"Las empresas afrontan importantes retos para integrar la economía circular en su estrategia empresarial"

Entrevista a Begoña de Benito, Directora de Relaciones Externas y Responsabilidad Social Corporativa de Ecoembes


1312

TheCircularCampus nació el pasado mes de abril de la mano de Ecoembes. Este espacio online ha sido creado para que las empresas que forman parte de Ecoembes tengan acceso a información, conocimiento y recursos relacionados con la economía circular, así como ejercer de punto de encuentro para que compartan sus mejores prácticas y ayudarlas a transitar hacia este nuevo modelo, a través de la sostenibilidad y la circularidad de sus envases.

Hablamos con Begoña de Benito, Directora de Relaciones Externas y Responsabilidad Social Corporativa de Ecoembes.

 

¿Cómo nace TheCircularCampus?

Desde hace más de dos décadas en Ecoembes trabajamos para impulsar la economía circular apostando por reducir el impacto ambiental de los envases a través del ecodiseño y el reciclaje de envases domésticos en España. Desde entonces, coordinamos un modelo de colaboración público-privada en el que acompañamos a las empresas para estimularlas hacia la economía circular. Pero queríamos dar un paso más allá. Y, así ha nacido TheCircularCampus como un espacio de conocimiento y formación en este ámbito para promover la sostenibilidad y la circularidad de los envases de las 12.000 empresas que conforman la organización.

 

¿Qué necesidades detectáis en el mundo de la empresa en materia de economía circular?

La economía circular exige desarrollar nuevos modelos de negocio basados en la innovación, potenciar el ecodiseño, trabajar para extender el ciclo de vida de los productos a través de su reutilización y su reparación y poner en práctica la reducción de generación de residuos, entre otros. Por ello, las empresas necesitan realizar cambios para adaptarse e integrar la economía circular en la estrategia empresarial. Y lógicamente, esto supone importantes retos para las compañías, desde conocer y adaptarse a las modificaciones que establece la normativa europea, a la digitalización y la aplicación de nuevas tecnologías emergentes en el sector ambiental, lo que supone también formar a sus plantillas para que cuenten con los conocimientos y habilidades necesarias para afrontarlo.  Concebimos TheCircularCampus para atender estas necesidades de las compañías que forman parte de Ecoembes, como una herramienta clave para ayudarlas a profundizar en aspectos clave como el ecodiseño, la gestión del residuo, el reciclaje… y todo lo vinculado a la mejora de la circularidad de los envases y embalajes.

 

"El propósito de TheCircularCampus es que las empresas puedan tener integrado en un solo sitio la información, el conocimiento y recursos de calidad relacionados con la economía circular que puedan necesitar”

 

¿Cuál es el papel de este nuevo espacio en el avance hacia una economía circular dentro de las empresas?

El propósito de TheCircularCampus es que las empresas puedan tener integrado en un solo sitio la información, el conocimiento y recursos de calidad relacionados con la economía circular que puedan necesitar. Además, les ofrecemos la oportunidad de que compartan sus mejores prácticas en esta materia para que, con ello, sirvan de modelo a otras compañías así como facilitar sinergias en el sector empresarial.

 

¿Cuáles son los ejes de actividad del centro? ¿Qué iniciativas desarrolláis?

TheCircularCampus cuenta con tres áreas de actividad: información, formación y participación. En el área de información se facilita a las empresas noticias relevantes sobre economía circular procedentes de fuentes propias y ajenas: blogs de referencia, profesionales del sector, revistas y otras publicaciones.

En la de formación se incluyen tanto iniciativas desarrolladas en colaboración con instituciones de prestigio, como la escuela de negocios San Telmo, enfocada a perfiles directivos, así como un catálogo de cursos propios online sobre ecodiseño de envases, ecoetiquetado o diagnóstico del impacto ambiental de los productos, entre otros, o en colaboración con otras entidades educativas como la UNIR-Universidad Internacional de La Rioja, dirigidos, específicamente, a perfiles técnicos dentro de las compañías. 

Asimismo ofrecemos numerosas jornadas de divulgación sobre tendencias en envases, a través de nuestro Observatorio del Envase y en colaboración con AINIA. En total hemos puesto a disposición de las empresas más de un centenar de recursos -como publicaciones, guías, infografías, vídeos o decálogos- realizados por Ecoembes o en colaboración con organizaciones de referencia como la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco (IHOBE) o la Cátedra UNESCO de Ciclo de Vida y Cambio Climático ESCI-UPF. 

De igual modo, incluye todos los servicios que desde Ecoembes ponemos a disposición de las empresas para facilitar la mejora continua en materia de circularidad de los envases, entre ellas, herramientas para evaluar su sostenibilidad o metodologías para analizar la evolución y eficiencia de los sistemas de envasado. Asimismo, recoge iniciativas para que las compañías puedan movilizar a la sociedad en el camino hacia la economía circular y el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030.

 

Y, por último, en el área de participación, las empresas pueden compartir y visibilizar sus mejores prácticas en esta materia. ¿Qué objetivos os marcáis?

