Las aguas residuales muestran la mayor concentración de SARS-CoV-2 de la serie histórica

Esta semana se ha registrado la concentración máxima de SARS-CoV-2 en las aguas residuales desde que empezaran las mediciones en junio de 2020 dentro del proyecto VATar-COVID-19


1329

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), a través del proyecto VATar-COVID-19, ha registrado esta semana la concentración máxima de SARS-CoV-2 en las aguas residuales de las 38 depuradoras analizadas repartidas por toda España desde que empezaran las mediciones en junio de 2020.

Los resultados del informe publicado esta semana en la página web del MITECO, procedentes de la toma de muestras realizada entre los días 12 y 18 de diciembre, han resultado los más altos de la serie histórica que comienza en junio de 2020, registrándose de media en las EDARs del proyecto más de 1 millón de copias genéticas de SARS-CoV-2 por litro, cifra que no se había alcanzado hasta la fecha.

Además, los laboratorios asociados al proyecto VATar-COVID-19 han diseñado un ensayo PCR específico que permite detectar la presencia de mutaciones exclusivas de las variantes de SARS-CoV-2. Para esta prueba PCR, similar a las empleadas en clínica, se añaden dos sondas: una 100% complementaria a las secuencias que contienen las mutaciones específicas e identitarias de las variantes del virus y otra que detecta de forma general el resto de sus secuencias o genomas. Esta técnica permite, por tanto, estimar la proporción relativa de una variante respecto al total de genomas presente en la muestra de agua residual.

Como novedad, después de un duro trabajo por parte de los laboratorios del proyecto, se ha conseguido obtener en un tiempo récord la mutación específica de la variante Ómicron (B.1.1.529), lo que permitirá próximamente su identificación y la estimación de su proporción en las muestras.

Mediante el análisis de las aguas, y tal y como apuntan estudios publicados hasta el momento, se puede detectar el virus excretado por personas asintomáticas, presintomáticas, sintomáticas y mal diagnosticadas. La detección de la variante Ómicrom, por tanto, será fundamental para identificar las poblaciones afectadas, pues gracias al nivel de vacunación, muchos de los que pudieran estar infectados podrían no mostrar síntomas.

Las EDARs incluidas en el proyecto VATar-COVID-19 representan aproximadamente el 25% de la población censada en España. Los resultados de estos análisis se reflejan en los informes que se envían a las correspondientes autoridades sanitarias para su conocimiento y se publican en la página web del MITECO para la consulta de cualquier ciudadano.

RRSS
Archivado en:
Agua, Otros, España
Tags
MITECO


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA