Las desalinizadoras catalanas baten récords de producción de agua ante la sequía

Las desalinizadoras del Llobregat y del Tordera han producido 31 hm3 los últimos seis meses, su volumen máximo producido de agua desalinizada de la historia


1111

Las desalinizadoras catalanas, concretamente la del Llobregat y la del Tordera, han producido un total de 31 hm3 durante seis meses, según datos de la Agencia Catalana del Agua (ACA). Desde el mes de febrero de este año, el sistema Ter Llobregat se encuentra en el escenario de prealerta tal y como establece el Plan de Sequía, al situarse sus reservas por debajo del 60% de su capacidad. En este escenario, una de las medidas llevadas a cabo ha sido incrementar la capacidad de producción de las desalinizadoras, pasando del 20-30% habitual (régimen de producción típico de años húmedos y normales) al 85%. Concretamente, la del Llobregat funciona con 7 de los 10 módulos que dispone activados y la de la Tordera con 3 de los 4 módulos activados. Éste es el volumen máximo producido de agua desalinizada de la historia, teniendo en cuenta que hasta ahora, fue en 2018 y 2019 cuando se alcanzaron los máximos, con una producción de 27 y 28 hm3, respectivamente.

 

Objetivo: ralentizar el descenso de las reservas de agua el sistema Ter Llobregat

El incremento de producción de las desalinizadoras se lleva a cabo con el objetivo de que se ralentice el descenso de reservas de los embalses del sistema Ter Llobregat, que actualmente se sitúan en el 47% de su capacidad, con 287 hm3. Sin la aportación de las desalinizadoras, hoy los embalses estarían entre el 42%, con 256 hm3. Hay que tener en cuenta que la desalinización está concebida para tener un mayor peso en épocas de sequía y que su funcionamiento sea menor en períodos húmedos o normales.

Hay que tener en cuenta que el verano es la época del año en que se consume más agua, dado que además de una mayor demanda urbana también es el período del año en el que deben garantizarse las campañas de riego, además de que las elevadas temperaturas también producen una mayor evaporación del agua.

Sin embargo, desde la Agencia Catalana del Agua se está constatando que entre los meses de mayo y junio se han producido puntas de consumo de agua a nivel doméstico, con incrementos de un 10% respecto a la demanda de referencia. Es por este motivo que se insta a la ciudadanía a hacer un consumo responsable, teniendo en cuenta que desde finales de 2020 el régimen de lluvias es inferior a la media y que el otoño de 2021 y la primavera de 2022 han sido, en líneas generales, muy secas, cuando habitualmente son los períodos donde llueve más y cuando se produce una mayor recarga de agua.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA