Medio Ambiente del Parlamento Europeo adopta el informe sobre el nuevo Plan de Acción de Economía Circular

La Federación Europea de Gestión de Residuos (FEAD), en la que ASEGRE es miembro, ha acogido con satisfacción el informe adoptado


1070

La Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo ha adoptado el informe sobre el nuevo Plan de Acción de Economía Circular de la UE, con 66 votos a favor, 6 en contra y 7 abstenciones. Este informe se votará en el Pleno del Parlamento Europeo en las próximas semanas.

Los eurodiputados piden objetivos de la UE vinculantes para 2030 que se basen en la ciencia para que cubran todo el ciclo de vida de cada categoría de producto comercializado en la UE. Con este fin, instan a la Comisión a introducir en 2021 indicadores de circularidad armonizados, comparables y uniformes para las huellas de materiales y consumo.

La Comisión de Medio Ambiente también pide a la Comisión Europea que proponga objetivos vinculantes para productos y/o sectores específicos para el contenido reciclado, garantizando al mismo tiempo el rendimiento y la seguridad de los productos en cuestión y que estén diseñados para ser reciclados.

El informe aprobado por la Comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo ha sido realizado por el Europarlamentario holandés Jan Huitema.

La Federación Europea de Gestión de Residuos (FEAD), en la que ASEGRE es miembro, ha acogido con satisfacción el informe adoptado. También ha expresado su apoyo a la necesidad de impulsar la demanda de materias primas secundarias a través de contenido reciclado obligatorio; normas obligatorias de contratación pública ecológica; la necesidad de fortalecer los sistemas de recogida separada; reglas obligatorias de ecodiseño para la reciclabilidad; la necesidad de establecer indicadores de huella de material como parte de una jerarquía requerida de materiales, así como la necesidad de procedimientos de exportación de residuos seguros y eficientes.

Sin embargo, FEAD ha matizado algunas cuestiones. Por un lado, esta asociación cree que la recogida selectiva no debería armonizarse en toda la UE porque las consideraciones locales y nacionales pueden ser clave para el éxito en la búsqueda de los sistemas de recolección más adaptados, eficientes, y viables desde el punto de vista ambiental y económico. Así no se afectaría negativamente a los sistemas ya existentes que funcionan adecuadamente. Además, tampoco considera necesario el establecimiento de objetivos para limitar la producción de fracciones de rechazo porque considera que ya existen objetivos de reciclaje. Finalmente, el objetivo de “minimizar la necesidad de incineración” también suscita preocupación en FEAD, ya que la recuperación de energía de los residuos (criterio R1) es un tratamiento necesario de los residuos que no se pueden reciclar de otra forma eficiente desde el punto de vista ambiental.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA