La recogida de residuos potencialmente tóxicos en Asturias aumenta un 6,6% en 2016

El servicio de recepción clasificada de desechos potencialmente tóxicos de Cogersa gestionó 37,9 millones de kilos en 2016, un 6,6% más que en el ejercicio anterior


1868

11/04/2017

La consejera de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, participó ayer en la inauguración del nuevo punto limpio de Ribadedeva, una instalación de 4.237 metros cuadrados en la que se han invertido 461.519 euros y que dará servicio a los 3.600 vecinos que suman este concejo, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja.

El punto limpio está ubicado en Llavandes, entre las localidades de Colombres y Noriega, en una parcela cedida por el Ayuntamiento. La instalación favorece la recogida separada y el posterior reciclaje de los residuos potencialmente tóxicos y de gran tamaño que se generan en la actividad doméstica y comercial y que no pueden depositarse junto al resto de la basura. Se trata, entre otros, de escombros, muebles, electrodomésticos, aparatos informáticos, restos de podas y siegas, aceites, pinturas, fluorescentes, pilas y baterías. Una vez transportados hasta las instalaciones de Cogersa, en Serín, la mayor parte se someterá a procesos de recuperación.

Belén Fernández ha destacado que los puntos limpios permiten aumentar los niveles de reciclaje y evitan el vertido incontrolado de residuos al medio natural, por lo que mejoran notablemente la gestión ambiental de las áreas en las que se implantan.

El servicio de recepción clasificada de desechos potencialmente tóxicos y voluminosos que ofrece Cogersa en colaboración con los ayuntamientos alcanzó en 2016 los 37.966.572 kilos, un 6,6% más que el año anterior, cuando se recibieron 35.624.744, tanto en los puntos limpios fijos como en las áreas de voluminosos y en el punto limpio móvil. Casi la mitad de estos residuos fueron escombros de pequeñas obras, seguidos de restos vegetales (podas y siegas), cuyo destino es la planta de compostaje, muebles, maderas, aparatos eléctricos y electrónicos, plásticos de gran tamaño (procedentes en su mayoría de las explotaciones ganaderas) y chatarras.

Los productos del hogar cuyos componentes son potencialmente tóxicos o contaminantes (pinturas, restos de aceite de motor, disolventes, baterías y fluorescentes) se depositan también en esta red y en el camión que recorre 20 concejos rurales. El año pasado se recibieron 193.521 kilos, un 52% más que el anterior.

Desde mediados de 2014, Cogersa presta también el servicio de recogida clasificada de residuos tóxicos, electrodomésticos y similares por medio del punto limpio móvil, un camión especialmente equipado que llega una vez al mes a los concejos más alejados de la zona urbana. Este vehículo recogió en 2016 23.062 kilos, un 20% más que en 2015.

Red de recogida separada de residuos especiales

Cogersa trabaja en colaboración con los ayuntamientos para ampliar a toda Asturias el servicio de recogida selectiva de residuos municipales potencialmente contaminantes y voluminosos, que hoy se presta a través de los 13 puntos limpios que el consorcio gestiona directamente. En concreto, están ubicados en el polígono del Espíritu Santo (Oviedo), en el de Río Pinto, en Jarrio (Coaña), en el de Riaño II (Frieres, Langreo), en Salas, en el polígono de La Cardosa (Grado), que también presta servicio a Las Regueras; en Poo de Llanes, en la estación de transferencia de Mieres, en Sariego (que también da servicio a Nava), en La Rasa de Villaviciosa -cuyo uso es compartido con Colunga y Caravia-, en el polígono de Barres (Castropol), de uso compartido con Tapia de Casariego y Vegadeo; en Carreño, en Ribadesella y en Ribadedeva (con Peñamellera Alta y Peñamellera Baja). Actualmente está en obras el de Tineo y se está contratando la construcción de los de Piloña y Cangas del Narcea, además de la mejora del de Mieres.

En el caso de Gijón, el consorcio se hace cargo de la atención del centro de La Calzada, mientras que la empresa municipal Emulsa hace lo propio con las instalaciones de Roces, Tremañes y Somió. En Avilés, el Ayuntamiento atiende las instalaciones de Los Canapés y la calle Fuero. Además, Cogersa tiene en marcha diez puntos de acopio de voluminosos en Boal, Degaña, Grandas de Salime, Ibias, Pesoz, San Martín de Oscos, Somiedo, Taramundi, Santa Eulalia de Oscos y Villanueva de Oscos. 

Actuaciones de abastecimiento y saneamiento

Por otra parte, durante la visita a Ribadedeva, la consejera ha anunciado que su departamento ejecutará dos obras en el municipio en el segundo semestre del año: la renovación del abastecimiento a la playa de La Franca, dotada con 55.000 euros, y la creación de un nuevo depósito en Andinas, con una inversión de 200.000, que incluirá también la sustitución de conducciones en varias localidades. Ambas actuaciones están recogidas en la ley de crédito extraordinario aprobada el pasado viernes en la Junta General del Principado.

Belén Fernández también ha visitado la depuradora de La Franca para conocer de primera mano la experiencia de I+D+i que se está implantando, dirigida a la eliminación de nutrientes, nitrógeno y fósforo, y a la experimentación con filtros verdes. Este sistema de depuración consiste en la plantación de árboles y arbustos en diferentes parcelas que se riegan con aguas residuales, eliminando los nutrientes a través de mecanismos físicos, químicos y biológicos por la acción conjunta de los microrganismos del suelo y las plantas, que incorporan esos nutrientes a su biomasa viva. Este modelo podría ofrecer una solución viable para la depuración en núcleos de población de pequeño tamaño, como alternativa a las tecnologías de tratamiento tradicional.

Además de su bajo coste, los filtros verdes ofrecen otras ventajas como la producción de biomasa, la captura de dióxido de carbono o un impacto visual positivo.

Tags: .


RECIBE NOTICIAS COMO ESTA EN TU CORREO


EN PORTADA

Este sitio utiliza cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración del navegador, usted está de acuerdo con nuestra política de cookies.