El observatorio IMEO impulsará la acción en la reducción de las emisiones de metano

El observatorio, presentado por Naciones Unidas y Unión Europea en la Cumbre del G20, mejorará la precisión de los informes y la transparencia pública de las emisiones antropogénicas de metano


606

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), con el apoyo de la Unión Europea, presentó un nuevo observatorio para impulsar la acción en la reducción de las emisiones de metano, un potente gas de efecto invernadero responsable de al menos una cuarta parte del calentamiento climático actual.

El Observatorio Internacional de Emisiones de Metano (IMEO) se presentó en la Cumbre del G20, en vísperas de la última ronda de conversaciones sobre el cambio climático de la COP26, en Glasgow.

El IMEO mejorará la precisión de los informes y la transparencia pública de las emisiones antropogénicas de metano. El IMEO se centrará inicialmente en las emisiones de metano del sector de los combustibles fósiles, y luego se ampliará a otros importantes sectores emisores como la agricultura y los residuos.

La Evaluación Mundial del Metano del PNUMA-CCAC, publicada recientemente, afirma que las reducciones sin costo o de bajo coste neto podrían reducir casi a la mitad las emisiones antropogénicas de metano y que las medidas probadas podrían evitar un aumento de 0,28 grados centígrados, en el aumento previsto de la temperatura media del planeta para 2050.

El IMEO proporcionará los medios para priorizar las acciones y supervisar los compromisos asumidos por los gobiernos en el Compromiso Global del Metano, un esfuerzo de más de treinta países, liderado por Estados Unidos y la UE, para reducir las emisiones de metano en un 30% para 2030.

 

Metano: más de 80 veces más potente que el CO2

Para seguir en la senda de alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el cambio climático a 1,5°C, el mundo necesita reducir casi a la mitad las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030. El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático señala que, para que el mundo alcance el objetivo de no incrementar la temperatura promedio en más de 1,5°C, hay que lograr una reducción significativa de las emisiones de metano en ese plazo.

"Tal y como ha destacado el IPCC, si el mundo quiere evitar los peores efectos del cambio climático, debemos reducir las emisiones de metano de la industria de los combustibles fósiles. Pero esto no es una exención: las reducciones de metano deben ir de la mano con las acciones para descarbonizar el sistema energético para limitar el calentamiento a 1,5°C, como se pide en el Acuerdo de París", lo anterior fue dicho por Inger Andersen, director ejecutivo del PNUMA.

El metano liberado directamente a la atmósfera es más de 80 veces más potente que el CO2 en un periodo de 20 años. Sin embargo, como la vida atmosférica del metano es relativamente corta (10 a 12 años), las acciones para reducir las emisiones de metano pueden producir la reducción inmediata de la tasa de calentamiento, a la vez que aportan beneficios a la calidad del aire.

"El metano ha sido responsable de aproximadamente el 30% del calentamiento global desde la época preindustrial, y hoy sus emisiones están aumentando más rápidamente que en cualquier otro momento desde que se empezaron a llevar registros en la década de los ochenta. Los sistemas actuales no permiten determinar con suficiente precisión en dónde se producen las emisiones en todo el mundo y en qué volúmenes. Una vez que se disponga de mejores datos, los países podrán tomar medidas más orientadas y rápidas. En la UE propondremos este año una legislación pionera para reducir las emisiones de metano. Esto incluye la detección y reparación obligatoria de fugas, así como la limitación del venteo y la quema en antorcha”, declaró el comisario de energía de la UE, Kari Simson.

La industria de los combustibles fósiles es responsable de un tercio de las emisiones antropogénicas y es el sector con mayor potencial de reducción. El metano desperdiciado, que es el principal componente del gas natural, es una valiosa fuente de energía que podría utilizarse para alimentar centrales eléctricas u hogares.

 

IMEO: una entidad independiente y de confianza

El observatorio producirá un conjunto de datos públicos globales sobre las emisiones de metano verificadas empíricamente, iniciando por el sector de los combustibles fósiles, con un nivel creciente de granularidad y precisión mediante la integración de datos procedentes principalmente de cuatro canales de información: reportes de la Oil and Gas Methane Partnership 2.0 (OGMP 2.0, por sus siglas en inglés), datos de mediciones directas de estudios científicos, datos de teledetección e inventarios nacionales. Esto permitirá al IMEO comprometer a empresas y gobiernos de todo el mundo a utilizar estos datos para orientar las acciones estratégicas de mitigación y apoyar las opciones políticas con base científica.

Para este esfuerzo son fundamentales los datos colectados a través de OGMP 2.0, lanzado en noviembre de 2020 en el marco de la Coalición por el Clima y el Aire Limpio. La OGMP 2.0 es el único referente integral basado en mediciones para el sector del petróleo y el gas, y sus 74 empresas asociadas representan a muchos de los operadores más grandes del mundo en toda la cadena de valor, con activos que representan más del 30% de toda la producción de petróleo y gas.

 

IMEO: primer informe anual

En un informe publicado con motivo del lanzamiento, el IMEO expuso su Teoría del Cambio, en cuyo centro se encuentra la necesidad de que una entidad independiente y de confianza, integre estas múltiples fuentes de datos heterogéneos en un conjunto de datos coherente y relevante para el diseño de políticas. El informe también incluye el análisis de los primeros informes presentados por las empresas miembros del OGMP 2.0. Durante este primer año, la mayoría de las empresas hicieron un gran esfuerzo en la presentación de informes y trazaron ambiciosos objetivos de reducción para 2025. De las 55 empresas que fijaron objetivos, 30 cumplen o superan los objetivos recomendados de reducción del 45% del volumen total de emisiones o de lograr un índice de intensidad de metano cercano a cero, y 51 han presentado planes que permiten confiar en que la precisión de sus datos reportados incrementará en los próximos 3-5 años.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA