El saneamiento es clave para controlar la propagación de enfermedades como la COVID-19

El 19 de noviembre se celebra el Día Mundial del Retrete para recordar la importancia del acceso a servicios de saneamiento gestionados de forma segura


442

Cada 19 de noviembre, Naciones Unidas celebra el Día Mundial del Retrete, que tiene como objetivo crear conciencia sobre los 4.200 millones de personas que carecen de servicios de saneamiento gestionados de forma segura. Este Día Mundial pretende concienciar de la importancia de adoptar medidas que permitan dar respuesta a la crisis de saneamiento mundial y lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6: garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para toda la población mundial en 2030.

Con motivo de este Día Mundial, el Foro de la Economía del Agua se une a estas reivindicaciones, que están perfectamente alineadas con su misión: promover un espacio independiente de reflexión y diálogo sobre el ciclo urbano del agua, de cara a abordar los diferentes desafíos que enfrenta el sector no solo en España sino a nivel mundial.

Francisco Lombardo, presidente del Foro de la Economía del Agua, destaca que “la crisis sanitaria de la COVID-19 ha venido a demostrarnos todavía más la importancia de una higiene y saneamiento adecuados para controlar la propagación de las enfermedades. Ahora más que nunca, garantizar el acceso a servicios de saneamiento seguros y eficaces es un objetivo necesario y urgente”.

 

Saneamiento sostenible y el cambio climático

El lema de este año en el Día Mundial del Retrete es “Saneamiento sostenible y cambio climático”. Los datos de la ONU señalan que las inundaciones, la sequía y el aumento del nivel del mar amenazan los sistemas de saneamiento, desde los inodoros hasta las fosas sépticas y las plantas de tratamiento.

Las inundaciones pueden contaminar los pozos utilizados para el agua potable o dañar los inodoros y esparcir los desechos humanos a las comunidades y cultivos alimentarios, causando enfermedades crónicas y mortales.

Francisco Lombardo recuerda que “garantizar la disponibilidad de agua y un saneamiento sostenible para todos es fundamental para mantener la salud de las comunidades e impulsar su desarrollo. El ODS número 6 tiene un carácter transversal, ya que está relacionado directamente con la salud, el desarrollo económico, el fin de la pobreza y la reducción de las desigualdades”.

RRSS


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA