Gipuzkoa alcanzará este año una tasa de reciclaje del 60%

En sus primeras semanas de funcionamiento, la planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB) de Zubieta ha tratado más de 600.000 kilos de fracción resto


509

17/05/2019

Con motivo del Día Internacional del Reciclaje, los responsables del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa han dado a conocer los datos del buen funcionamiento de la planta de Tratamiento Mecánico Biológico (TMB), que actualmente se encuentra en periodo de pruebas hasta su plena operatividad a comienzos de julio. El presidente del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa y diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha señalado que durante estas primeras semanas de prueba de la instalación, “la TMB ha dado tratamiento a 600 toneladas de residuo procedente de la fracción resto” y que de esa cantidad “se han recuperado 50 toneladas”. “Gipuzkoa es punta de lanza a nivel estatal en reciclaje, nuestra tasa de reciclaje se situó en 2018 en el 52,41%, y es precisamente porque hemos puesto en marcha las infraestructuras necesarias para ello”, ha señalado el responsable foral.

La TMB tiene una capacidad total de 162.000 toneladas y dará respuesta  a una media de 135.000 toneladas de fracción resto de los residuos urbanos que Gipuzkoa genera al año y recuperará entre un 8% y un 10% de los materiales reciclables que vengan mezclados (papel-cartón, envases plásticos, metales férricos, y metales no férricos). A continuación, los residuos pasarán a una planta de biosecado que reducirá su peso y su volumen y permitirá que la producción energética de la planta de valorización sea más eficiente. La previsión es reducir los residuos un 25% en peso en esta etapa.

Asimismo, con la puesta en marcha de la TMB disminuirá significativamente la fracción resto a enviar a vertedero, reduciendo los impactos medioambientales vinculados al transporte (83.000 Km de trasporte en camiones) y al no tratamiento de residuos. En el aspecto económico, se obtendrá un ahorro de 889.761 euros en el año 2019.

A este respecto, el diputado de Medio Ambiente ha manifestado que esto “situará a Gipuzkoa en una tasa de reciclaje en torno al 60%, al mismo nivel que los países más avanzados de Europa y adelantándonos una década a los objetivos marcados por la Unión Europea”.

Los estudios elaborados por la Consultoria especializada en energía, G-advisory del grupo Garrigues, y la ingeniería IDOM sobre las infraestructuras de Zubieta,  concluyen que el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa (CMG) será la primera fuente de energía renovable del territorio, producirá un 25% más de productos base para elaborar compost y reducirá en 72.000 Tn. las emisiones de CO2 del anterior sistema de gestión basado en el vertido. En este sentido, Asensio ha señalado que “el CMG posicionará a Gipuzkoa dentro de los países y regiones con mejores prácticas medioambientales en materia de residuos urbanos, con 250 puestos de trabajo creados y aportando más de 912 millones de euros a la riqueza del territorio”.

En cuanto a los impactos socio-económicos del Complejo Medio Ambiental de Gipuzkoa, el análisis realizado concluyó que el CMG ha creado 360 puestos de trabajo durante la fase de construcción; en los 32,5 años del período explotación serán 235 empleos estables, 100 directos y 135 indirectos.

Los retornos económicos serán también muy importantes; considerando únicamente las partidas más significativas se superarán los 912 millones de euros. Solo los retornos fiscales directos serán de 8,6 millones de euros anuales, que totalizan más de 289 millones en el plazo de la concesión. Los salarios de los puestos de trabajo de nueva creación se estiman en 7 millones al año y 228 millones durante el funcionamiento del Complejo; a esta cantidad hay que sumar los 10.58 millones abonados durante la construcción. Todo ello eleva el monto por este capítulo a 238.58 millones de euros. A los retornos fiscales y a los obtenidos por la vía salarial, hay que sumarles la inversión realizada por los adjudicatarios del servicio de unas infraestructuras que quedan al servicio del Gipuzkoa, en total 406,2 millones de euros.

Por otra parte, señalan que el CMG será una de las principales fuentes de generación de energía eléctrica dentro de Gipuzkoa y que reducirá significativamente la dependencia energética del territorio que actualmente es del 94%, muy por encima de la media europea y de la nacional.

Las obras del resto de infraestructuras que integran el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa se están desarrollando según el calendario inicial. La previsión es cumplir con los plazos contemplados en el proyecto y que la instalación al completo esté funcionando, tras el correspondiente periodo de pruebas, en octubre de 2019. Una vez puestas en marcha todas sus instalaciones, se prevé generar 160.000 MWh al año, energía eléctrica suficiente para abastecer las necesidades a 45.000 hogares y 130.000 personas, aproximadamente.

Con la puesta en marcha del Complejo Medioambiental en otoño de 2019, Gipuzkoa contará con las infraestructuras necesarias para gestionar de forma autónoma sus residuos sin depender de otros territorios. El nuevo sistema permitirá la gestión integral de sus residuos, con un sistema de vertido cero y sin necesidad de vertederos. 

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.