Soluciones a favor de la naturaleza para mejorar la gestión de las aguas de lluvias

La UPCT entrega a la Consejería de Fomento e Infraestructuras las conclusiones del estudio para retener las aguas de escorrentías que reciben los municipios costeros cuando se producen lluvias intensas


277

La Consejería de Fomento e Infraestructuras  ya conoce qué  Soluciones Basadas en la Naturaleza  (SBN) se pueden aplicar para reducir el impacto de las inundaciones en los espacios públicos de los entornos urbanos del Mar Menor. El equipo investigador de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) ha entregado a la CARM las conclusiones del estudio realizado, encaminado fundamentalmente  para retener las aguas de escorrentías que reciben los municipios costeros como San Pedro, San Javier, Los Alcázares o el litoral de Cartagena cuando se producen lluvias intensas o inundaciones.

La propuesta se traduce en una transición ecológica del sector de la construcción a través de una estrategia de arquitectura y construcción sostenible. Afecta a las áreas libres de los núcleos urbanos de las diferentes localidades. Todas las propuestas están encaminadas para mejorar la capacidad de infiltración de los espacios públicos urbanos, como plazas, parques o las propias calles, en los espacios libres de los núcleos urbanos. 

El estudio fomenta la implantación de medidas de drenaje sostenible con el objetivo de frenar progresivamente las aguas a lo largo de toda la cuenca.

El estudio propone diversas actuaciones prioritarias.  Una de ellas se centra en San Javier valorando las actuaciones más importantes en su núcleo urbano.. En este municipio, la transformación de todas las áreas libres prioritarias costaría 23 millones de euros. 

Se trata de una primera red en esta localidad marmenorense que tendría ese coste si se hace completa, según el consejero  de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga. Incluye varias zonas de captación de aguas a través de parques inundables y otras áreas de retención, de acumulación de aguas. Eso mismo se podría hacer en Los Alcázares, Los Urrutias, Los Nietos, San Pedro del Pinatar e incluso en otras localidades de la Región.

A partir de ahí es muy fácil, según el consejero, desarrollar proyectos de ejecución concretos, en función de la disponibilidad económica. “Podríamos gastar todo lo que nos dieran”, añade.

La rectora de la UPCT, Beatriz Miguel, ha destacado que hay otras líneas de actuación en las la universidad está involucrada como la energía fotovoltaica y el urbanismo sostenible. “Como estamos viendo en la pandemia, al final formamos parte de un entorno natural. Nuestras ciudades se han alejado en ciertos momentos. Por tanto, volver a soluciones en la que nuestras plazas, nuestras rotondas, nuestras calles puedan combinar esa naturaleza con una la solución  para prevenir los daños de posibles inundaciones  es un avance”. Beatriz Miguel ha indicado que ahora es necesario encontrar financiación. “Esperemos que con los fondos de recuperación que van a llegar a la Región podamos avanzar en esta línea”, ha apostillado.

Las lluvias más recientes, las de de septiembre y diciembre de 2019 y las de enero de 2020 volvieron a poner de manifiesto los daños producidos en estos entornos urbanos. Entre 2005 y 2019 las indemnizaciones pagadas por el Consorcio de Compensación de Seguros superaron los 180 millones de euros en el litoral de la Región de Murcia.

Los trabajos se han realizado a través de un contrato de prestación de servicios entre la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y la UPCT, regulado en el artículo 83 de la LOU (Ley Orgánica de Universidades). El presupuesto asciende a 15.000 euros. Lo ha desarrollando el Laboratorio de Investigación Urbana de la UPCT, formado por un equipo multidisciplinar que integra profesores de Arquitectura, Agrónomos, Caminos y Minas.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA