Las empresas de AQUA ESPAÑA, optimistas de cara a 2021

Por Sergi Martí, Presidente de AQUA ESPAÑA


408

Este 2020 ha estado marcado por el COVID-19, que ha lastimado gravemente la economía española, pero las empresas de AQUA ESPAÑA supieron gestionar satisfactoriamente la adversidad, y hoy ven el 2021 como un año positivo, en el que se espera una mejora notable por el asentamiento de la nueva normalidad y por el impulso que debe dar al sector del agua el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía Española (Plan España Puede).

El COVID-19 impactó en las empresas de todos los sectores económicos y también en el sector del agua; aunque con resultados diferentes respecto a otros sectores de actividad. El carácter esencial de los servicios de análisis, control y tratamiento del agua, más allá del abastecimiento y depuración urbana, hicieron ver que la actividad de este sector continuaría; dado que son esenciales para la agricultura, la industria, los servicios y las personas. Sin embargo, rápidamente supimos que no todas las empresas privadas afrontarían el nuevo contexto COVID-19 igual. Y uno de los elementos diferenciales sería la diversificación de su cartera de clientes, el perfil de sus trabajadores y su situación financiera. Aquellas empresas que tenían una cartera de clientes amplia con riesgo global bien ponderado, una plantilla adaptable y con capacidades y actitud hacía la digitalización y una situación financiera saneada y sólida, aguantaron el choque mucho mejor que aquellas que no tenían estas características. Esta diferencia explica por qué 1 de cada 4 empresas temió por la supervivencia de su empresa en 2020 frente a los otros 3/4 que no, tal y como muestra la Encuesta sobre el Impacto del COVID-19 en el sector privado del agua en España, elaborado por AQUA ESPAÑA en Mayo de 2020. Una encuesta que reflejaba también que 3 de cada 4 empresa de AQUA ESPAÑA no tuvieron ese temor y el 70% de todas las empresas socias no preveía ni tan siquiera recortes de plantilla en 2020; si bien sí consideraban medidas de flexibilidad para adaptarse al nuevo contexto que, para el 82% de las empresas supondría una caída de la facturación anual respecto a 2019.

El 51% de las empresas de AQUA ESPAÑA termina el 2020 con una facturación igual o superior al 2019, lo que demuestra su competitividad empresarial.

Pues bien, según el Barómetro AQUA ESPAÑA realizado a finales de noviembre 2020 a las empresas socias, el 51% de ellas termina el 2020 con una facturación igual o superior al 2019 y el 80% no ha tenido que reducir sus plantillas. En otras palabras, las empresas de AQUA ESPAÑA, que ofrecen servicios y tecnologías para el entorno habitable, el agua urbana, la industria, el riego, y los servicios, han capeado satisfactoriamente el temporal creado por el COVID-19 y han sido capaces de mantener los puestos de trabajo de manera amplia. Competitividad empresarial y compromiso social son pues los rasgos demostrados de las empresas de AQUA ESPAÑA este 2020.

¿Y 2021? Pues considerando la realidad del 2020, según el Barómetro AQUA ESPAÑA realizado a finales de noviembre del año, el 95% de los socios de AQUA ESPAÑA considera que su facturación 2021 será superior a la de 2020, y 1 de cada 3 empresas incluso prevé aumentar su plantilla laboral fija. Excelentes datos que se basan en una demanda sostenida en algunos ámbitos, la regularización de ésta en otros y la activación de ésta en otros ámbitos, fruto de inversiones extraordinarias procedentes entre otras, pero especialmente, del Plan España Puede, donde se espera que el sector del agua tenga una importancia notable. Según diversas fuentes, públicas y privadas, estaríamos hablando de decenas de millones de euros articulados en centenares de proyectos orientados a mejorar la calidad de las masas de agua, mejorar la eficiencia del uso del agua, aumentar la capacidad de desalación y reutilización, avanzar en técnicas de drenaje urbano sostenible, implementar sistema de control y ayuda a la decisión mediante sistemas digitales, a la eficiencia energética y el uso de energía renovable vinculada a la gestión y tratamiento del agua. Cuestiones que aplican a la agricultura, a la industria y al agua urbana. Y también, a los pequeños núcleos de población; que han cobrado importancia en los últimos meses, fruto del desarrollo del teletrabajo, que se espera aumente en los próximos años. Esos núcleos rurales tan importantes para el Reto Demográfico. Para el equilibrio territorial del país.

Seguiremos ayudando a las empresas socias, promoviendo mejores marcos legales y técnicos, facilitándoles llegar a sus públicos de interés, conectándolos y formándolos.

Todos ellos, unos campos en los que actúan con excelencia muchas empresas españolas. Y que ante la posibilidad de financiar nuevos proyectos deberán contratar profesionales de alto valor de disciplinas muy diversas. Expertos en la química del agua, ingenieros, biólogos y tecnólogos son algunos de los ejemplos de ello. Una diversidad que ilustra asimismo la transversalidad del sector del agua y así su efecto tractor en la economía del país.

Todo ello es deseable, posible, y esperamos que también se haga previsible y real. Y que con ello se promueva la calidad, la eficiencia y la eficacia de los proyectos e iniciativas. Que si bien deben ser debidamente fiscalizadas deberían carecer de buena parte de la burocracia habitual prescindible. En este aspecto, la colaboración público – privada y la Compra Pública de Innovación deben usarse en todo lo que se pueda. Porqué así no sólo se estará estimulando la economía y el sector privado, sino que también se afianzarán las bases de procesos de creación de soluciones innovadoras que deben ayudar a las empresas a mantenerse a la vanguardia del sector. Porqué ello es lo que les permitirá seguir siendo rentables y creando puestos de trabajo. Competitividad y compromiso social. Desarrollo económico y sostenibilidad ambiental. Todo esto tan necesario es el sector del agua, y por ello es tan necesario cuidar y promover el desarrollo de este sector.

Como Asociación Empresarial de las Empresas Privadas del Sector del Agua, AQUA ESPAÑA continuará trabajando en el desarrollo técnico y económico de este sector, aportando nuestra opinión a los nuevos proyectos legales y normativos que se promuevan, ayudando a las empresas a divulgar sus soluciones, facilitando la formación continua a los profesionales del sector y promoviendo las relaciones entre las empresas del sector. Lo hemos hecho satisfactoriamente en 2020 con una adaptación natural al nuevo entorno digital y lo continuaremos haciendo en 2021, con y para nuestras empresas socias.


Artículo publicado en el número 228 Enero/Febrero 2021 de RETEMA 

RRSS
Archivado en:
Agua, Opinión, España


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA