó el trabajo de los profesionales del agua, especialmente durante la emergencia sanitaria por covid-19.

Núñez Feijóo destacó la anticipación, el pronóstico y la planificación de las empresas del sector para equiparse desde el principio con planes de contingencia que han asegurado su operación en estas circunstancias excepcionales. El sector adquirió equipo de protección personal, acumuló suministros excedentes e incluso organizó turnos de trabajadores calificados. Esto hizo posible que los profesionales y las infraestructuras hidráulicas siguieran trabajando para garantizar la calidad del agua mientras la población gallega estaba confinada en sus hogares.

El presidente de la Xunta recordó que el agua es un bien básico para la vida y la salud y que la situación actual lo ha hecho aún más importante. Esto es lo que el Gobierno gallego entendió desde el primer momento de la pandemia, que defendió ante el Ejecutivo español la importancia de que los servicios de agua se declararan esenciales, algo que fue reconocido en el Boletín Oficial del Estado el 24 de marzo.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA