El reciclaje de plástico, clave para un futuro circular

Por Óscar Hernández, gerente de la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico (Anarpla)


987

El 17 de mayo celebramos por vigesimosexta vez el Día Mundial del Reciclado que se celebró por primera vez en 1994 y a la par nacía la Asociación Nacional de Recicladores de Plástico ANARPLA que este año celebra su vigesimoquinto aniversario. Pero, lo cierto es que en nuestro país existen empresas recicladoras de plástico con más de 40 años de experiencia.

Sí echamos la vista atrás podemos ver la transformación y profesionalización radical de nuestro sector.

En 1994 el sector estaba compuesto por 108 empresas con una capacidad total de tratamiento de 242.028 toneladas, mientras que hoy el sector está compuesto por 136 empresas que tratan 1.024.837 toneladas de residuos plásticos al año.

El perfil típico de las empresas en 1994 era el de una empresa familiar con dos directivos, dos encargados, dos administrativos y trece operarios de producción. Hoy con la profesionalización de las empresas de reciclado de plásticos el parecido será casualidad. La producción y el trabajo más duro, físicamente hablando, ha ido dejando lugar a un conglomerado de máquinas compuestas por separadores ópticos, trómeles, lavaderos de última generación y cintas transportadoras, Además, con el aumento del tamaño de las empresas se ha creado empleo cualificado en las áreas de exportación-importación, facturación, comercial, logística, laboratorio y depuración de aguas. Hoy el sector crea 4.000 puestos de trabajo directos.

 

Los laboratorios en las plantas de reciclado son un reflejo de los actuales estándares de calidad de la materia prima reciclada. El residuo plástico pasa por una serie de procesos por los que se va purificando, limpiando y homogenizando hasta que finalmente se forma esa materia prima reciclada que puede ser usada directamente por la industria de la transformación de plásticos, sustituyendo a la materia prima virgen de origen petroquímico. Para muestra del complejo y tecnificado proceso realizado para el reciclado de los residuos plásticos, desgrano los principales pasos que permiten obtener nuevas materias primas:

I. Recepción y almacenamiento de materiales pendientes de procesar. Los materiales de distinta naturaleza o forma física, se almacenan en agrupaciones por tipos de material. (condición siempre)
II. Preparación o mejora de la clasificación de materias a procesar. Para producir reciclados de calidad por separación por materiales y/o colores y separar la presencia de impropios, la clasificación puede ser manual o automática (tecnología NIR) o una combinación de ambas. 
III. Trituración, molido o densificado, operaciones mecánicas de corte de botellas, piezas y de filmes a tamaños de 10 a 30 mm para que los materiales a procesar en el resto del proceso se puedan manipular de forma fluida por medios mecánicos o neumáticos.  (condición siempre)
IV. Lavado, densado con agua y posterior centrifugado. La gran mayoría de procesos constan de balsas de agua y agitadores enérgicos que separan las impurezas superficiales (etiquetas, suciedad externa y restos de contenido en envases), que además facilitan la separación de materiales de distinta naturaleza. (no siempre)
V. Secado y acondicionado. Suele realizarse mediante aire caliente, en algunos casos incluso aplicando vacío, y reteniendo los materiales en silos o pulmones, sea para verificación de calidad (ausencia de pequeñas partículas) o para la preparación de su envasado para expedición (por ejemplo, las escamas de PET, pueden ser utilizadas directamente para producción de lámina sin necesidad de un nuevo proceso, ya que los equipos de extrusión en lámina son de diseño distinto a los de granza. (condición siempre que exista un “Lavado con agua y posterior centrifugado” previo) 
VI. Extrusión – granceado. Son equipos complejos, en los que no solo se funde y homogeniza el triturado o densificado o film compactado, después del lavado. Disponen de equipos complementarios indispensables para la calidad final para determinadas aplicaciones. Desgasificador a vacío que absorbe restos de productos volátiles, que podrían aportar olor, y terminan de eliminar humedad residual. Filtrado del material fundido, que retiene pequeños infundidos, alguna astilla de madera u otras impurezas de pequeñas dimensiones. Corte de hilos para dar formato a la granza (aprox 3 mm). (no siempre, este proceso no se dará en el caso de triturados y escama de PET)
VII. Homogeneización y formación de lotes. Preparación para control de calidad, envasado, identificación para expedición. (condición siempre).

En este momento, nuestro sector y la sociedad en general nos encontramos en un punto de inflexión, con una demanda tradicionalmente ya acoplada a la producción de plástico reciclado que se ha visto afectada por la pandemia de COVID-19. La industria española y europea de reciclaje de plásticos está bajando su producción debido a los desarrollos actuales del mercado causados por la crisis sanitaria. Los principales problemas son la falta de demanda debido al cierre de las plantas de transformación de plásticos y las bajadas récord de precios de los plásticos vírgenes, así como la disminución de la actividad a nivel mundial.

Si la situación persiste y no se toman medidas para remediar esta situación, el reciclaje de plásticos dejará de ser rentable, lo que dificultará el logro de los objetivos de reciclaje de la UE y pondrá en peligro la transición hacia la circularidad de los plásticos. En tal caso, los residuos plásticos reciclables no tendrán otra alternativa que ser enviados a vertederos o incineración.

El daño al sector del reciclaje, además de las graves consecuencias ambientales, tendría un impacto socioeconómico de gran alcance debido a la gran cantidad de empleos en la cadena de valor de gestión de residuos.

Ante este panorama, el futuro tendrá que pasar por una reconstrucción de nuestra economía en base al Pacto Verde Europeo en el que se incluye que: “La Comisión Europea considerará requisitos legales para impulsar el mercado de materias primas secundarias con contenido reciclado obligatorio, por ejemplo, para packaging, vehículos, materiales de construcción y baterías”, y que “Las administraciones públicas, incluidas las instituciones de la UE, deben liderar con el ejemplo y asegurarse de que su adquisición sea verde. La Comisión propondrá más legislación y orientación sobre compras públicas ecológicas”; y a la Estrategia Europea para el Plástico para la transición a una economía circular donde se define el objetivo de incorporar 10 millones de toneladas de plástico reciclado en nuevos artículos, pasando de la actual demanda de plástico reciclado del 6% al 20% de la demanda total de plásticos de la UE.

Es vital incluir el reciclaje de plásticos como uno de los sectores respaldados por los planes de recuperación y que continúen implementando las medidas bajo el paraguas de la economía circular. Salvaguardar los desarrollos positivos dentro de este mercado es esencial para reducir el uso de plásticos vírgenes en Europa y, por lo tanto, para la supervivencia del mercado secundario de materias primas, así como nuevas inversiones en el sector.


Artículo publicado en número 222 Especial Reciclaje 2020

RRSS
Archivado en:
Residuos, Opinión, España
Tags
Anarpla


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.