"La acreditación de AIMPLAS en ensayos de biodegradación de plásticos supone un reconocimiento internacional"

Entrevista a Eva Verdejo, Responsable de Sostenibilidad y Valorización Industrial de AIMPLAS


966


AIMPLAS ha sido el laboratorio europeo pionero en lograr una acreditación a nivel internacional para sus ensayos de biodegradabilidad en suelo, y el primero a nivel nacional para estos mismos ensayos en compost y para desintegración. ¿Qué capacidades han logrado implementar para lograr este liderazgo?

AIMPLAS ha conseguido acreditar según norma ISO/IEC 17.025 los análisis de biodegradación de materiales plásticos en compost y en suelo y los análisis de desintegración.

Este punto es muy importante por lo que supone la acreditación en sí y la dificultad especial que tienen estos análisis.

La acreditación supone un reconocimiento a nivel internacional, es un aspecto de confianza. Cuando una empresa analiza el comportamiento de sus materiales frente a su biodegradación y desintegración, los resultados van a ser aceptados en cualquier parte del mundo. Esto es importante para la empresa, para el sector y por supuesto para AIMPLAS.

La dificultad de estos análisis, independientemente de la acreditación, es muy alta. Es por esta razón por lo que no hay un gran número de centros que realicen los mismos, ni tan siquiera sin acreditación. Esto es debido a los largos plazos de los análisis (meses, llegando incluso hasta dos años en el caso del suelo), el propio trabajo con microorganismos y el gran número de parámetros que se deben controlar.

La verdad es que ha sido un trabajo muy laborioso, pero en la línea de la filosofía de AIMPLAS.

¿Por qué abordan un proceso de auditoría tan complejo y ambicioso como éste? ¿Habían detectado una demanda por parte de las empresas?

AIMPLAS lleva trabajando en bioplásticos en general, y en plásticos biodegradables en particular, desde hace muchos años. Ejemplo de esto son los numerosos proyectos relacionados con esta temática que llevamos desarrollando desde hace más de 15 años en el ámbito nacional y europeo o el Seminario Internacional de Biopolímeros y Composites Sostenibles que llevamos celebrando en AIMPLAS desde el año 2002 de forma trienal.

Con respecto a los análisis de biodegradación y desintegración veníamos desarrollándolos desde hace casi 10 años y era el momento de dar el paso hacia la acreditación.

Esta evolución va acorde con el sector. En un principio, los plásticos biodegradables parecían algo muy lejano, había que conocer qué pasaba en el mundo respecto a los mismos y traer la información a nuestro sector. Por este motivo, se hizo básico investigar sobre ellos, ver sus posibilidades y poco a poco nació la necesidad de validarlos, de ver como se comportaban en su fin de vida. En todos estos años su uso ha ido creciendo; lógicamente son una pequeña parte de la gran familia de los materiales plásticos, pero juegan un papel muy importante.

¿Confirma esta demanda una progresiva implantación de los materiales plásticos biodegradables en el mercado?

Sí, realmente hay una demanda progresiva que se ha traducido en una mayor implantación en el mercado. Como es lógico, el sector de aplicación más importante es el del envase, seguido del agrícola. Son sectores donde poder transformar al final de su vida útil un residuo plástico (muy contaminado en el primero de los casos, o muy degradado en el segundo) puede ser una opción muy atractiva.

Hay que tener en cuenta que lo que se persigue con este tipo de materiales es que al final de su vida útil se conviertan en compost o abono, valorizando así el residuo plástico.

La economía circular, la necesidad de dar a la sociedad materiales más sostenibles, hace que sea importante estudiar los materiales plásticos biodegradables como una solución complementaria a los materiales plásticos convencionales.

¿Qué tipo de empresas van a ser las que de la mano de AIMPLAS soliciten estos análisis acreditados?

Son empresas del sector del plástico y afines. Es decir, tanto fabricantes de materias primas o compounders, como empresas que transforman plástico o incluso usuarios de estos materiales plásticos como envasadores o distribuidores. Los sectores principales serán envases y agricultura, aunque también están moviéndose empresas de sectores más específicos como automoción donde el aspecto de sostenibilidad está muy presente.

Hay que señalar que nos están llegando muchas consultas y peticiones de análisis desde fuera de nuestras fronteras, lo que pone de manifiesto un carácter muy globalizado.