Nuestro principal objetivo es servir de ayuda a las empresas en su tránsito hacia la economía circular a través del conocimiento, la innovación y el networking entre ellas para favorecer la generación de iniciativas que impulsen la sostenibilidad alcanzando la circularidad de los envases. Un objetivo que pretendemos alcanzar formando a diferentes perfiles, desde técnicos hasta directivos, pasando por mandos intermedios, para que las compañías avancen hacia la economía circular.

 

¿Qué actividades tenéis en marcha actualmente?

En estos momentos contamos con diferentes cursos online gratuitos, entre ellos, sobre estrategias de ecodiseño de envases y embalajes, herramientas de diagnosis ambiental, metodología de ecodiseño, recomendaciones logísticas para el diseño e ingeniería de envases y embalajes o etiquetado ambiental para envases. Asimismo, disponemos de un curso sobre experto en packaging y ecodiseño circular, desarrollado junto a la UNIR y un ciclo de jornadas regionales para directivos con San Telmo Business School que estamos realizando a lo largo de todo este año, un programa abierto para la alta dirección.

Seguiremos implementando nuevas acciones formativas en diferentes modalidades (masterclases, estudios de caso, webinars, píldoras formativas, talleres o sesiones presenciales) donde se abordarán temáticas vinculadas a la normativa y legislación, al marketing y comunicación o a materias como el reciclaje o el ecodiseño.

De igual modo, desarrollamos formación a medida, ajustada a las necesidades que tengan las compañías en materia de economía circular.

 

Las estrategias de economía circular están cada vez más presentes en el ADN de las empresas. ¿Cómo valoráis el impulso que se está haciendo desde el mundo empresarial en esta materia?

De una forma muy positiva, dado que es un impulso necesario, que permite avanzar hacia un modelo más sostenible sin perder competitividad, porque el Planeta lo necesita y los ciudadanos lo demandan. Estamos agotando los recursos disponibles, vivimos, consumimos y producimos como si tuviéramos 2,5 planetas a nuestra disposición. Frente a esta situación límite de los recursos naturales, los consumidores están cada vez más comprometidos con la preservación del medio ambiente y demandan mayores compromisos a las compañías. Y, ante ello, las empresas están respondiendo. Desde hace 24 años las compañías que integran Ecoembes contribuyen al cuidado del medio ambiente con su participación en el sistema del reciclaje, haciéndose cargo del coste eficiente que la recogida selectiva de estos envases supone para los ayuntamientos, a través del Punto Verde. Pero, además, trabajamos con ellas para facilitar que los envases que producen tengan una segunda vida desde el momento en que comienzan a diseñarse, a través del ecodiseño. En este sentido, destaca la cada vez mayor implicación empresarial por la reducción del peso o la eliminación de materiales en los envases, evitando así el consumo innecesario de materias primas y consiguiendo envases más sostenibles. Solo entre 2018 y 2019 se implementaron más de 4.000 medidas de ecodiseño enfocadas a este aligeramiento de envases, lo que supuso un 62% del total de medidas implementadas. Pero no solo se observa una apuesta por la reducción de materiales, las compañías cada vez son más conscientes de la necesidad de reintroducir los envases en el ciclo productivo. Así, en este mismo periodo de tiempo, 1 de cada 4 medidas se encaminaron a facilitar la circularidad de los envases, fomentando envases más fácilmente reciclables y/o introduciendo material reciclado durante su fabricación. 

 

Desde Ecoembes trabajáis con más de 12.000 empresas para avanzar en esta materia, ¿podrían ofrecernos algunos casos de éxito o ejemplos inspiradores?

Llevamos colaborando con las empresas desde 1999 para ayudarles a minimizar el impacto ambiental de sus envases, y ya se han implementado más de 50.000 medidas de ecodiseño, lo que nos permite contar con más de mil casos de éxito en sostenibilidad de envases. Durante estas más de dos décadas, las compañías han aligerado el peso de sus envases hasta un 18,3% de media, entre ellos, las botellas de agua (que son un 18,4% más ligeras), los envases de yogur (un 21%) y las latas de aluminio (un 20%). Además, cada vez empresas incorporan más material reciclado, siendo más habitual los casos de envases que están hechos con material 100% reciclado o que incluyen materiales fácilmente reciclables. Especialmente destacable es el cada vez mayor uso de rPet como una solución para el envase alimentario sostenible.

Además, las compañías tienden a aplicar otra serie de medidas para avanzar en esta materia tratando de que los productos se concentren en mayor medida, maximizando así la capacidad para que lo envases contengan productos concentrados. También ha aumentado el número de unidades contenidas en cada envase; se han eliminado elementos de sobreenvasado, por ejemplo, quitando bolsas complementarias que protegen al propio envase, se han mejorado el etiquetado o las tintas de los envases para facilitar el proceso del reciclaje. Asimismo, las medidas implementadas en este tiempo han permitido que los productos envasados sean transportados de forma más ordenada y compacta, evitando huecos entre ellos.


Entrevista publicada en el número 230 de RETEMA.

Entidad
Ecoembes

Ecoembes

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA