Sogama amplía su programa de compostaje doméstico en varios concellos de Galicia


544


La Sociedade Galega do Medio Ambiente ha ampliado recientemente su programa de compostaje doméstico en varios concellos de la comunidad, esto es Pantón y Mondoñedo, en la provincia de Lugo; O Rosal, Mos, A Guarda y Vilaboa, en la de Pontevedra; y Carballo, en la provincia de Lugo, incorporando a 175 nuevas viviendas.

 

Así lo ha hecho tras el éxito cosechado hasta el momento por su campaña, en la que ya participan 156 entidades, de las cuales un total de 104 son ayuntamientos de distintos puntos de Galicia.

 

 

Modus operandi

 

El protocolo para el desarrollo de su proyecto de autocompostaje sigue en todos los casos el mismo esquema: adhesión formal del ente local; selección, por parte de éste, de las viviendas participantes, que en todo caso deben disponer de huerto, jardín o tierras de cultivo; edición de material didáctico y divulgativo complementario y de apoyo; cursos de formación; distribución de los recipientes, de 340 litros de capacidad y fabricados con material reciclado y reciclable; y seguimiento de la actividad casa por casa, labor que asumirán los maestros compostadores a fin de trasladar las oportunas explicaciones y solventar posibles dudas.

 

De esta forma se pretende dotar a los vecinos de los conocimientos necesarios para aplicar la técnica con garantías, permitiendo que los hogares puedan llevar a cabo su tarea con mayor acierto y precisión.

 

El objetivo final es que el compost obtenido, un abono natural con excelentes propiedades para el suelo, reúna todos los requisitos de calidad para ser aplicado sin restricciones en huertos, jardines y tierras de cultivo.

 

Estas visitas domiciliarias se realizarán periódicamente con el objetivo de llevar un registro de los errores más frecuentes, asesorando y ayudando a los usuarios a controlar elementos claves en el proceso tales como la humedad y la temperatura, esenciales para obtener un buen compost.

 

De todas formas, y dado que se trata de una práctica tradicional en Galicia, los concellos no suelen detectar grandes dificultades, ya que, tal y como manifiestan “la población del rural está acostumbrada a separar la materia orgánica para elaborar abono o bien para alimento del ganado”. La novedad del sistema actual es que las familias cuentan con recipientes apropiados para ello, evitando la incomodidad, impacto visual y posibles olores que pueden traer consigo las pilas de maduración de restos orgánicos a cielo abierto.

 

 

¿Qué es?

 

El compostaje doméstico es un proceso de descomposición biológica de los materiales orgánicos generados en los hogares tales como restos de comidas y podas, obteniendo un producto final (compost) que se puede emplear como acondicionador de suelos.

 

En el interior del compostador, los residuos se someten a un lento proceso de descomposición aerobia (en presencia de oxígeno) gracias al aire que se introduce por los agujeros del recipiente. Las reacciones químicas que se desencadenan generan energía en forma de calor, pudiendo alcanzar la mezcla en torno a los 70-75 ºC.

 

Los materiales compostables se clasifican en secos, de descomposición lenta (ramas, paja, etc) y húmedos, de descomposición rápida (restos de fruta y verdura, césped, etc). Un balance equilibrado entre ambos asegura un compost de calidad.

 

El proceso de compostaje puede durar entre 6 y 12 meses, o incluso más, dependiendo, entre otras, de las condiciones climáticas, del tipo de material y de su tamaño.

 

 

Beneficios

 

Con este sistema, los municipios pretenden obtener importantes beneficios ambientales, económicos y sociales derivados del reciclaje de la materia orgánica en origen y su menor presencia en los contenedores convencionales. Ello propiciará una reducción de los residuos a entregar a Sogama y, por tanto, un menor importe de la factura que deben pagar a esta empresa pública por la gestión de la basura convencional.

 

Asimismo, podrán obtener un excelente abono agrícola con el que mejorar sustancialmente la estructura del suelo y prescindir del uso de fertilizantes artificiales, con gran carga de componentes químicos. También conseguirán disminuir los viajes de la ciudadanía a los contenedores, por lo general muy distanciados de las viviendas rurales debido a la alta dispersión de la población.



RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.