En un mercado globalizado, las empresas necesitan que las características de sus productos, en este caso la biodegrabilidad, sean reconocidas y aceptadas internacionalmente. Ese valor lo obtienen a través de la acreditación de los laboratorios que realizan los ensayos.

¿Con qué otros aspectos medioambientales trabajan en la actualidad?

AIMPLAS siempre intenta dar a nuestro sector el mejor servicio ajustado a sus necesidades, por lo que nos hemos ido adelantando a éstas. Uno de los puntos más importantes desde el aspecto ambiental son las denominadas ecoetiquetas.

Desde hace mucho tiempo ofrecemos asesoramiento a las empresas para ayudarles a demostrar las ventajas ambientales de sus productos.

En este sentido, el interés creciente en el etiquetado de sus productos en función del contenido en material reciclado con una ecoetiqueta tan reconocida como el Ángel Azul alemán o las ecoetiquetas de contenido en materiales renovables y las de biodegradables como las Din Certco, también alemanas, son algunos ejemplos que creo que muestran hacia dónde se mueve y con qué nivel nuestro sector.

¿Son los plásticos biodegradables la solución definitiva para garantizar la sostenibilidad medioambiental en el marco de un desarrollo industrial en el que los materiales plásticos se han convertido en irrenunciables?

Los plásticos biodegradables son una solución más encaminada a la sostenibilidad. Pero no es la única ni la mejor solución en todos los casos. Solamente si aunamos las diferentes opciones: ecodiseño, eficiencia de proceso, empleo de materiales renovables, uso de materiales biodegradables, reciclabilidad/ uso de materiales reciclados, reciclado químico y valorización energética, entre otras, podremos hablar de un sector, una producción y unos productos verdaderamente sostenibles.

Se pueden dar unas directrices generales, pero habrá que analizar caso por caso, en todo el ciclo de vida del producto y/o del proceso para hablar de qué situación o que opción es la mejor.

¿Desde la I+D+i qué otras soluciones se están llevando a cabo en línea con los criterios de economía circular?

La I+D+i nos permite adelantarnos a lo que queremos o necesitamos que sea el sector, a los productos, procesos y aplicaciones que tendrá a medio plazo.

Las líneas de I+D+i de AIMPLAS contemplan la economía circular como un principio fundamental, aplicándola como filosofía a nuestros proyectos. Tenemos una inquietud constante: ¿Cómo pueden contribuir los plásticos a la economía circular?

Partiendo de esta pregunta tan abierta nos focalizamos en diversas líneas entre las que destacaría la reciclado químico de residuos plásticos, la mejora de propiedades de materiales reciclados y búsqueda de nuevas aplicaciones, la eliminación de sustancias críticas (entre ellas las que producen olor) en materiales reciclados, la obtención de biopolímeros y aditivos a partir de residuos agrícolas, agroalimentarios o de la fracción orgánica de los residuos municipales y el ecodiseño de productos plásticos.


Sobre Eva Verdejo

Responsable del departamento de Sostenibilidad y Valorización Industrial. AIMPLAS

Licenciatura en Ciencias Químicas.
Consultor en Ingeniería y Gestión Ambiental por la Escuela de Organización Industrial de Madrid.

Estancia de alta especialización en reciclado de materiales plásticos en Fraunhoffer-IVV (Freissing, Alemania)

22 años de experiencia en el campo de los materiales plásticos, análisis, medio ambiente y valorización, incluida en el Laboratorio Físico-Mecánico, Laboratorio Químico, Departamento de Medio Ambiente, Línea de Negocio de Reciclado y Medio Ambiente y Departamento de Sostenibilidad y Valorización Industrial.

Desde hace 14 años desempeñando su trabajo en el ámbito de la sostenibilidad y la valorización de residuos.

Actividades desarrolladas: asesoramiento a empresas, formación y preparación y ejecución de proyectos en el ámbito nacional y europeo, organización y participación en jornadas y seminarios y publicaciones de artículos técnico-científicos y material divulgativo.

Experiencia docente en más de 1.500 horas en distintas tipología de cursos: Diplomas de Especialización Profesional, Máster Universitario, Especialista Universitario, Ciclo Formativo Grado Medio y Grado Superior, Reciclaje profesional, Formación abierta y Formación de postgrado, organizados por AIMPLAS y por otras entidades.

Tags: AIMPLAS.


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.