Una nueva herramienta de inteligencia artificial permitirá la contabilidad rápida del capital natural

Las Naciones Unidas y el Centro vasco para el cambio climático (BC3) lanzaron una innovadora herramienta de inteligencia artificial que hará posible medir las contribuciones de la naturaleza a la prosperidad y el bienestar económico


804

Las Naciones Unidas y el Centro vasco para el cambio climático (BC3)  lanzaron una innovadora herramienta de inteligencia artificial que hará posible medir las contribuciones de la naturaleza a la prosperidad y el bienestar económico.

Desarrollada por la División de Estadística del Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de las Naciones Unidas (UN DESA), el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y BC3, la nueva aplicación puede acelerar enormemente la implementación del nuevo estándar del Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica (SEEA) adoptado por la Comisión de Estadística de la ONU el mes pasado.

La herramienta, llamada ARIES for SEEA debido a que utiliza la plataforma de inteligencia artificial para el medio ambiente y la sostenibilidad (ARIES, por sus siglas en inglés), es fácil de usar, y hará posible, por primera vez, una contabilidad de los ecosistemas rápida y estandarizada pero personalizable en cualquier lugar de la Tierra.

“ARIES for SEEA cambia las reglas del juego, ya que permite a los países iniciar la compilación de las cuentas a partir de fuentes de datos globales, las cuales pueden refinar con datos, parámetros y modelos nacionales”, enfatizó Stefan Schweinfest, director de la División de Estadística.

La contabilidad de los ecosistemas que produzcan los países incorporará la extensión, la condición y los servicios que brindan, por ejemplo, los bosques o humedales, y la presentará en forma de cuentas e indicadores físicos y monetarios.

La adopción de esta contabilidad ha sido anunciada como un paso histórico hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y para ir más allá del PIB en el seguimiento del progreso global.

“El explorador ARIES for SEEA brindará a los países una herramienta muy necesaria para avanzar hacia los ODS y el monitoreo del Marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020. Su amplia accesibilidad garantizará que ningún país se quede atrás en la contabilidad de los ecosistemas”, dijo Bert Kroese, director adjunto de Estadísticas de los Países Bajos y presidente del Comité de Contabilidad Ambiental y Económica de las Naciones Unidas.

“Mejores medidas de la naturaleza contribuirán a mejores políticas para salvar nuestro planeta”, añadió Risenga Maluleke, director general de Estadísticas de Sudáfrica y presidente del Comité de Expertos de la ONU en Big Data y Ciencia de Datos para las estadísticas oficiales.

Construir sistemas económicos que valoren la naturaleza como una fuente de bienestar humano, salud ambiental y prosperidad económica en el mundo posterior a la COVID-19 es esencial, según Susan Gardner, directora de la División de Ecosistemas del PNUMA.

“Contar con tecnología que incorpore e integre los últimos datos, modelos y conocimientos de las contribuciones de la naturaleza mediante la contabilidad del capital natural facilitará la toma de decisiones positivas y bien informadas sobre la naturaleza por parte de empresas y gobiernos, e impulsará acciones tangibles sobre la pérdida de biodiversidad y el cambio climático y un futuro sostenible para todos”, dijo Gardner.

La nueva plataforma podría conducir a una mayor colaboración. Ferdinando Villa, profesor de Ikerbasque e investigador principal de la plataforma ARIES en BC3, agregó: “Existe una creciente demanda mundial de gestión sostenible de nuestros recursos naturales y, para atenderla, los científicos y los responsables de la toma de decisiones deben colaborar cada vez más. Las herramientas basadas en la inteligencia artificial hacen realidad la integración abierta y la reutilización del conocimiento por parte de ambos”.

La aplicación ARIES for SEEA está disponible en la Plataforma Global de las Naciones Unidas, un espacio en la nube que apoya la colaboración internacional entre todos los países del mundo mediante el intercambio de conocimientos científicos, datos, métodos y tecnologías.

Varios países ya han comenzado a utilizar esta nueva herramienta, que continuará expandiéndose para derivar indicadores que permitan evaluar el progreso hacia los ODS y el Marco mundial de la diversidad biológica posterior a 2020.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA