Patricia García: "En el ámbito arquitectónico es imprescindible plantear las construcciones desde la sostenibilidad"

Patricia García Ballesteros ha obtenido el Accésit relacionado con el ODS 12 "Consumo y Producción" de la primera Edición de los "Premios a los mejores Trabajos Académicos relacionados con los ODS del Eje

Patricia García presentando su TFM, durante la ceremonia de entrega de premios


716

Patricia García Ballesteros ha obtenido el Accésit relacionado con el ODS 12 “Consumo y Producción” de la primera Edición de los “Premios a los mejores Trabajos Académicos relacionados con los ODS del Eje Planeta”, por su Trabajo Final de Máster: “En ciclo de (re)construcción. Escuela?taller de transformación de bienes muebles en el área de regeneración ‘Els Rajolars’ de Oliva”, dirigido por los profesores de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Enrique Fernández-Vivancos González y Guillermo González Pérez

Patricia estudió el Grado en “Fundamentos de la Arquitectura” y el Máster Universitario en “Arquitectura”, en la Universitat Politècnica de València.

 

En líneas generales, ¿explícanos en qué consiste el trabajo galardonado?

Este trabajo está enmarcado dentro del Trabajo Final de Máster que, para ser más claros, es análogo al Proyecto Final de Carrera o PFC de los estudios de Arquitectura. Es por ello que abarca todo el espectro de trabajo desde la elección de un lugar para desarrollar una construcción, hasta el desarrollo arquitectónico pormenorizado de cada una de sus partes.

“Mi TFM desarrolla un hipotético espacio que llamo escuela-taller de transformación de bienes muebles”

En mi caso decidí que era una oportunidad inmejorable para realizar un proyecto que tuviera impacto social y medioambiental. Teniendo siempre como referencia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), he desarrollado un hipotético espacio que llamo ‘escuela-taller de transformación de bienes muebles’.

Esto se traduce en una edificación destinada a recibir materiales, llamados a veces residuos desde la óptica de economía lineal, y ponerlos en valor mediante la innovación y la formación específica de trabajadores/as a tal efecto, llegando así a integrarse en la cadena de producción de la economía circular.

 

¿Cómo surge la idea de llevar a cabo este trabajo?

El primer paso para decidir que este debía ser el camino fue el lugar de implantación del mismo. Unas antiguas naves industriales en proceso de abandono que un día fueron las protagonistas de la expansión de la industria cerámica del último siglo por todo el Mediterráneo y de las que ahora solo quedan como testimonio unas grandes estructuras y algunos palés repletos de ladrillos.

Por suerte, desde el taller de arquitectura en el que lo he desarrollado, se me ha otorgado bastante libertad a la hora de intentar encontrar una propuesta que fuera coherente con el espacio a intervenir y, bajo la premisa de crear un proyecto con tal calado en materia de sostenibilidad medioambiental, no dudamos ni un momento en darle luz verde.

Pequeñas intervenciones como puede ser las que plantea este proyecto, tendrían grandes beneficios para el medioambiente y para los usuarios de las instalaciones si se llevaran a cabo”

 

Tras el estudio, ¿qué conclusiones has obtenido?

Tras realizar todo este recorrido he llegado a la conclusión de que, en términos de mecanismos sostenibles y fundamentos teóricos ya contamos con muchas investigaciones en nuestras manos. Ahora es el momento de ponerlas en práctica de inmediato, ya que realmente podrían marcar la diferencia para las sociedades del futuro.

Particularmente, en el ámbito arquitectónico considero que es totalmente imprescindible plantear las construcciones que están por venir desde este punto de vista. En pocas palabras, he llegado a la conclusión de que pequeñas intervenciones como puede ser las que plantea este proyecto, tendrían grandes beneficios para el medioambiente y los usuarios de las instalaciones de ser llevadas a cabo.

 

¿Cuál es el posible impacto social de tu proyecto?

Cualquier estudio de estas características tiene un impacto social considerable. Cuando hablamos de crear espacios se debe siempre de pensar en las personas que le van a dar vida y que se van a beneficiar de él.

Desde el principio he querido plantear que un equipamiento que no solo repercute en los objetos rediseñados, si no que ayuda a crear formación superior específica tanto práctica como teórica, puestos de trabajo adscritos a las actividades de transformación y, por último, todo un ecosistema entorno a una pequeña población que se educa en las bases de la producción y el consumo responsable.

 

Bajo tu punto de vista, ¿piensas que en España se están articulando medidas para cumplir los ODS?

No se puede negar que ciertas medidas sí que se están tomando en materia de desarrollo sostenible. De todos modos, considero que los objetivos del 2030 son inminentes, y por ello se debe de exigir mucho más a las grandes organizaciones que tienen en sus manos el poder de cambiar la dinámica de la producción de bienes.

En este último aspecto ya ha llegado el momento de empezar a hablar de que nos encontramos en una situación de crisis climática y no se pueden posponer más ciertas decisiones radicales, pero imprescindibles, para nuestra supervivencia.

 

¿Cómo reaccionas cuando te enteras que has obtenido el premio?

En un primer momento sentí una gran alegría, al mismo tiempo que satisfacción por saber que este tipo de trabajo podría ser reconocido fuera del ámbito de la arquitectura por sus beneficios para otras disciplinas, también tangenciales a ella.

Genera una sensación muy esperanzadora saber que por muy dispar que sean distintos ámbitos de trabajo, la mayoría pueden orientarse para contribuir a los ODS.

“Ahora más que nunca es el momento de reorientar los sectores económicos de este país hacía actividades estables con perspectiva de futuro”

 

Por último, ¿qué opinas acerca del futuro de la I+D+i en España?

Tras las consecuencias económicas en este último año no hace falta explicar lo que supone implementar y apoyar la investigación y la industria española. Opino que ahora más que nunca es el momento de reorientar los sectores económicos de este país hacía actividades estables con perspectiva de futuro, que opten por poner el foco en el desarrollo consciente con las problemáticas sociales y medioambientales, apoyadas sobre todo por los organismos competentes, y en cualquier caso de manera sostenible.

Por todo ello, considero que una mayor inversión en I+D+I es necesaria para fomentar estas prácticas y, sobre todo, para apoyar a los/as investigadores españoles, revirtiendo todo ese esfuerzo en el mismo lugar que les ha formado para ello.

RRSS
Tags
IIAMA


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA