"El desarrollo económico no está reñido con el desarrollo sostenible. Tienen que ir de la mano"

El Palacio de Congresos Kursaal acoge una jornada con casos de diferentes países y de empresas que han sabido transformarse hacia modelos de negocio basados en la bioeconomía forestal


839


Bajo el título ‘Bioeconomía en Euskadi: retos y oportunidades’, Donostia-San Sebastián acoge hoy una jornada en la que el Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco presenta la producción de recursos biológicos renovables y su conversión en productos de valor añadido como un objetivo para los próximos años en Euskadi.

Arantxa Tapia, consejera de Desarrollo Económico del Gobierno Vasco ha inaugurado el evento, haciendo hincapié los retos a los que se enfrenta Euskadi y el papel de la bioeconomía forestal para hacerles frente: “La globalización conlleva importantes cambios demográficos y económicos, el cambio climático y la degradación del medio ambiente. La bioeconomía forestal ofrece una oportunidad para dar respuesta a los retos que plantea el modelo actual. Tenemos que seguir buscando alternativas a lo que hoy se hace con derivados del petróleo como los plásticos y los textiles, con el cemento o el acero”.

Según Tapia, “la cadena de valor forestal -madera del futuro tendrá que aportar soluciones para sus sectores económicos punteros como son la automoción, la aeronáutica, la química verde, la construcción, pero también la salud. Esto va a requerir un esfuerzo renovado de investigación y desarrollo trans-sectorial y de incrementar las conexiones entre sectores”.

La transición hacia la bioeconomía en países como Finlandia o Alemania es ya una realidad. En Europa, ya emplea a más de 18,6 millones de personas  y supone un 13% del PIB. Tapia ha recordado que Euskadi cuenta con los elementos necesarios para acometer con garantías esa transición: “El 55% de nuestra superficie está arbolada, el sector forestal representa el 1,53% del PIB de Euskadi y da trabajo a casi 20.000 personas. Tenemos la capacidad de movilizar y transformar esa madera, solo nos falta generar un nuevo portafolio de productos”.

La jornada ha servido como punto de encuentro para diferentes agentes de la economía vasca, como empresas de la cadena valor forestal -madera, de química verde, centros tecnológicos diversos, universidades y clústers que han podido escuchar experiencias externas que pueden servir de inspiración para acometer la transición hacia la bioeconomía forestal .

El evento, que se ha celebrado en el Palacio Kursaal, ha contado con la presencia de ponentes de prestigio internacional y expertos en bioeconomía que han expuesto sus experiencias y aportado su visión sobre las oportunidades que una región como Euskadi tiene para transformar su economía. También ha permitido conocer casos de diferentes países  y de empresas que han sabido orientarse hacia nuevos modelos de negocio basados en la bioeconomía forestal .

Entre los ponentes ha destacado Esko Aho, primer ministro de Finlandia entre 1991 y 1995 y actual asesor estratégico de European Forest Institute (EFI) de Finlandia, que ha explicado la situación actual de la bioeconomía en Europa y los retos y elementos clave para su implantación.

Inazio Martínez de Arano, director de la oficina de EFI para el Mediterráneo, presentará del estudio ‘Bioeconomía en el Sur de Europa’, realizado bajo petición del Gobierno Vasco, que ofrece conclusiones muy interesantes sobre las oportunidades de Euskadi para transformarse hacia un modelo económico distinto al actual.

Christian Patermann, considerado uno de los gurús a nivel mundial de la bioeconomía y actualmente asesor del gobierno alemán sobre la materia, ha detallado el modo en que  Alemania ha realizado la transición hacia la bioeconomía y cómo están logrando crear nuevos productos y alternativas para el mercado basadas en madera, una materia prima biológica y sostenible y muy abundante en su país. Patermann, además, ha proporcionado las claves para conectar diversas industrias: las generadoras de materia prima y las usuarias finales (automoción, aeronáutica, textiles…), con especial énfasis en la necesidad de innovar y de aportar nuevas soluciones tecnológicas.

En el encuentro se han podido conocer las sinergias entre el sector forestal , del automóvil y químico en Alemania de la mano de Matthias Zscheile, del Cluster de Bioeconomía de Alemania, así como las implicaciones sociales de los cambios que la bioeconomía implica, que ha expuesto Pasi Rikkonen, director del programa de Investigación sobre Biosociedad de Luke (Finlandia).

La parte más práctica de la jornada ha sido una mesa redonda con experiencias de empresas cuya actividad está relacionada con la bioeconomía, con temas tan variados como biotextiles sostenibles (Lenzing, Austria) o construcciones sostenibles (Ekinn/Ekoinnovating, España). La mesa también ha contado con la participación de un representante de Joensuu Science Park (Finlandia), que ha planteado cómo ayudan a las start-ups para orientarse hacia la bioeconomía.

La jornada organizada por NEIKER-Tecnalia y European Forest Institute, con la colaboración de la Asociación de la Madera de Euskadi BaskEgur, Hazi y la Unión de Silvicultores del Sur de Europa (USSE), ha contado con la participación de representantes de la esfera política, empresarial, investigación, clusters, asociaciones de la madera y de la universidad.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.