WWF analiza los riesgos financieros del cambio climático

La ONG presenta su nuevo informe 'Riesgos y oportunidades en las inversiones financieras'


219

30/11/2017

El cambio climático es un asunto crucial que debe ser abordado también desde el ángulo de la estabilidad y sostenibilidad financiera. En un mundo donde cerca de 200 países se han comprometido en el Acuerdo de París a limitar el aumento de temperatura muy por debajo de 2ºC, no tiene sentido seguir invirtiendo en combustibles fósiles, cuyas emisiones son las principales responsables del cambio climático. WWF pide un cambio en los mercados financieros hacia activos con menos riesgo y más sostenibles, algo que no solo redundará en beneficio del planeta, sino también de los propios inversores. Para lograrlo, la organización exige al Gobierno que incorpore este cambio en la ley de cambio climático y transición energética que se está elaborando y recuerda a los líderes del sistema financiero la urgencia de incorporar la variable clima en sus estrategias, junto a una mayor transparencia en el destino de las inversiones.

WWF ha realizado un encuentro multidisciplinar con expertos del sector financiero y con el Gobierno para sensibilizar a los actores clave sobre la necesidad de alinear su cartera de inversiones con el escenario de menos de 2ºC comprometido en el Acuerdo de Paris, para dar a conocer las recomendaciones para el sector financiero recogidas en el informe “Riesgos y oportunidades en las inversiones financieras” y generar debate sobre el papel del sector financiero en la lucha contra el cambio climático, todo ello enmarcado en el contexto de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Entre las recomendaciones que hace WWF a los inversores se encuentra realizar un diagnóstico que evalúe el impacto climático en las carteras de inversión, adecuar los procedimientos de inversión integrando la variable clima, aumentar la transparencia y definir un tipo de informe público conforme a las recomendaciones del Grupo de Trabajo para la Divulgación de Información Financiera del G20 y las regulaciones europeas en la materia, así como participar en la coaliciones de inversores por el clima.

En la actualidad, ya contamos con importantes ejemplos de fondos que han abandonado los combustibles fósiles. En el sector público, el fondo soberano noruego – el mayor del mundo –  y el banco central de Noruega han pedido permiso a su gobierno para desinvertir en petróleo y gas, y antes ya habían abandonado las inversiones en carbón.

Desde WWF pedimos un abandono de los combustibles fósiles y una apuesta firme por las renovables. Es urgente una transformación en los mercados financieros para cambiar la tendencia actual y reducir las inversiones con alto contenido en carbono que llegan hasta el 25% del total de valores negociados en las bolsas europeas, de las cuales del 5 al 10% se destinan específicamente a sectores fósiles. El objetivo es que aumente cuanto antes la proporción de las inversiones respetuosas con el clima, que, según datos de la Comisión Europea, apenas es del 1 al 2%.

Según Raquel García Monzón, Técnico de energía de WWF España: “Los inversores deben darse cuenta de que lo que hoy es rentable no lo será en apenas 10 o 20 años por los efectos físicos del cambio climático, así como los impactos regulatorios que una economía baja en carbono presenta para las inversiones en combustibles fósiles”. Estas amenazas ya están teniendo un impacto en el sistema económico, y será mayor cuanto más nos acerquemos al umbral de los 2ºC”. Y concluye: “Por ello, cuanto antes se descarbonice la economía, menos costará evitar superar los 2ºC y cumplir con el Acuerdo de París”.

Tags: WWF.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.